NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Ilustraciones de Negrox para que aprendas a desvestirme

20 de diciembre de 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

Pierde la inocencia por completo aprendiendo a quitarle la ropa a tu pareja...



Dice la Biblia que cuando Adán y Eva comieron del fruto prohibido fue cuando comenzaron a sentir vergüenza de su desnudez y buscaron algo para cubrirse. Antes de ello mostraban su piel tal cual era: él observaba los senos de su esposa y ella el pene de su marido con toda naturalidad. Lo veían como algo que no era motivo de pudor sino como dos elementos más de la naturaleza, algo hermoso que valía la pena mojar, exhibir, calentar a la luz del sol y enfriar con la llegada de la noche. Pero perdieron la inocencia y con ello inventaron la maldita ropa…


 

Te diré algo: llega un momento del día en el que mi ropa y la tuya me estorban, en el que un deseo diabólico de quitármela me sofoca. Quiero observarte en tu estado salvaje y natural, ver la brillantez de tu pecho, la suavidad de tus piernas, la sensualidad de tus costillas y tu cuello. Quiero verte siendo un hombre ligero deseoso de mí. Para lograrlo primero necesito deshacerme de mi suéter, falda, mis medias y de todo lo que me cubre. Necesito que aprendas a desvestirme y que odies –como yo– la presencia del algodón sobre nuestros cuerpos.

 

 

No existe un orden concreto para que me despojes de lo que me esconde. Primero se empieza por el deseo, después debes detectar las zonas de mi cuerpo que estén más calientes para que las liberes de ese ardor que las hace sufrir. En mi caso, por lo general es la parte superior: me gusta sentirme liberada, sin brasier ni blusa, sin nada que le estorbe a mis senos.

 

 

Al tiempo que lo haces debes verme como si no hubiera algo más en la Tierra, en la habitación, en ésta y otras vidas. Tu atención debe estar centrada en mí como la última especie viva del planeta. Sólo así podrás estar seguro de que tras quedar por completo desnuda seré para ti. Te daré mi cuerpo blanco como la seda y mis cabellos negros como el carbón para que hagas con ello lo que más te plazca.

 

 

Entraremos a una dimensión en la que lo único importante será nuestra historia, no daremos piedad alguna al sexo mismo, haremos el amor una vez tras otra sin descanso y con total descaro. Apenas te dejaré respirar de tan urgente que estaré en tus brazos, de tan necesitada que me sentiré de tu sexo duro en medio de mí.


 

 

A estas alturas ya serás un maestro en el arte de desvestirme y admirarme como una extensión tuya (jamás una posesión, nunca me harás “tuya”). Así que disfruta el momento porque puede ser el último, nunca sabemos lo que la vida (o la muerte) nos depara. La muerte también acude desnuda al encuentro, ya que ella es la última amante que todo ser vivo tiene en sus momentos de agonía. A ella le entregamos nuestra nueva virginidad: la de la entrada al Más Allá. Así que jamás desdeñes su cuerpo, el cual, por otro lado, es tan pálido como el mío. Tal vez yo sea tu propia muerte. 




Ratifico lo dicho: detesto por momentos vestir, por ello es que quedaré inmortalizada en esta página digital con mi cuerpo blanco exhibido ante ti, enseña mucho de lo que estoy hecha. Aprovecha el momento que te doy el, privilegio de soñar con tocarme antes de que sea demasiado tarde... incluso para la muerte misma. 




-

Estas sutiles pero intensas imágenes de erotismo pertenecen a Negrox, un diseñador arriesgado que ve en el cuerpo femenino una belleza digna de ser explorada con trazos delicados que dibujan unas bellas curvas. Los detalles son precisos y realistas pero fantasmales al mismo tiempo por ese carácter anónimo de sus modelos. Su obra completa se encuentra en los siguientes enlaces: Instagram y página personal.


**

Desviste tus emociones más íntimas con las siguientes galerías de ilustraciones que también enseñan que el erotismo es una de las grandes inspiraciones de muchos artistas:


14 imágenes que necesitas ver dos veces para descubrir el placer sexual en ellas

Ilustraciones eróticas del 'Fornicon' de Tomi Ungerer



TAGS: Desnudo Ilustraciones sexuales Diseño gráfico
REFERENCIAS:

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Cómo dejar de tener un look aburrido según una modelo de 64 años 5 Insecurities During Sex You Can Live Without Cómo cambiar el color de tu cabello todos los días sin maltratarlo How Long Should You Wait For Someone To Make Up Their Mind About You Mi habitación es un conjunto de recuerdos que regresan a ti Nada me excita más que lo prohibido

  TE RECOMENDAMOS