INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

13 ilustraciones 'boudoir' para alcanzar orgasmos sin necesidad de un hombre

May 16, 2018

Eduardo Limón

Amalia Russiello produce retratos de siluetas y performáticas que, lejos de la agresividad sexual con que se suele intentar la complacencia masculina, busca otros tipos de experimentación erótica.



La ilustración de Amalia Russiello es un choque visual de todas nuestras construcciones sociales en torno a la sexualidad. Entre líneas, sus diseños muestran las configuraciones que hemos hecho alrededor de un modelo heterosexual, occidental y patriarcal, con ciertos tonos y actitudes de desafío al mismo. En ese modelo, el placer de las mujeres se invisibiliza y se presenta como construido para otros, pero ¿qué sucede cuando esas mismas representaciones se vuelcan a comportamientos contrarios? Desde la infancia se impone un único modelo de sexualidad falocéntrico y estereotipado, donde el sujeto del discurso es el varón, lo masculino; aquí, esos personajes dispuestos a dicha estructura se olvidan por completo de su "finalidad" hacia ese sujeto para demostrar los diversos quiebres que se pueden generar en el sistema del sexo. 



El cuerpo de las mujeres es el lugar desde el que se teje la maraña de represión patriarcal en la que todas las personas y el punto de arranque para el trabajo gráfico de Russiello. Tomando los mandatos sociales más destructivos que se han construido a partir de dos elementos esenciales —la represión y la hipersexualización de las mujeres—, la artista busca los intersticios en donde quepa la denuncia y nuevos modelos de desempeño para generar imágenes que descontrolen urgentemente el statu quo. 




La construcción y exacerbación de ese potencial erotizante al servicio del placer del hombre heterosexual se dirige en estas ilustraciones a los terrenos de una provocación tanto política como social. Las mujeres, destinadas de forma supuestamente natural a reproducirse para el sistema en un juego de sujetos pasivos hipersexualizados con la función social de dar placer a otros, son personajes en estas ilustraciones que no buscan la procreación ni otros intentos sensuales que sean para sí mismas. 




Hoy, salirse de la norma de género, de los márgenes estereotípicos y demás, suele ser muy doloroso o en extremos castigado, aunque parezca lo contrario. Allí es donde entra el trabajo de Russiello. Con una estética que revisita a las mujeres de principio de Siglo XX y viaja a los moldes de la Francia de Luis XVI. En los estancos afectivos, sociales y sexuales que limitan desde el nacimiento a todas las personas, las mujeres de Russiello exploran un camino de deseo y placer que no necesita de los hombres, no porque estos sean obsoletos, sino porque deben ser prescindibles para la experiencia del amor y el apetito de una mujer. 




Mediante cuadros de autoexploración, sinergia fraterna, erotización homosexual, contrastes entre acción y predisposición, y demostraciones extraoficiales de la sensualidad femenina, Russiello crea un imaginario del sexo femenino al que debemos tender en términos de realidad.  




El boudoir —como una práctica de intimidad estética que se conjuga de lencería y misterio, de secretos en la alcoba—, es explorado en estas ilustraciones como una sugerencia de ruptura para eso mismo que intenta construir el concepto mismo.




Amalia Russiello produce retratos de siluetas y performáticas que, lejos de la agresividad sexual con que se suele intentar la complacencia masculina, busca otros tipos de experimentación erótica. La absoluta ausencia de hombres en su producción ni es casualidad ni es un intento de nulificación, es simplemente un statement sobre los mitos, las realidades y los papeles sobreestimados del pene al momento en que una mujer encuentra la satisfacción tanto genital como ideológica del sexo. 




Los efectos de la moral represiva, la frustración, la ansiedad y la angustia son explorados en la voluptuosidad de sus dibujos no de manera vacua ni gratuita. Nada es casualidad ni simple afiche de calentón. 


*

Todas las imágenes pertenecen a Amalia Russiello y puedes ver el resto de su trabajo en su cuenta oficial de Instagram.


**

Ahora lee:


Historias que te demuestran cómo terminan los amores intensos en 18 ilustraciones

15 ilustraciones de Danijela Simic del sufrimiento de una mujer


TAGS: Erotismo Ilustraciones sexuales Mujeres
REFERENCIAS: Espineta Amb Caragolins

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Baño de cerveza: Algo que definitivamente tienes que hacer cuando viajes a Japón Ejercicios fáciles para que cualquier hombre marque su abdomen en 30 días 5 teorías de lo que pasará en la segunda temporada de 'La casa de las flores' Los que duermen más de 10 horas tienen mayor riesgo a morir, según la ciencia Los peculiares tatuajes que aparecen en la piel cuando te cae un rayo Songs That'll Wake You Up In The Mornings, Even If You Are A Robot... On Mars

  TE RECOMENDAMOS