Ilustraciones de la japonesa Yuji Moriguchi

Sábado, 10 de marzo de 2018 11:47

|Alejandro I. López
yuji moriguchi

La artista nipona Yuji Moriguchi experimenta con el manga y el shunga (género sexual del Ukiyo-e) para reinventar el erotismo oriental a partir de la monstruosidad



¿Qué es lo que más te asusta?

¿Y lo que más te excita?

¿Podrían tener algo en común?


yuji moriguchi 1


yuji moriguchi 2


yuji moriguchi 3


La monstruosidad es una condición anormal que escapa de todo lo que se considera bello. Aun sin maldad, el primer requisito para ser un monstruo es ser feo, desagradable y lucir radicalmente opuesto a los lineamientos estéticos de la época. El monstruo provoca una impresión universal: miedo, pero ¿qué tan cerca está el miedo del placer, cuando ambos son impulsados por la imaginación?


La humedad, lo viscoso y las formas extrañas pueden resultar tan aterradoras como excitantes. Basta con imaginar una situación específica, poner un rostro de por medio o dejarse llevar por el ambiente para caer en un cuento que puede resultar tan aterrador o erótico... o bien, ser ambas al mismo tiempo.


yuji moriguchi 4


yuji moriguchi 5


yuji moriguchi 6


yuji moriguchi 7


Una hermosa mujer oriental riendo tímidamente, un paisaje imponente con montañas nevadas al fondo o una escena de sexo explícito dentro de un santuario: la estampa japonesa (Ukiyo-e) nació de la idea de disfrutar los placeres de la vida. No es coincidencia que los temas más aludidos en estos grabados tengan una relación directa con el arte, la belleza, el ocio y la sexualidad.


La artista nipona Yuji Moriguchi experimenta con el manga y el shunga (género sexual del Ukiyo-e) para reinventar el erotismo oriental a partir de la monstruosidad. Los tentáculos, monstruos propios del folklore japonés, peces y otros moluscos integran la lista erótica de su obra, la cual fantasea con elementos húmedos y sus distintas formas humedeciendo cuerpos femeninos.


yuji moriguchi 8


yuji moriguchi 9


yuji moriguchi 10


yuji moriguchi 11


Las escamas, las pieles ásperas y su contraste con la delicadeza del clítoris y la vagina provocan escenas tan irreales como la estimulación a través de animales como perros o caracoles, montar un sapo gigante o sentir el cuerpo de un pez koi resbalando entre las piernas: casi cualquier monstruo puede convertirse en un sujeto capaz de provocar placer en el mundo de perversión que propone la obra de Moriguchi.


Conoce más de Diseño luego de apreciar el trabajo artístico del mexicano Gabriel Pacheco en estas “15 ilustraciones tétricas que inspiraron a Guillermo del Toro”. ¿Alguna vez has tenido que separarte de tu pareja por decenas de kilómetros y has intentado mantener viva esa relación? Descubre el sentimiento común que aqueja a quienes viven una realidad romántica similar luego de mirar “12 ilustraciones de los momentos más difíciles de tener una relación a distancia”.


Alejandro I. López

Alejandro I. López


Editor de Cultura
  COMENTARIOS