Diseño

"El polvo de los antepasados", novela gráfica de día de muertos

Diseño "El polvo de los antepasados", novela gráfica de día de muertos

El dibujante berlinés Felix Pestemer siempre se había sentido fascinado por la tenebrosa y colorida tradición mexicana que gira en torno a la celebración de día de muertos, una atracción que ha plasmado en el cómic: El polvo de los antepasados, donde rinde un homenaje a los pintores muralistas latinoamericanos. 

 

El autor, de 36 años, que realizó estudios de ilustración en Barcelona; es un recién llegado al mundo del cómic, pues esta obra, pensada inicialmente como un proyecto visual, se convirtió por encargo en una novela gráfica.

 

 

En El polvo de los antepasados, narra el regreso del vigilante de un museo al pueblo de su infancia; un retorno truncado por un accidente de tráfico que hace añicos el espejo que separa a vivos y difuntos y permite que las historias de unos y otros se entremezclen. 

 

Es una novela epistolar ilustrada. Todo el texto se basa en una carta de un tal Eusebio Ramírez, vigilante en un museo de máscaras en México D.F, que intenta hacer las paces con una familia en Día de los Muertos, esto quiere decir: hacer las paces con los vivos como con los muertos. 

 

A pesar de no haber planificado el dibujar o escribir un cómic, empezó el proyecto con la idea de hacer un pseudodocumental sobre las tradiciones mexicanas de Todos los Santos y contraponer un más allá inspirado en las calaveras mexicanas y las representaciones de la muerte en el arte popular. 

 

 

Cuando editoriales como Actes Sud y el Avant Verlag vieron el libro, decidieron publicarlo siempre y cuando el ilustrador ampliara la historia y la desarrollara como novela gráfica. Así dedicó el 2011 sólo a este trabajo que ahora publica La Cúpula.

 


Referencias: