INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cómo se siente estar adentro de alguien en 13 provocativas ilustraciones de La Moufette Magnifique

15 de febrero de 2018

Olympia Villagrán

El pene, la lengua, los dedos, las manos –o cualquier otra parte del cuerpo que permita la imaginación– puede ser la pieza que complete el rompecabezas del placer ajeno.

(...)en líquido embeleso me disuelvo,

me derrito en esperma, la derrocho en cada poro.


—John Wilmot, El gozo imperfecto



La sífilis, el alcoholismo y la depresión borraron del mapa a John Wilmot –segundo Conde de Rochester, gran poeta y escritor libertino inglés–, quien narró de forma precisa y hermosa lo que un hombre promiscuo siente luego de eyacular precozmente sin poder satisfacer a la musa que lo enloquece. «Suspiro, ay, y beso, mas copular no puedo», así es como el artista describe la impotencia frente a la mujer que lo hace temblar de placer y miedo al mismo tiempo.




Wilmot no es al único a quien la satisfacción sexual rebasó. Todos los que han comenzado una vida sexual, o los que lo han intentado, han experimentado el vaivén del gozo y la angustia de la excitación y la paralización, del orgasmo y el dolor. ¿Por qué? Porque cuando se está dentro de otro, o viceversa, todo es incierto: se olvida lo aprendido y se duda de lo conocido.




¿Dónde se pone, cómo entra, cuánto cabe, quién lo desea, cuándo se empieza?


El pene, la lengua, los dedos, las manos –o cualquier otra parte del cuerpo que permita la imaginación– puede ser la pieza que complete el rompecabezas del placer ajeno. Saber cómo hacerlo es casi un volado, pero ¿qué pasaría si existiera una especie de guía gráfica para entender cómo se siente estar adentro de otro cuerpo que espera ser complacido?




La Moufette Magnifique parece ser ese manual ilustrado a través del que es más fácil imaginarse la sensación de tener algo a punto de enterrarse en medio de las piernas, o bien, el sabor de unos labios húmedos e hirviendo.




Esta artista plantea en sus ilustraciones todas las posibilidades: sexo anal, oral, vaginal, masturbación y hasta fisting (

acto sexual consistente en la introducción parcial o total de la mano en el ano o la vagina de la pareja
). En tonos rosados,
Kai Suppel, creadora de esta serie erótica, traza distintas formas
de estimulación sexual que describen bien el momento en el que dos anatomías se convierten en una sola.




El Instagram donde La Moufette Magnifique es publicada se ha convertido en una sorprendente y provocativa confesión. El erotismo que estas imágenes despiertan es similar a la sensación de extrañeza, ansia, calor y placer que alguien experimenta cuando toca los adentros de otro ser.




TAGS: Erotismo Ilustraciones Ilustraciones sexuales
REFERENCIAS:

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Poemas tristes que escribí cuando se murió el amor Somos “pro-vida” pero que muera la madre si alguien tienen que morir “El Insulto” la película que te muestra cómo diferencias ideológicas provocan la confrontación interna de un país Descubren la fórmula para comer lo que amas sin subir de peso Tania Ragasol: ¿Cómo triunfar en el mundo del arte sin ser artista? Científicos descubren por qué existen personas zurdas, y no tiene nada que ver con el cerebro

  TE RECOMENDAMOS