Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes
Diseño

Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes

Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

19 de julio, 2017

Diseño Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes
Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

19 de julio, 2017




¿Sabías que tus tatuajes podrían devenir en cirrosis y cáncer de hígado?


Lávate con jabón neutro, no te quites las costras, ponte alguna crema para que no se irrite tu piel... ¿Conoces estas especificaciones? Sí, son todas las que un tatuador te dice después e incluso antes de tatuarte. Es su deber advertirte sobre los riesgos y contratiempos que conlleva tener alguna de estas marcas adornando tu piel, incluso los artistas que apenas se inician en esta disciplina entienden la importancia de advertir a sus clientes.


Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes 1

 

Todo esto lo dicen con el fin de asegurar nuestro bienestar y conformidad con el resultado final; además, es un protocolo obligatorio en cualquier estudio. Sin embargo, hay cosas que no todos los tatuadores te dicen; es por eso que incluso antes de que decidas hacerte tu primer tatuaje debes reunir toda la información para conocer las consecuencias de salud que un diseño de tinta en tu dermis puede tener.


Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes 2

 


Incluso cuando un procedimiento de este tipo se realiza bajo las normas más estrictas de sanidad, existen virus tan resistentes que son capaces de sobrevivir a algunos de los métodos de esterilización más comunes. Una de estas cepas es la de la hepatitis tipo C, enfermedad que actualmente tiene preocupado a gran parte del sector salud en nuestro país.


 

Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes 3


Si bien hace algunos años –con la llegada de los métodos sanguíneos de detección oportuna– disminuyó considerablemente el contagio de hepatitis C, el cual surgía la mayoría de las veces después de una transfusión. Ahora, con el reciente boom que han tenido los tatuajes, el número de pacientes con esta enfermedad ha vuelto a incrementar con una rapidez alarmante.


Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes 4

 

La doctora Margarita Dehesa Violante, miembro activo de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, asegura que a pesar de no manifestarse de una manera inmediata, el virus de la hepatitis C puede tardar cerca de 20 años en desarrollarse sin ninguna complicación importante. No obstante, después de este tiempo los síntomas de la enfermedad son tan agresivos que ya no queda mucho por hacer, pues pueden devenir en cirrosis y cáncer de hígado.

 

Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes 5


Aunque si se detecta a tiempo, las personas infectadas con este virus tienen altas probabilidades de curarse con un medicamento libre de interferón, el cual actúa en el cuerpo de doce a veinticuatro semanas. Quienes se someten a este tratamiento, dependiendo de las condiciones en que se encuentren, pueden ser parte del 97 % de personas que logran vencer a la enfermedad. Sin embargo, ante esta esperanza aparece uno de los obstáculos más grandes para llegar a una cura: la cuestión económica, ya que cada uno de estos tratamientos tiene un precio que incluso puede llegar al medio millón de pesos, dependiendo de la marca que lo proporcione.


Riesgos desconocidos para los amantes de los tatuajes 6

 

Por ello, la doctora recomienda que quienes se han realizado tatuajes en condiciones insalubres o quienes duden del proceso de esterilización al que fueron sometidos los instrumentos de su tatuador, se realicen un examen para descartar que sean portadores del virus. Sólo de esta manera se puede determinar si existe algún tipo de contagio; mismo que detectado a tiempo puede ser curado por medio de un tratamiento. Todo con el fin de evitar contraer una enfermedad mayor como las que la Secretaría de Salud está tratando de erradicar.


**


Agradecimientos a la doctora Margarita Dehesa Violante por permitirnos realizar la entrevista para este artículo.

*
Referencias

Fund Hepa




Referencias: