Estudio Squish, todo lo inanimado tiene vida

Estudio Squish, todo lo inanimado tiene vida

Por: Luz Espinosa -

La arquitectura, dice Alvar Aalto, “tiene un motivo interior: la idea de crear un paraíso”, breves mundos donde nacen y mueren nuestros días. Ese debería ser el único propósito de las casas porque todo lo inanimado tiene vida.

Estudio Squish


Quizás, el lugar perfecto para construir un paraíso es en una franja rocosa de costa porque, al igual que elegimos el lugar de construcción, el mar también elige puertos donde reír y también elige puertos donde morir, como los marineros.

La firma noruega  Arquitectura Saunders diseñó el Estudio Squish, uno de los seis estudios diseñados para artistas residentes en una pequeña localidad en el extremo oriental de la isla de Fogo, Canadá.

Estudio Squish


El Studio Squish, como la mayoría de sus homólogos, está equipado con un sanitario, una pequeña cocina y una estufa de leña. La energía es suministrada por paneles solares independientes, montadas sobre una colina adyacente. Tanto el interior y el exterior del estudio, incluyendo el techo, está revestido con planchas de abeto  pintado de blanco.

Por la noche, el estudio, iluminado por la suave luz de la iluminación solar, aparece como una linterna o faro colocado estratégicamente en un acantilado rocoso sobre  el Atlántico Norte. En su aislamiento, también se puede imaginar un único ocupante, vulnerable, pero protegido de los elementos que lo inspiran a trabajar hasta altas horas de la noche, a veces distraído por el choque de las olas, o tal vez, totalmente inmerso en la obra que ocupa.

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/09/Squish.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/09/arquitectura.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/09/casas-de-artistas.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/09/diseño-sustentable.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/09/casas-pequeñas.jpg


Referencias: