NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Ilustraciones para recorrer cada uno de tus rincones sin vergüenza

28 de octubre de 2017

Carolina Romero

Si eres una mujer con miedo a tocarte, debes escuchar esto.



Mis mejores orgasmos son cuando él no está. No lo tomes a mal, tampoco te asustes. Sé que lo quieres, que te gusta y que te hace pasar horas de placer pero, créeme cuando te digo que no es lo mismo lo que vas a sentir.



 

Si te dieras la oportunidad de hacerlo por tu cuenta, si por un solo día te atrevieras sin tapujos, sabrías que te estás perdiendo de una oportunidad increíble. Tan sólo piénsalo: naciste contigo, has estado contigo cada uno de los minutos que has respirado. Duermes, te despiertas, te bañas, caminas, lloras, ríes, comes, bebes, descubres… todo lo haces acompañándote.


 

¿Por qué no, entonces, acariciarte, besarte, olerte, lamerte y hacerte llegar al orgasmo?, ¿por qué si cada centímetro de tu piel te pertenece vas a privarte de gozarlo?, ¿por qué si eres un adulto con un criterio propio del Universo piensas que hay un terreno —el tuyo propio— del que no puedes opinar?

 


“Déjate ahí”, “las niñas no hacen eso”, “tocarse es de mujeres sucias”, “sólo quienes se sienten muy solas se masturban”. Has escuchado eso un millón de veces, ¿verdad? Bueno, pues déjame decirte que no son mas que visiones que están limitando tu autoconocimiento. No quiero obligarte, no lo malinterpretes. Ésta no pretende ser una orden, sino justo quebrantar todas las órdenes que te han acosado durante toda tu vida.



Si tienes preceptos religiosos o morales, no hay nadie en el mundo que pueda juzgarlos y echarlos por la basura. Está bien si es lo que piensas y está mucho mejor que los sigas con coherencia. Sin embargo, si lo que te detiene es el miedo, debes saber que tienes el poder de trascenderlo.


 

No eres sucia. No eres culpable. No eres puta. Eres un ser humano como cualquiera a quien este raro instrumento llamado cuerpo le sorprende. Que ha sentido cómo un simple roce puede erizar su piel, que un beso bien dado puede secretar de tu cuerpo los líquidos más íntimos, que ha descubierto con el paso de los años que su cuerpo esconde secretos eróticos que esperan ansiosos ser revelados.


 

Mírate, tócate, descúbrete. No es necesario que lo hagas con malicia, tampoco que pretendas transgredir los límites que te has impuesto por decisión propia. Se trata de que, así como puedes entregarte sin pudor ni vergüenza a alguien que amas, te des cuenta de que también lo puedes hacer contigo porque conocerte es el primer paso para comenzar una relación amorosa que dura para toda la vida: la tuya contigo misma.



Sí, seguro han habido momentos de desdicha donde el cansancio te llega hasta los pies y lo que menos deseas en este mundo es saber de ti. Quisieras tomar vacaciones de ti misma pero luego recuerdas que es imposible y te enfurece. Odias la tristeza que merodea tus días, aborreces sentirte incómoda, fuera de lugar. Sin embargo, resistes. Y al final del día, cuando te encuentras con tu reflejo en el baño, ves la inevitable verdad: ahí sigues tú. ¿No es hermoso saberlo?

 

Todas estas ilustraciones pertenecen a Luis Díaz —alias Nryk Black— un talentoso ilustrador digital. Conoce más de su trabajo en Instagram, Facebook y su página oficial y mira aquí más de su trabajo.


**

Si quieres conocer más ilustraciones asombrosas aprende cómo hacer feliz a la persona que amas en 10 ilustraciones y descubre estas otras que te enseñarán a cuántos hombres conocerás antes del amor de tu vida.

 

TAGS: Sexo Mujeres cuerpo
REFERENCIAS:

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS