12 ilustraciones porno-románticas de Ana Elena Pena sobre las cicatrices que deja el amor
Diseño

12 ilustraciones porno-románticas de Ana Elena Pena sobre las cicatrices que deja el amor

Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

20 de junio, 2018

Diseño 12 ilustraciones porno-románticas de Ana Elena Pena sobre las cicatrices que deja el amor
Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

20 de junio, 2018

Hasta que no entendamos que el amor es algo que acaricia pero también lastima, jamás dejaremos de sufrir a causa de éste.



I


Ámame y no me rompas, quiero que consumas todo lo que llevo dentro.

Estoy muriendo lentamente, mis brazos te esperan.

Respiro lento, tranquila, para que mis pulmones no se consuman

y pueda verte entrar por la puerta con todos los pedazos que perdí

a causa de la terrible tormenta que nos consumió anoche.


post-image


post-image


Recuéstate lento, cuéntame todos tus secretos

dímelo todo, pero dímelo lento.

Mañana habré entendido todo después de que hayas besado mi cuerpo

después de que hayamos comido hasta la muerte

bebido hasta la muerte

gritado hasta la muerte

muerto hasta la muerte

porque no sabemos qué es un orgasmo, pero lo intuimos

cada vez que cerramos los ojos

y nos falta el aire

y nos sentimos muertos.


post-image


post-image



II


La noche que llegaste dijiste que me harías tuya,

pero mi cuerpo te enseñó a no ser dueño de nada;

a compartirlo todo

y fuimos nuestros y del mundo.


post-image


post-image


Desde que nacemos somos víctimas del mundo,

trabajadores

esclavos

amantes

esposos

creyentes

todo tipo de relación apunta a una especie de devoción

y yo no quiero depender de nadie ni que nadie dependa de mí.


post-image


post-image


Por eso al final no fui tuya

ni dependí de ti,

pero sí nos convertimos en víctimas

y animales heridos

por toda la pasión y la violencia del mundo...

nuestro mundo.


post-image


post-image



III


Hoy sigo lamiendo mis heridas

mientras me pregunto

¿Realmente morí o sentí un orgasmo?

Me siento lastimada

mutilada

¿qué sé yo? El amor nos tiró a un pozo

y todo estaba oscuro hasta que aparecieron las flores

para que nos recostáramos en ellas

y así todo recuerdo del amor dejara de doler.


post-image


post-image


/ / /


Las ilustraciones pertenecen a Ana Elena Pena, una pintora y escritora Española que a través de su trabajo trata de plasmar el dolor y la ternura que nacen del amor. Consciente de que no todo en la vida es color de rosa, sus imágenes surrealistas nos muestran los miedos y obsesiones de miles de mujeres que, a pesar de disfrutar del sexo, saben muy bien que se trata de una actividad violenta y complicada.


Con cada trazo, Ana Elena crea una poética del cuerpo que no sólo se transmite en palabras, sino en rostros, texturas y colores que nos recuerdan que la sexualidad es un arma de dos filos: bonita por un lado y extremadamente brutal por el otro. Sin embargo, pocas son las personas capaces de ver ambos lados y asumirlos como "un todo"; es por ello que la artista nos encara con esa realidad para que por fin entendamos que el amor, aunque bello, también marca y lastima hasta el fondo.



* * *

Si quieres conocer más acerca del trabajo de Ana Elena Pena, puedes seguirla en su página web.



Referencias: