INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Ilustraciones de Jordyn McGeachin sobre una mujer que disfruta del sexo

7 de abril de 2018

Diana Garrido

¡Bienaventurado todo aquel que ha sentido alguna vez un orgasmo!



Hay un momento deseado por todos, pero experimentado por muy pocos en el que el universo parece conspirar en tu favor. Las estrellas brillan, se ven juegos pirotécnicos al cerrar los ojos, el cuerpo tiembla, los poros se abren, la lengua se seca, los pezones parecieran tener vida propia y se ahoga un grito...


Se llama orgasmo y en efecto, pocas personas pueden jactarse de conocer dicha sensación.



¿Tú has sentido uno? ¿Qué pasa por tu cabeza en ese momento? ¿Te dan ganas de continuar? ¿Gritas? ¿Sonríes?


El 79 % de los hombres creen que su pareja ha llegado al orgasmo; no obstante sólo el 30 % de mujeres lo logra. En el caso de los chicos es mucho más fácil tener un orgasmo, ya que está comprobado que para ellos es más importante la excitación —al menos en el momento—, pero las mujeres deben tener un lazo afectivo en la mayoría de los casos.



No obstante, a veces no es necesario que exista amor verdadero o un sentimiento similar. Basta con que haya imaginación y amor propio. Una encuesta realizada en España arrojó como resultado final que la mayoría de las mujeres —cerca de un 70 %— busca la forma de sentirse querida durante la relación para conseguir un orgasmo. No obstante, pocas lo han logrado, ya que esperan que sea su pareja quien les brinde la confianza y afecto necesarios para llegar fácilmente.


Pero no es necesario que sean ellos quienes te brinden todo el amor y comodidad. Tú puedes tenerla sin mayor complicación y de la manera más sencilla que puede haber: queriéndote a ti misma. Sí, puede ser un cliché, un discurso tan gastado que da náuseas, es tedioso y repetitivo, pero es realmente necesario AMARTE y para eso debes conocer tu cuerpo.





Tócate, explórate, siente tus cavidades, baila desnuda, mírate al espejo... has lo necesario, pero debes entenderte para que otros lo hagan también.


Jordyn McGeachin ilustra este pensamiento con mujeres que como tú, como yo y como ella misma, necesitan tener un orgasmo, sentirse felices, plenas, deseadas y amadas, pero sus dibujos dicen y piden mucho más que una sesión de sexo placentero. Ellas hacen lo imposible por tener un final lleno de sonrisas.





Así que pueden pedir ser amarradas:





Ver porno:





Enviar nudes:





O simplemente, tratan de ser felices con lo que tienen.



Jordyn McGeachin crea dibujos en los que cada una de sus chicas son perfectas. No tienen un cuerpo socialmente aceptado, tampoco se peinan con el estilo de moda, no están vestidas y sobretodo, no son las más felices. Sin embargo, emiten cierto mensaje que nos hace sonreír ante lo fabulosas que se muestran. Son encantadoras, bellas y se notan satisfechas porque en cada movimiento desbordan sensualidad y amor por sí mismas.



Cada uno de sus diseños tienen colores tenues que se inclinan a un tono sepia como si quisiera que ganara la nostalgia o los recuerdos. Es una especie de memoria o añoranza, o quizás una combinación de ambos sentimientos. La ilustradora retrata su día a día, lo enaltece y lo describe a través de líneas sencillas que son la prueba fehaciente de que puedes alcanzar el orgasmo de múltiples maneras. No importa si es sola, con tu pareja o con un desconocido, todos tenemos derecho a llegar a la gloria en el clímax. ¿Te atreves?


*

Sigue el trabajo de McGeachin en su cuenta de Instagram e identifícate con sus deseos.


TAGS: Ilustraciones Ilustraciones sexuales Mujeres
REFERENCIAS: 20 minutos Jordyn

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

De sangre a champaña, ¿de dónde viene la tradición de romper botellas contra los barcos? 24 tatuajes que debes llevar según tu horóscopo chino Cómo descubrir quién eres realmente según los diarios de Ernesto "El Che" Guevara 15 fotografías de Betty Laura Zapata sobre la vida de las mujeres colombianas después de sufrir un ataque de ácido Qué es lo que pasa en tu cerebro mientras ves porno, según la ciencia 8 series tan confusas que sólo los más expertos podrán entender

  TE RECOMENDAMOS