NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Lo crudo y sensual del sexo casual gay en ilustraciones de Watercolor Porn

20 de abril de 2018

Diego Cera

En cuanto dos cuerpos se encuentran en la intimidad todo es cuestión de esperar a que el sexo rudo y sin censura explote.



No porque sea sexo casual éste tiene que ser torpe y sin sentido. Si algo bueno nos han dejando la calentura y las prisas modernas es el sabio consejo de estar siempre preparados para lo que venga; ya sean condones lubricantes o juguetes, siempre hay que tener todo listo. Exacto, al parecer por fin hemos aceptado al sexo como algo tan natural en nuestras vidas que la etiqueta de "casual" comienza a sonar ridícula incluso cuando se trata de dos personas que apenas se conocen.






Afortunadamente ya no tenemos tiempo para las casualidades, crecimos y eso lo dejamos atrás junto con los cuentos de hadas o los juegos de azar. Justo después de haber perdido la inocencia y ver el mundo sin ningún tipo de filtro aprendimos que a las cosas se les debe llamar por su nombre o mejor no llamarlas. Nuestra vida, a estas alturas del siglo no está para medias tintas, ni siquiera el amor o los buenos sentimientos deben ir disfrazados, al contrario, es necesario que se muestre justo como lo que son y nada más.





Bajo la visión de un artista como Noomi, quien está detrás de la cuenta Watercolor Porn, cada uno de estos aspectos de la vida tiene un color propio, dependiendo del momento, el ambiente y la temperatura. En cuanto dos cuerpos se encuentran en la intimidad de una casa o la clandestinidad de un cuarto de hotel, todo es cuestión de esperar a que nazca la estética correcta o aparezcan las formas preciosas del sexo rudo y sin censura, aquél en el que dos cuerpos totalmente desconocidos pueden comenzar a frotarse entre sí para descubrirse autónomos y libres de ser quienes se supone que sean: seres elevados por medio del deseo hacia una zona de confort inigualable.





Si bien sus húmedas pinceladas reflejan más encuentros heterosexuales o figuras femeninas en la intimidad, los trazos que esta ilustradora le dedica a las parejas gay tienen una fuerza y una profundidad mucho más enigmáticas. Sin pliegues, sudor o bellos, los cuerpos que aparecen en estas imágenes se dan licencia de destaparse ante el otro, porque no hay otra forma de llamarle, simplemente otro. Desconocido, quizá, pero siempre ajeno a cualquier historia o momento del pasado. Con cada gemido, empuje o rasguño, los hombres en estas ilustraciones van poniendo en evidencia una sensualidad que ni siquiera ellos —de ser modelos reales— conocían.





Lenguas, fuego, cuerdas, juguetes oscuros y una pasión desbordante son elementos que, más allá del amor, hacen del sexo un asunto crudo y placentero en donde no hay lugar para la casualidad, sino más bien para la incertidumbre de no saber si algo así va a volver a ocurrir en nuestras vidas o nos encontramos ante un espectáculo único al cual llegamos por nuestros propios medios.







Gay o heterosexual, el sexo no acepta etiquetas, sino cuerpo, así que no importa cómo lo llamemos siempre y cuando exista, éste invariablemente será capaz de despertar las sensualidad de dos personas que se han buscando desde hace mucho tiempo y por fin han logrado coincidir en tiempo y espacio haciendo que sus cuerpos alcancen un nivel completamente nuevo en cuanto al placer y el deseo de un momento al que muchos aspiran, pero pocos pueden llegar hasta el final.


🍆 🍆 🍆


Para conocer un poco más acerca de Noomi y Watercolor Porn, puedes seguirla en su perfil de Instagram.


TAGS: Ilustraciones Ilustraciones sexuales Orgullo Gay
REFERENCIAS:

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los beneficios de besar Veneno y otras cosas que comes todos los días sin que te des cuenta Jan Hendrix, el artista que hace de la botánica su inspiración 29 fotografías de la oscura y decadente vida de las gemelas Olsen La historia real del accidente que sufrió Luis Miguel en Acapulco InstaPAP, el aparato que detecta el cáncer cervicouterino antes de que aparezca

  TE RECOMENDAMOS