INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

32 ilustraciones de lo repulsivo y sádico que puede ser el anime

16 de marzo de 2018

Alonso Martínez

A diferencia de Shinkai y Miyazaki, Shintaro Kago se encarga de mostrar la decadencia del mundo a través del erotismo y la violencia.




No existe nada como el cine de Hayao Miyazaki y de Makoto Shinkai. Ambos individuos no sólo toman prestada la belleza de su pasado cultural y del legado que han dejado las ilustraciones clásicas niponas que se inspiraron en el arte de Hokusai desde hace más de cien años, sino que se esfuerzan por impulsar esa dulzura y rareza dentro de sus creaciones. A pesar de que dentro de sus historias tienen personajes grotescos e ideas bizarras, nos recuerdan que es un mundo de fantasía igual o mucho más hermoso que el real.


Pero, ¿de verdad el mundo es hermoso?



La visión de los directores, si la tomamos desde cierta perspectiva, es una percepción idealista de un mundo que quisiéramos que fuera real. Nos lleva a otros mundos porque el nuestro está podrido; los gusanos salen de su rostro y se comen entre ellos. Aunque existen paisajes verdes y azules de flores de múltiples colores y visiones irrepetibles, hay también violencia, podredumbre, asesinatos, violaciones, rupturas, depresiones, locura y amputaciones. El hombre ha hecho de este mundo una mierda y ahora sólo queremos escapar.



Eso es lo que hace diferente el arte de Shintaro Kago, un contemporáneo de los dos artistas que ya mencionamos, pero cuya visión del mundo no es bella, sino cruda, violenta y satírica. Originario de Tokio, y un experto dibujante de manga, el hombre ganó reconocimiento convirtiéndose en uno de los representantes más brutales del guro, una expresión que mezcla erotismo con sangre y locura para mostrar la decadencia que vemos a nuestro alrededor.




Con imágenes surrealistas que se olvidan de la estética contemporánea y que se acercan más a los monstruos y visiones gore que han estado en el imaginario nipón desde hace cientos de años, el hombre provoca horror pero también nos muestra que quizás el mundo aún no está tan mal, pero que siempre puede ser peor.



Shintaro Kago es responsable de Mangas como Notebook of Murder and Killing, The 13 Cruel Sufferings of the Great Edo, Abstractions, The Collection y más de otros 20 mangas en los que habla sobre asesinos seriales, problemas psicológicos, monstruos de otra dimensión, erotismo sangriento y vengativo, y hasta sobre algunas de las fobias que puede cercenarnos el alma con sólo mirar. Dentro de sus textos rompe la cuarta pared, hace chistes oscuros, riéndose de nuestro propio terror, y expone su misma inestabilidad.




Lo que separa a Kago de otros creadores no sólo es su extraña visión o la forma en que lo ejecuta, sino también cómo juega con el lector, modificando la forma tradicional de leer manga para hacer pensar a quien quiera que vea sus trabajos. Innova cla percepción de los cuadros con secuencias experimentales, cambia incluso la presentación de las imágenes, ya que se abstiene de formar parte de las creaciones contemporáneas que sólo se esfuerzan por crear escenarios mágicos que nunca veremos en la realidad.





Kago se burla de nuestra forma de percibir el mundo. Se ríe de la decisión de usar redes sociales, del constante narcisismo, de la obsesión con la violencia e incluso de la sobreexplotación del cuerpo femenino, incluso desde antes de cumplir la mayoría de edad, y nos enseña, como si estampara nuestro rostro en un escaparte, que todo lo que creemos es una basura y que nuestra atención debería estar en nuestros errores, no en lo que quisiéramos tener.



-

Más allá de tener una visión insólita y brutal, el talento de Kago es innegable. Irónicamente, dentro de su sátira y violencia existe una cierta belleza que hace resaltar las verdaderas propiedades atractivas de la humanidad contemporánea. Somos almas perdidas, corrompidas por el entorno, y sólo pensamos en tecnología, sexo, violencia y nosotros; es eso lo que nos impide mirar lo hermoso de nuestra existencia y lo que nos hace viajar a otras dimensiones de mano de directores de fantasía. Así que lo mejor quizá sea perdernos en la perversión de Kago y aprender a aceptar lo extraño que nos rodea.




Puedes ver más de su trabajo en su Instagram.


TAGS: Anime Ilustraciones Asia
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Fotografías del antes y después de las estrellas de los 90 15 fotografías de Yana Paskova de Ruanda, el país que extinguió a los perros y hoy se arrepiente de hacerlo 6 aplicaciones con las que puedes ganar dinero extra de una manera sencilla Diario de La Niña Pólvora: el día que experimenté el sexo más sucio, erótico y violento de mi vida Poema para los días fríos y nublados para dedicarle a tu pareja Lecciones de vida que puedes aprender en 11 momentos de Ariana Grande

  TE RECOMENDAMOS