INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Masturbarse, chatear y otras cosas que las mujeres hacen en 14 ilustraciones de Nikki Peck

13 de febrero de 2018

Diana Garrido

Prende la webcam... ya me quité las bragas y estoy pensando en ti.


Todo empieza con un saludo en Instagram y, de pronto, ya estás inmersa en un ardiente sexting con un desconocido. Ya sabes que hay riesgos, pero aún así colaboras para crear un encuentro casual que eleve tu temperatura, moje tu entrepierna y endurezca tus pezones. Es placentero saber que alguien detrás de su móvil o computadora se está tocando pensando en ti. Por lo tanto su erección dependerá de cómo te describas y de su imaginación.




Él, en cambio, no está del todo seguro de provocarte nada. No te imagina tirada en la cama masajeando circularmente tu clítoris, introduciendo un dedo, luego dos y gimiendo. No cree que estés apretando tus senos y moviendo la cadera. No obstante, lo haces y al terminar extraes tus dedos húmedos y dejas caer tu mano sobre la cama; te agota imaginar la escena sexual descrita en la pantalla, pero finalmente logras obtener lo que quieres: satisfacción. El desconocido de Instagram no hace más que elogiarte y decirte que eres la mejor persona para tener sexo on line, pero sabes que eso se lo ha dicho a las otras 20 mujeres con las que chatea mensualmente. Sin embargo, tú haces exactamente lo mismo...




Cada que te quedas sola en casa te aseguras de que todo esté bien cerrado y de que no haya un mirón cerca, entras a una página porno o pones alguna de tus películas secretas y te vas despojando de la ropa de a poco; estás lo suficientemente horny como para buscar compañía virtual. Es tan fácil que puedes hallarla en grupos dentro de las redes sociales, en un viejo amigo o en Tinder, pero jamás te faltará una buena conversación sexual. ¿No es así?




Se estima que las mujeres se masturban más de 4 veces por semana, al menos las que tienen entre 25 y 29 años; así que de estar en ese rango de edad, sabrás que más que una cifra es la realidad de nuestra sexualidad. Sin embargo, aún no es una acción que las mujeres acepten tan fácilmente, pues sólo un 5 % confirma que lo ha hecho. Una de esas chicas que lo reconocen sin problema es Nikki Peck, una mujer que no tiene pudor y que –por el contrario– exalta su sexualidad a través del arte.




Con aproximadamente 82 mil seguidores en Instagram, Peck ha situado su trabajo en el gusto de todos los que concuerdan con que la mujer es capaz de sentir tanto placer y deseo como un hombre. No obstante, por miedo, pena o simple desgano no lo demostramos. Así que lo más fácil es recurrir a una misma para conseguir un orgasmo y pasarla bien por un rato. La ilustradora asegura que todo empezó cuando ella estaba en constante conflicto con su sexualidad, por lo que mientras la exploraba y decidía hacia qué rumbo iría su vida, se desahogaba a través del dibujo.




Peck define su trabajo como arte erótico, mismo que se redefine por cada espectador según el contexto de su vida en ese momento. «El buen arte erótico no debe ser misógino, vulgar o vergonzoso» y es evidente que sus ilustraciones no lo son, ya que hablan por sí solas del empoderamiento femenino, la exploración de la sexualidad y los tabúes que se tratan de erradicar desde la raíz. Peck dejó de censurar sus ilustraciones y prefirió hacer imágenes explícitas que demostraran el poder de una mujer que disfruta y siente placer, ya sea sola o acompañada.




Ella, como toda millennial, considera el cibersexo y el sexting como prácticas convencionales, pero riesgosas. ¿Quién no ha mandado una nude o no se ha embarcado en un chat caliente? Al parecer muy pocas personas pueden decir que no lo han hecho. Esto se deriva luego de que la empresa McAfee hiciera un encuesta mundial: al menos el 50 % de las personas mayores de 18 años (48 % de ellas mujeres) confesaran que han intercambiado mensajes sexuales. Entonces, si es tan común, ¿por qué ocultarlo?




No tengas pudor, libérate y si quieres súbele el volumen al porno. Deja que alguien te escriba todo lo que deseas, no importa si te mojas y te corres enseguida, es sólo una señal de tu seguridad y no por ser mujer debes recatarte o guardar tus deseos. Si quieres masturbarte y chatear, hazlo, ten cuanto sexo quieras y ejerce tu libertad sexual.


Sigue el trabajo de Nikki Peck en su cuenta de Instagram.


**


Goza la sexualidad compartida con estas ilustraciones llenas de placer en pareja y si lo tuyo es ser una mujer que se autocomplace, disfruta estas imágenes que te harán liberarte sexualmente.


TAGS: Ilustraciones Ilustraciones sexuales Mujeres
REFERENCIAS: Glamour Actitud Fem Pornhub Insights

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 prendas que toda mujer petite necesita en su clóset Madonna: 60 años de una evolución estética Razones por las que 1968 fue uno de los años más importantes para las luchas sociales La red de sacerdotes pederastas que abusó sexualmente de más de mil niños durante 70 años 5 datos históricos sobre la figura del Diablo que seguramente no conocías 12 fotografías de la nueva relación de Cara Delevingne y Ashley Benson

  TE RECOMENDAMOS