Diseño

Ilustraciones que demuestran que enamorarse es igual a morir poco a poco

Diseño Ilustraciones que demuestran que enamorarse es igual a morir poco a poco



El primer mes de relación, el amor se convierte en algo supremo que nos lleva a otras realidades, que nos transporta a mundos que nunca habíamos conocido y nos hace más fuertes y llenos de vida, pero como todo, una relación también avanza en un curso sin rumbo que no sabemos cómo terminará.

Dejaremos que arda

Dejaremos que arda



amor henn kim

Nos encontramos en un sitio en el que nunca habíamos estado, lleno de desolación, rumores y un viento que a veces se transforma en tormenta. No podemos dejar de pensar en quien se transformó en el amor de nuestra vida por más cliché que suene, pero de un instante a otro, nos convertimos en psicópatas que acaban con su vida con el único fin de encontrar el bienestar de nuestra pareja. 


Nos destruimos poco a poco, llegamos al inevitable punto sin retorno del daño propio por el beneficio ajeno. Dejamos de comer, dormir, tomar clases con dedicación y trabajar con esmero por tener a esa persona todo el tiempo en nuestra cabeza. Llegamos al punto de entablar conversaciones con él hasta perder la consciencia y despertar al otro día. Nos sentimos en éxtasis y nada nos hace más felices que ver su rostro junto al nuestro en fotografías y pensar que el amor eterno existe, porque según nosotros, lo hemos encontrado.


Pero después, sólo algunos meses, días o años después, nos damos cuenta de que ese mundo mágico con el que soñamos se ha acabado y sin remedio, nuestro corazón se rompe y consideramos que morir de amor es tan posible como el transcurso del tiempo. Ahora no comemos, no dormimos y no nos interesa nada a nuestro alrededor, pero esta vez, no es por el intenso amor que tenemos a nuestro lado, sino por la pérdida de todo lo que creíamos que era felicidad.

 


Caemos al suelo y más abajo, nuestro estómago siente un nudo que antes no estaba, muy parecido a las mariposas, pero esta vez parecen vampiros que nos comen por dentro. Evitamos llorar en las juntas, el camión y la escuela porque sabemos cuán raros podríamos parecer, pero por dentro, queremos mandar el mundo a un lugar muy lejos y permanecer en cama por días enteros sólo contemplando el techo que ahora parece nuestro único amigo.


"Vas a recuperarte pronto", "hay muchos más peces en el agua" dicen aquellos que no tienen el corazón destrozado, porque lo dicen con convicción pero para nosotros, los rotos, no hay remedio que pueda curarnos. Pensamos en ese amor que se fue todo el tiempo y esperamos la equivocación perfecta para llamarle y rogarle que regrese a nuestro lado.


¿Qué ocurrió? ¿Cómo acabó? No sabemos y por más que pensamos todas las posibilidades y todos los escenarios, solamente hacemos más profunda la intensa llaga que resquebrajó no sólo nuestro corazón, sino nuestra existencia. Recordamos los momentos a su lado, pero sin luz, llenos de oscuridad que no nos deja ver bien, sólo somos capaces de recordar todo lo bueno que pasamos juntos y olvidamos sin consciencia todo lo malo.

todo lo que me mata me hace sentir viva henn kim

Todo lo que me mata, me hace sentir viva


Adónde fueron las peleas, los gritos interminables, los celos y el ya no sentirnos a gusto... Desaparecieron porque ahora lo que esperamos es regresar a su lado y continuar viviendo los mejores años de nuestra vida, de amor profundo, del amor de nuestra vida y nuestra existencia.



Se acabó sentirnos atados, sí. Se acabó el patrón de celotipia del que nuestra pareja abusaba, también; pero en su lugar, todos esos pequeños detalles negativos dejaron el hoyo más complicado de llenar. No sabemos qué somos, cómo actuar ante el mundo que está delante nuestro ni de quién sostener la mano para no caer.



En nuestra vida se acabaron los "te amo" y los "eres mi mundo". Vemos a los demás felices con su relación y no sentimos alivio, sólo la intensidad de recordar el pasado con el suplicio de un presente completamente diferente. Queremos retroceder pero nos damos cuenta, como si nunca antes lo hubiéramos notado, de que el mundo sólo camina para adelante y cuando enfrentamos el presente, sólo podemos darnos fuerza solos. Sin esa persona que por tanto tiempo nos arropó en las noches y cobijó con su abrazo.

 



Sí, el amor duele intensamente, mata, corroe, corrompe e inunda nuestro ser tanto que cuando estamos enamorados, nada nos falta.

 


Henn Kim es una ilustradora coreana que combina la poesía dadaísta y las interpretaciones de los sueños de Freud. Conoce más de su trabajo aquí

 

 


 

 

 

 

 

no pienses mucho henn kim

 

 

 

 



Hay dolencias peores que las dolencias, Fernando Pessoa

Hay dolencias peores que las dolencias,
hay dolores que no duelen, ni en el alma
pero que son dolorosos más que los otros.
Hay angustias soñadas más reales
que las que la vida nos trae, hay sensaciones
sentidas sólo con imaginarlas
que son más nuestras que la misma vida.
Hay tantas cosas que, sin existir,
existen, existen demoradamente,
y demoradamente son nuestras y nosotros…
Por sobre el verde turbio del ancho río
los circunflejos blancos de las gaviotas…
Por sobre el alma el aleteo inútil
de lo que no fue, ni puede ser, y es todo.

Dame más vino, porque la vida es nada.


 






***
Te puede interesar:

El amor apesta y estas ilustraciones lo demuestran


Cuando te rompen el corazón la única solución es convertirse en puta






Referencias: