Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

DISENO

Ilustraciones de lo que nunca debes hacer en 12 países si no quieres que te odien

Por: Rodrigo Ayala Cárdenas 22 de septiembre de 2017

Enrique Bunbury, a ritmo de una especie de sensual tango, relata el sentimiento de viajar por el mundo y sentirse en casa allá a donde va con una de sus canciones más emblemáticas en su larga trayectoria: “El extranjero”. El cantante español dice así: Me siento en casa en América / En Antigua quisiera morir / Parecido me ocurre con África / Asila eahuira ye l riff / Pero allá donde voy me llaman el extranjero / Donde quiera que estoy, el extranjero me siento…

Alemanes: Oblígalos a dibujar círculos perfectos.

Colombianos: Pronuncia el nombre de su país como "Columbia".

Viajar al igual que Bunbury implica aprender una serie de conductas apropiadas para compartir un mismo espacio con personas nativas de un lugar específico. Lo que es válido y permitido en tu país de origen puede que no lo sea en un lugar diferente donde la cultura, la religión y las costumbres son totalmente opuestas. Las diferencias culturales han provocado que una serie de clichés se establezcan para diferenciar las características particulares entre una nación y otra.

Franceses: Dales refresco para acompañar su ternera Bourguignon.

Surcoreanos: Apaga el Wi-Fi.

En estas ilustraciones satíricas llamadas "Cultural Torture" se hace alusión a esos clichés, a las conductas típicas (a veces mitificadas) de ciertos países y sus habitantes. Es una especie de guía de lo que nunca debes hacer en ciertas naciones para evitar molestar a su gente. Por ejemplo, si viajas a países como los Estados Unidos donde los centros comerciales y restaurantes están llenos de fast food tal vez no sea una buena idea invitarle a un norteamericano un plato de ensalada con raciones pequeñas. ¡Lo más seguro es que prefieran un plato de hamburguesas, papas fritas y una malteada!

Estadounidenses: Dales un plato de tamaño regular con comida sana.

Rusos: Hazlos reír sin motivo.

Con un sentido de tragicomedia, cada ilustración se burla de las conductas inadecuadas del extranjero que llega a romper la armonía de un lugar en especial de un nativo. Ahí está el japonés que llora porque un extranjero entra a su espacio vital con zapatos o el francés que no tiene vino para acompañar sus comidas. Es gracioso el mexicano que llora porque le niegan la posibilidad de ponerle picante a su platillo. Si estás próximo a salir de viaje, tal vez sea una buena idea que tomes en cuenta estos puntos para evitar una posible ofensa.

Japoneses: Usa zapatos en su casa.

Australianos: Asume que todo en su país es peligroso.

Todas las ilustraciones están protagonizadas por un sujeto de cabeza redonda y carente de rasgos faciales definidos que se dedica a fastidiar a pobres seres encadenados ofendiéndolos o haciéndolos pasar un mal momento al transgredir las normas establecidas en sus culturas. Este personaje incluso se da a la tarea de restregarle a un marciano que en su planeta no existe la riqueza natural de la Tierra o arremete contra un gato incomodándolo al rascar su piel de la manera incorrecta. Todo es humor y la oportunidad de señalar cuán frágiles son las normas de conducta y lo complicado que en ocasiones resulta el entendimiento entre un extranjero y un nativo.

Marcianos: Recuérdales lo patético que es su planeta.

Gatos: Frotar su piel de la manera incorrecta.

El diseño de las ilustraciones resulta agradable a la vista debido al uso de colores pastel, la sencillez en los trazos y, sobre todo, el humor tan bien manejado que se aprovecha de los conflictos culturales existentes cuando dos caracteres tan opuestos se encuentran en una situación incómoda. ¿Cuántas veces no te ha ocurrido algo así? Incluso estando en tu propio país basta con viajar a un lugar alejado del mismo para darte cuenta que lo que impera en tu ciudad no es algo típico en el sitio al que estás acudiendo.

Mexicanos: No les des salsa picante.

Canadienses: Asumir que son de los Estados Unidos.

Esta serie de viñetas satíricas fueron realizadas por “Things in Squares”, un blog de diseño dedicado a contar historias en tono de humor con el que hablan acerca de diferentes conductas humanas. Puedes seguir su obra en los siguientes enlaces: página de Instagram y sitio oficial.

-

Si has disfrutado de esta serie de ilustraciones llenas de humor y sátira, entonces tu alma está lista las ilustraciones que sólo gozarán las personas brillantes, las que aman el humor negro y aquellas que estén convencidas del poder del sarcasmo.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: