INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

25 grotescas ilustraciones de Exotic Cancer sobre prostitución y el bajo mundo de los pervertidos

2 de junio de 2018

Diego Cera

Cuando por fin aprendamos que no hay nada de malo en el placer, dejarán de existir los pervertidos.



Detrás de toda persona honesta y recta existe un pervertido encerrado y ansioso que espera el momento perfecto para salir disparado hacia sus deseos. Aunque te empeñes en negar que no eres como las demás personas y no te canses de repetir que todo el mundo está lleno de cerdos que deberían ser aniquilados por completo; no existe razón para negar que te has imaginado corriendo libre y desnudo por una avenida concurrida. Eso por decir lo menos.


Quiero un blow job, por favor. ¿Por qué no? Pero yo quiero uno, por favor, hey, por favor. Quiero un un blow job ¿y qué hay del sexo? ¿Vendes sexo? ¿Por qué no puedo besarte?






Sin embargo, no entraremos a hablar de asuntos freudianos o teorías que intenten justificar esto como una especie de condición psicológica típica en el ser humano. Para ser sinceros, aunque sí se trate de un aspecto común en las personas está más ligado a nuestra naturaleza hipócrita y enferma que nos impide aceptarnos tal y como somos con todos nuestros defectos y sucios pensamientos, esos que nos invitan a buscar el placer en todos los rincones y a cualquier precio, pero nos hacen rechazar cualquier cosa que tenga que ver con negocios u oficios como la prostitución.




No eres lo suficientemente bonita para mí.




Tenemos todo el derecho a decir que se trata incluso de un rasgo genético que nos acecha desde tiempos ancestrales. Incluso en textos tan antiguos como la Biblia, el papel de la prostituta queda en un plano donde el desprecio y el pecado conviven directamente con el deseo y la libertad de ser uno mismo en los brazos de una persona desconocida, aun sin que el ahora "pecador" pueda darse cuenta de que lo que ha estado haciendo es mal visto por la sociedad o las costumbres que defiende hasta con su propia vida.



Tengo una hija, sabes, respeto a las mujeres... ¿Por $10 extra puedo tocar tu vagina?



¿Qué haces trabajando aquí? Eres muy bonita para estar en un sitio como este...


— Oye,¿ puedes ver si tengo papel de baño atascado dentro de mí?

— No, bebé, todo bien...


Pero, aun cuando lo común es pensar que el sexo es en sí mismo una expresión pura de nuestras propias perversiones, lo cierto es que lo realmente enfermo es la manera en que nos aferramos a demostrarle al mundo que no pensamos ni siquiera un poco en el acto tan natural de tener relaciones con alguien. Pues por más que tratemos de ocultarlo, sabemos muy en el fondo que procurar nuestro propio placer es tan fundamental como sentiros amados. Entonces ¿por qué hacernos los tontos?


No estoy interesado en que bailes en mi regazo, estoy casado y respeto a mi esposa. Pero si vienes a mi cuarto de hotel te pagaré $1000.






Como una manera de hacernos encarar nuestra propia locura, el arte de Exotic Cancer se manifiesta a través de imágenes grotescas que nos dejan ver que todo el mundo en cualquier momento de su vida prostituye al menos una parte de sí con tal de conseguir un bien o un sentimiento que no encontraría en ningún otro lado. Al mismo tiempo, nos hace reflexionar acerca de cómo, incluso para conseguir el mismo perdón de Dios, prostituimos —o sacrificamos— nuestras propias ganas de saciar el deseo que constantemente nos invade.


¿Pero cuál es tu nombre real?


"Quizá luego" (nunca)





Si es que hay algo que le hace falta al ser humano es abandonar su hipocresía y aceptar que todo bien o mal es necesario en nuestra vida para encontrarnos con nosotros mismos. Sólo así podremos dejar de lado a ese pervertido que nos atormenta apenas aparece el primer estímulo; cuando logremos aceptar que el placer no es una perversión sino una necesidad, quizá también nos desharemos de todo lo que no nos deja sentirnos plenos.


* * *

Si quieres conocer más acerca del trabajo de Exotic Cancer, puedes visitar su Instagram o su sitio web.



TAGS: Ilustraciones Ilustraciones sexuales Psicodelia
REFERENCIAS:

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Günter Grass, no sólo escribió "El tambor de hojalata", estas son otras de sus obras The Coolest Street Markets In NYC You Should Hit Up This Weekend Te explicamos la diferencia entre blush, bronzer e iluminador 5 Skills You Need To Develop To Become A Successful Blogger Imágenes inéditas de la grabación del último disco de los Arctic Monkeys Dark Truths Hiding Behind The American Dream: The Photo League’s Radical Photography

  TE RECOMENDAMOS