27 ilustraciones que muestran qué es lo que piensa y sueña una mujer cuando está sola

Miércoles, 21 de marzo de 2018 13:43

|Carolina Romero

Los trazos de Gin Noriega muestran cómo las mujeres son capaces de abrazar su soledad con amor y placer.



Sentirse sola es distinto a estar sola, pues sólo la primera es deprimente. Mi soledad es de la segunda clase, por eso es que la disfruto y procuro cada que tengo oportunidad.


Llega un momento del día en el que se suspenden los gestos, las palabras y los pensamientos hacia los demás. Ya no tengo que ser para otro, soy para mí misma. Las fronteras de mi piel son mi propio territorio, uno donde sólo habito yo. Tomo mi taza favorita y preparo té de jazmín. Prendo un cigarrillo y en mi grabadora dejo sonar mi balada favorita. Me quito la blusa y —por fin— desabrocho ese instrumento de tortura llamado sujetador. Entonces la magia comienza: es cuando soy la dueña y reina de mi propio universo.


ilustraciones de gin noguera 1

A veces me da por leer al azar; cierro los ojos fuertemente y abro sin ver una página cualquiera. En voz alta leo uno de los párrafos e intento pensar en ello por unos minutos. Imagino otros mundos; uno donde pudiera duplicarme, ser yo, pero muchas. Mi cabeza no para. Gira y se mueve en un ritmo constante que gozo. Mi cuerpo comienza a responder y por automático, danza alocadamente.


ilustraciones de gin noguera 2


Algunos pensarán que estoy demente. No me importa. Aquí, en mi país —que soy yo misma— no hay ley más absoluta que mi santa voluntad. Mi imaginación es la que guía, sólo ella ordena. Si le da la gana convertirme, por ejemplo, en un inmenso animal marino, puedo sentirlo; si de repente me apetece surfear en el vacío, también puedo hacerlo. No me hace falta dormir para soñar.


ilustraciones de gin noguera 3

A mí jamás me dieron un manual de la "manera correcta de vivir". Nadie me advirtió de debía ser de una u otra manera. «Estamos condenados a ser libres», decía Sartre. Yo decido cada segundo de mi vida hacia dónde me llevará el destino. Recurrentemente pienso: ¿qué importa si no eres lo que los demás esperan?, ¿acaso ellos son lo que tú esperaste alguna vez?



ilustraciones de gin noguera 4


No todos son buenos momentos, claro —qué pereza que todo fuera felicidad—. También tengo mis momentos oscuros, las llanuras de mis sentimientos. Porque tengo el derecho a estar triste. Porque el optimismo no es para mí una carga pesada como si se tratara de una obligación. A menudo tengo ganas de mandar todo al diablo; parar el mundo y bajarme de esa rueda giratoria por unos minutos, horas o días.


ilustraciones de gin noguera 5


También lo pienso a él. Le recuerdo recorrer mi piel y la sensación que produce en mi alma cuando está cerca. Pero a "él" lo prefiero cuando lo invento. Cuando en lugar de su presencia real es un producto de mi imaginación. Así no tiene tantos defectos. Así me deja de nuevo sola cuando lo necesito.


ilustraciones de gin noguera 6


Sólo quien es profundamente infeliz teme estar sólo. Quien se tiene a sí mismo como amigo disfruta de esos momentos cuando no hay nadie más que el mundo y el alma. Es ahí donde se puede descubrir con certeza lo que se siente y piensa de verdad. Es sólo en esos momentos cuando uno puede descubrir quién es realmente.


ilustraciones de gin noguera 7


Todas estas ilustraciones pertenecen a Gin Noguera, un ilustrador de Elche, España; quien afirma que «tiene miedo de no fotografiar su vida y que el resto piense que está aburrido, por eso dibuja». Con sus trazos complejos en blanco y negro nos hace sumergirnos en la íntima realidad de millones de mujeres que dejan atrás el estigma de estar solas y más bien abrazan ese estado con amor y placer. Conoce más de su trabajo desde su Instagram.


REFERENCIAS:
Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS