NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

50 diseños de tatuajes geométricos que nunca pasarán de moda

6 de marzo de 2018

Carolina Romero

Estos trazos te darán la sensación de armonía y perfección en tu piel.



Tus profesores te vieron la cara. Después de salir de la escuela, ¿cuándo has usado una escuadra, cartabón, transportador o un compás? A menos que te dediques a alguna disciplina donde el juego de geometría sea imprescindible, no andas por la vida cargando estas herramientas transparentes.


Quizá ya olvidaste para qué era cada uno, a lo mejor ni siquiera sabrías identificarlos del todo. Sin embargo, es fácil que recuerdes la sensación que te producían al ayudarte a hacer figuras exactas sobre un papel en blanco.


Lo quieras o no, las figuras geométricas nos producen un placer natural indescifrable; hacen que pensemos por un momento que tenemos las cosas bajo control, que somos dueños de lo que sucede en el mundo y de tener en nuestras manos algo perfecto. ¿Y si pudieras llevar esa sensación en la piel? Con estas ideas, puedes.


-

Aves, para reafirmar tu libertad



Estos trazos minimalistas te recordarán lo importante que es dejar tu espíritu volar. Nunca quedarte en un sitio donde no te sientes bien.


-

Árboles, para nunca olvidar de dónde vienes



Estar asentado en tierra firme; saber que todo puede cambiar alrededor, pero siempre tendrás presente quién eres tú.


-

Frutos, para saborear la dulzura de la vida



Divertidos, coloridos y jugosos, estos frutos te recordaran que la vida es dulce y hay que aprender a saborearla de a poco. Te dará felicidad sólo de verlos.


-

Flechas, para no detenerte hasta conseguir lo que quieres



Sin importar qué tan difícil pueda ser tu camino, estas flechas te mostrarán la ruta hacia donde quieres llegar.


-

Figuras abstractas, para desafiar tu inteligencia



El tiempo, el destino, la vida y la muerte; los diseños abstractos pueden recordarte las preguntas esenciales que tu espíritu busca resolver para que nunca pierdas de vista lo esencial.


-

Cuadrados, para encontrar el equilibrio en la simpleza



Simple y claro: los cuadrados y rectángulos son una manera de marcar la piel de manera objetiva. El equilibrio se encuentra en lo básico.


-

Animales, para recordar tu instinto salvaje



Fiereza, entrega y voluntad. El instinto animal se revela desde nuestro interior para salir y mostrar las garras cuando sea necesario.


-

Triángulos, para no olvidar que eres único



Sales de lo establecido, no eres como los demás. Los triángulos son una manera de recordar que, aunque todo parezca cuadrado, monótono y ordinario, tú eres capaz de hacer que todo sea distinto.


-

Rombos, para entender que la felicidad comienza en ti mismo



Toda la felicidad nace de ti. Podrás tener ángulos que se extiendan a tu alrededor, pero lo más importante lo conserva tu corazón. Los rombos son un pretexto para recordarlo.


-

Flores, para recordar que estás vivo



Hermosas rosas explotan ante la rigidez de las formas geométricas. Es una manera de saber que el impulso de vida siempre lo supera todo. Es una manera de no olvidar que estás vivo.


*

¿Verdad que son increíbles? Con ellos podrás tener un hermoso diseño sobre tu cuerpo mientras recuerdas con nostalgia esa sensación de perfección y armonía que alguna vez sentiste. Son la oportunidad única para conectar tu espíritu, tu cuerpo y el cosmos; todo en perfecta sintonía.


TAGS: Ideas para tatuajes Tatuajes diseños de tatuajes
REFERENCIAS:

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS