El equilibrio entre el hombre y la máquina
Diseño

El equilibrio entre el hombre y la máquina

Avatar of Lucia

Por: Lucia

30 de marzo, 2013

Diseño El equilibrio entre el hombre y la máquina
Avatar of Lucia

Por: Lucia

30 de marzo, 2013

La lucha entre el hombre y la máquina, la razón y la imaginación, la realidad y la ficción: mundos en lo que se combina una nostalgia por una época dorada de descubrimientos, elegancia, invenciones y creatividad. Entre la ciencia ficción y la historia se ha desarrollado una subcultura que muestra las posibilidades de un mundo alterno que, de cierta forma, se quedó atrapado en la historia, pero permanece vigente en la mente y vida de muchos, el steampunk.


Captura de pantalla 2013-03-30 a las 11.42.32
 

Más allá de ser una moda pasajera, el steampunk se transforma, cada día más, en una corriente creativa, una subcultura dentro de la moda, el arte y la arquitectura.

 

Inspirado en la Era Victoriana Inglesa del siglo XIX o el estilo Wild West Americano, en ésta se reconoce a las máquinas de vapor y la industria como posibles salvadores de la raza humana en un ambiente post-apocalíptico. Su estilo es contradictorio y sin embargo se complementa a la perfección, ofreciendo una visión de armas retro-futuras, inspiradas en dibujos y bocetos de artefactos imaginados por Julio Verne, Leonardo Da Vinci,  H.G. Wells, Mary Shelley o autores más recientes como Phillip Paullman, Scott Westerfeld o China Miéville.

 Captura de pantalla 2013-03-30 a las 11.41.44


El término, relativamente nuevo, comenzó a emplearse a finales de los 80, sin embargo los diseños y la estética de steampunk han estado presentes en la imaginación e incluso espacios físicos desde décadas atrás.

 El diseño en el steampunk se deriva de un equilibrio entre forma y función, lo que le permite ser una herramienta estética, uniendo el arte con la industria e ingeniería, en el que el diseño y los detalles ocupan un lugar importante, además de la funcionalidad.

 
Captura de pantalla 2013-03-30 a las 11.40.36


Debido a su creciente popularidad, dicho movimiento se ha transformado en una subcultura, a veces descrita como Neo-victoriana en la que se combina el estilo de aquella época con las actividades y tecnologías actuales.  El término de subcultura fue discutido el año pasado durante la convención Comikaze Expo de Stan Lee, donde un grupo de entusiastas del steampunk, entre los que se hallaban Veronique Chevallier Pop Hadyn, y el colectivo League of STEAM,  sugirieron que el movimiento se estaba transformando en una supercultura, debido a su capacidad de inclusión e interacción con otras subculturas y fandoms como: el cyberpunk, el goth, la ciencia ficción, el surrealismo, tecnología militar, entre otros.

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/Captura-de-pantalla-2013-03-30-a-las-11.37.34.png https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/Captura-de-pantalla-2013-03-30-a-las-11.38.14.png https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/Captura-de-pantalla-2013-03-30-a-las-11.49.59.png https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/Captura-de-pantalla-2013-03-30-a-las-11.37.55.png https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/Captura-de-pantalla-2013-03-30-a-las-11.38.48.png https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/Captura-de-pantalla-2013-03-30-a-las-11.39.21.png


Para conocer más a fondo este “estilo de vida” es importante interactuar en convenciones que se distinguen por la variedad de actividades que desarrollan desde talleres de diseño hasta la manufacturación de artefactos, presentación de líneas de moda y música, talleres de etiqueta y comportamiento de la época victoriana, proyección de cintas y series de TV que manejan el concepto steampunk y mesas redondas en las que se discuten obras literarias tanto de ficción como archivos reales de los grandes inventores de la humanidad.

 Captura de pantalla 2013-03-30 a las 11.47.09


Para muchos, el steampunk refleja el optimismo en el potencial creativo y constructivo del humano, así como un deseo y nostalgia por un estilo de vida más organizado y preocupado por el detalle y el arte en general. Una resolución y esperanza en la que el hombre vuelve a dominar a la máquina y no ésta a él, como parece estar sucediendo en la actualidad.


Referencias: