INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

16 ilustraciones de todos los momentos que quiero que recuerdes cuando termine contigo

13 de marzo de 2018

Carolina Romero

Sé que vas a odiarme, no te exijo que sea distinto. Sólo quiero que, cuando todo el dolor pase, puedas recordar estos momentos que pasamos juntos.



No eres tú, soy yo; yo y mi necesidad de tenerte lejos de mí. No me hagas preguntas porque no voy a saber qué contestarte. ¿Alguna vez has tenido la intuición de que estás en una especie de sueño y que debes despertar? Así me siento ahora.


No te lo tomes personal. No se trata de ti. No es que no te quiera ni que no agradezca cada minuto que hemos pasado juntos. Es sobre mí; debo irme de aquí. Sin apenas notarlo, nuestras vidas comenzaron a tomar direcciones opuestas. De repente ya no te reconozco ni me reconozco a mí. No hiciste nada mal, por favor no te atormentes. Al contrario, siempre me compartiste de tu aliento para que yo pudiera respirar cuando todo iba mal.


Tengo cosas que resolver sobre mí misma: atar cabos que aún están sueltos, liberar nudos de mi alma que han permanecido rígidos durante todo este tiempo, cambiar el camino que mis malas decisiones me han obligado a tomar. Lo único que quiero es poner el juego a tu favor. No sé qué pasará. Lo único que me consta es que quiero que estés bien. Eso significa que debes estar lejos de mí. Sé que vas a odiarme, no te exijo que sea distinto. Sólo quiero que, cuando todo el dolor pase, puedas recordar estos momentos que pasamos juntos:


-

La primera mirada que cruzamos



No lo sabía yo ni lo sabías tú, pero bastó sólo esa mirada para reconocernos entre la multitud.


-

Nuestras noches eternas



¿Recuerdas lo rápido que nos parecía que pasaban las horas?, ¿te acuerdas de cuántos amaneceres vimos juntos y abrazados?


-

Las confesiones que nos hacíamos ebrios



Y todas las risas que compartimos en los momentos más ridículos de los dos.


-

Cocinar la cena juntos



La mezcla era honestamente asquerosa, pero nos parecía una delicia por el hecho de poder compartirla.


-

Sabernos cerca, aunque estuviéramos lejos



Tus mensajes eran lo primero que leía al despertar y lo último que veía antes de dormir.


-

Sabernos lejos, aunque estuviéramos cerca



Porque también agradezco cuando nos distanciábamos. De nuestras peleas también aprendí mucho.


-

De los besos por las tardes



Podría reconocerte con los ojos cerrados. Sé de memoria tu olor; mis labios grabaron la forma de los tuyos.


-

La Dolce Vita, que era sólo tuya y mía



Porque el mundo parecía el paraíso cuando compartíamos las cosas más sencillas.


-

El amor de nuestras mascotas



Porque los amábamos tanto como ellos nos amaban. Éramos una especie de hogar que estábamos orgullosos de haber construido juntos.


-

Las mañanas, cuando te marchabas



Y entonces yo te alcanzaba antes de cerrar la puerta y tomaba entre mis manos tu rostro para llenarlo de besos.


-

Necesitarnos



Sentíamos un hondo vacío en el pecho cuando no estábamos juntos. Nos hacíamos falta por las mañanas y por las noches. ¿Recuerdas lo felices que éramos al reencontrarnos?


-

No querer separarnos, nunca



En la distancia pensaba en ti. Dondequiera que estuviera te necesitaba conmigo. Y ahí estabas tú; del otro lado del teléfono. Siempre con un "sí" para reunirnos aunque fuera de madrugada.


-

Sentir esa conexión más allá de las palabras



Lo sentía, lo sentías: era una especie de vibración que nos sorprendía a los dos. No sé si salía del corazón, no sé si surgía de nuestras pieles. Lo único que comprendo es que jamás lo sentí con nadie.


Yo nunca voy a olvidarte. A pesar de todo lo que ha sucedido entre los dos, no me arrepiento ni un solo instante de haberme cruzado en tu camino. Fuiste mi mejor amigo, mi más apasionado amante, mi confidente, mi compañero, mi vida.



Me duele con el alma separarte de ti. Pero es una decisión que está tomada. No sé si volvamos a vernos, no sé si en algún momento podrás perdonarme. «Podemos salir de esto juntos», me has dicho hasta el cansancio. No es así. Esto lo debo resolver por mí misma. No sé adónde voy, pero no quiero que me sigas.


*

Todas estas ilustraciones pertenecen a Miss Cyndi, una ilustradora y artista que ha trabajado como profesional independiente durante varios años en Taiwán. Amante de la literatura, el arte y los animales, nos regala una construcción de imágenes que rozan entre los sueños y una dulce realidad. Síguela en Instagram para conocer más de su trabajo y visita su sitio oficial para adquirir alguno de sus productos.


A veces, las palabras no alcanzan para describir una emoción. Las ilustraciones son el medio perfecto para decirle a alguien eso que no sabes cómo explicar.

TAGS: Amor de tu vida Ilustraciones Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

De sangre a champaña, ¿de dónde viene la tradición de romper botellas contra los barcos? 24 tatuajes que debes llevar según tu horóscopo chino Cómo descubrir quién eres realmente según los diarios de Ernesto "El Che" Guevara 15 fotografías de Betty Laura Zapata sobre la vida de las mujeres colombianas después de sufrir un ataque de ácido Qué es lo que pasa en tu cerebro mientras ves porno, según la ciencia 8 series tan confusas que sólo los más expertos podrán entender

  TE RECOMENDAMOS