Ilustraciones que sólo entenderán quienes se niegan a resignarse al sistema
Diseño

Ilustraciones que sólo entenderán quienes se niegan a resignarse al sistema

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

8 de febrero, 2017

Diseño Ilustraciones que sólo entenderán quienes se niegan a resignarse al sistema
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

8 de febrero, 2017




"La humanidad (...) se ha convertido ahora en espectáculo de sí misma. Su autoalienación ha alcanzado un grado que le permite vivir su propia destrucción como un goce estético de primer orden".
W. Benjamin


nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic

La cultura pop absorbe todo cuánto encuentra a su paso. En medio de una opinomanía generalizada, cualquier comentario parece marchar por el camino correcto, a pesar de que la evidencia histórica, científica o la realidad misma adviertan lo contrario. En apariencia, la tolerancia se enraiza como el valor más preciado de la sociedad moderna: las instituciones de toda naturaleza aluden a ella como el pilar básico de los demás valores individuales y colectivos para vivir en armonía.

La tolerancia –aseguran– se encuentra en la base de la democracia, el respeto y cada valor que se antoja deseable y superior para ser practicado por la humanidad. A primera vista, tal sentencia no sólo parece real, también óptima para una plena convivencia; sin embargo, debajo de tal discurso se esconde una transformación que tiene lugar a todos niveles, que construye un mundo de apariencias y sobre él, levanta lo que ha de pasar a ocupar el sitio de la realidad.

nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic

Ni siquiera el grueso de los pensamientos críticos logran escapar de la misma lógica del espectáculo. La opinomanía y la tolerancia inauguran un espacio de diálogo y apertura donde –en apariencia– cada voz cuenta, siempre que su mensaje esté cargado únicamente de buenas intenciones respaldadas sobre tales valores y descontextualizado, convertido en un simple panfleto que puede ser parte de la misión de fundación benéfica o programa de caridad.

Un espacio donde cualquiera puede discernir sobre la inminente desigualdad económica mundial, la necesidad del feminismo, el daño irreversible al ambiente a través de la industria y otras causas urgentes de resolver por la humanidad y sin embargo, el abismo que separa al mundo real de la imagen, a la palabra de la acción y a la conciencia social de la individual, diluye toda acción enfocada a encontrar soluciones de fondo a tales problemáticas.


 nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic

Se trata de la sustitución de la realidad por su imagen, la puesta en marcha de la sociedad del espectáculo que aludía Guy Debord hace medio siglo y cuyos efectos resultan más visibles que nunca.

Sin importar qué, cómo ni dónde, en el círculo del espectáculo siempre habrá algo nuevo qué ver. No importa si se trata de Miley Cyrus semidesnuda sobre una bola de demolición, un reality show sobre la vida de las Kardashian, la cobertura televisiva del bombardeo de una ciudad de Medio Oriente o un debate hacia la presidencia de un país; cada aspecto de la actividad social se reduce a una simple mercancía que a más espectacularización, pierde cada vez más contacto con la realidad y se transforma en un escenario, donde el resto de las personas no tienen más que ver cómo frente a sus ojos se construye el presente y reaccionar con lágrimas, risas, abucheos o palmadas según lo que consideren desde su butaca, como público abstraído de lo que ocurre en el espectáculo, consciente de su incapacidad para intervenir y el mal gusto que supone siquiera pensar en modificarlo.

nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic

nes vuckovic


Las ilustraciones de Nes Vuckovic remiten al escenario antes descrito: una sociedad donde cada aspecto de la misma se convierte en espectáculo, ridiculizado, convertido en una sátira de sí mismo y al mismo tiempo, de la realidad. Los trazos temblorosos, la paleta de colores densa, los rostros decrépitos u optimistas en exceso y su constante alusión a símbolos y personajes de la cultura pop recuerdan la frivolidad de un mundo donde el olvido inmediato y la frenética exigencia de nuevos espectáculos con sus propias emociones renovadas, forman un sesgo generalizado que admite todos los discursos (por más críticos que sean), sólo para devolverlos digeridos, con el tufo del positivismo y el progreso de la historia que pide a gritos el olvido y la vista clavada hacia adelante.


-
Si te gusta la ilustración sarcástica, no dejes de mirar el trabajo de Alex Gamsu Jenkins y descubre las "Ilustraciones de las addiciones que todos tenemos y terminarán pudriendo a la humanidad". Conoce el trabajo de Celeste Mountjtoy y la crítica a través del diseño a los absurdos tabúes morales femeninos luego de mirar las "Ilustraciones que demuestran que no hay mujeres seguras de sí mismas". 


*
Referencia:
Nes Vuckovic Instagram







Referencias: