Diseño

Ilustraciones que sólo entenderán las personas que aman el humor negro

Diseño Ilustraciones que sólo entenderán las personas que aman el humor negro


La sensibilidad contemporánea nos obliga a ser políticamente correctos sobre todas las cosas. Entrando en el siglo XXI, los chistes de humor negro se han ganado el desprecio de muchas personas que no encuentran en la sátira realista algo por lo cuál mofarse. A pesar de que hay temas que han sido censurados por la seguridad y respeto de cierto sector, otros han sido tratados con suma delicadeza debido a la nueva forma de pensar. No es que eso esté mal, pero sin duda eso ha cambiado radicalmente lo que se considera políticamente correcto.

sebastian pytka estrella muerte

sebastian pytka together


Perteneciente a la generación que cree más que nunca que no se debe faltar al respeto a alguien, llega Sebastian Pytka. Con 20 años de edad, el artista y diseñador gráfico está regresando a un humor negro, ese que ha existido por años pero que ahora se evita. Claro, sus obras no son las más polémicas, pero el reflejo satírico de nuestra forma de actuar, de comportarnos y de vivir ha comenzado a llamar la atención.

sebastian pytka letrero

sebastian pytka cara

Parecido al arte satírico de Pawel Kuczynski, sus obras están enfocadas a lo que muchos de su edad viven: la era digital y la dependencia que tenemos hacia ella, tan grande que incluso parece que necesitamos likes para sobrevivir. Las relaciones que tienen más validez cuando se anuncian en la red social que en la realidad.

sebastian pytka like

sebastian pytka relacion

La denuncia satírica a través del arte es una herramienta antiquísima, aunque estaba reservada para la literatura. Ahora en la pintura, la imagen visual permite que el impacto sea mayor; el mensaje pictórico simboliza con pocos elementos un concepto y así la idea permite que el espectador interprete fácilmente la imagen.

sebastian pytka talento

sebastian pytka

¿Qué siente un niño al momento de enfrentar el divorcio de sus padres? Muchos psicólogos pueden abordar el tema con teorías e interpretaciones, pero Pytka logra denunciar una situación tan difícil con una simple imagen, un niño caminando frente a un abismo en el que el peso de cada ser querido lo obliga a tambalearse. La sensación de vacío a una edad tan frágil puede ser determinante en la vida futura del niño y parece que pocos se dan cuenta de eso.

sebastian pytka divorcio

sebastian pytka facebook

sebastian pytka genero

Alguna vez, Oscar Wilde dijo: “No soy tan joven como para saberlo todo”, pues bien, Sebastian sí lo es y gracias a eso no teme aún las represalias que la gente de su edad conjura. Eso lleva a cuestionar, ¿quién está equivocado, él o sus contemporáneos? Es difícil no ver con ironía y cierta cautela las imágenes, pues éstas nos hacen reflexionar, pero a veces también nos hacen reír y cuestionar nuestra situación personal.

sebastian pytka vela

sebastian pytka pintura

sebastian pytka movimiento

Pytka nos hace pensar en cuanto vale nuestro tiempo, qué hacer en caso de encontrar terroristas y la fugacidad del tiempo que invertimos a la cultura. Tal vez aún sea demasiado joven para que le importe ofender, o tal vez es uno de los pocos que puede ver que la sátira es una válvula de escape que nos permite sobrellevar tragedia tras tragedia e incongruencia tras incongruencia.

sebastian pytka trabajo

sebastian pytka terrorismo

sebastian pytka libros


Te puede interesar: Diseñadores que ilustran nuestra cruda realidad

***

Fuente: Architecture Design, Facebook


Referencias: