Ilustraciones de todo lo que sufren las mujeres y nunca dicen

miércoles, 12 de julio de 2017 13:07

|Rodrigo Ayala



Estar vivo es convertirse en un ser vulnerable ante el destino. Respirar, caminar, comer, enamorarse. Hacer el amor, hablar, estudiar, suspirar o trabajar nos condena a sufrir innumerables penas. No sólo duele la fractura de un hueso sino la de nuestro corazón. Cuando nuestra alma se despedaza a causa de un amor mal correspondido cuesta mucho recomponerla.

La escritora belga Amelie Nothomb dice, en su libro “Estupor y temblores”: «Toda existencia conoce su día de traumatismo primario, que divide esta vida en un antes y un después y cuyo recuerdo, incluso furtivo, basta para paralizarte de un terror irracional, animal e incurable».

Los hombres somos seres que no soportan el dolor físico; cualquier dolencia, por pequeña que sea, los tumba en una cama casi al borde de las lágrimas. Las mujeres, por el contrario, como se ve en estas imágenes, tienden más hacia la explosión del dolor emocional. Las viñetas que conforman la obra de Peteski, las cuales se complementan con postales femeninas de una profunda emoción, son una contraposición entre los deseos de una mujer y la cruel realidad. La mayoría son chicas enamoradas pero mal correspondidas por hombres tiranos, infieles o indiferentes. Mujeres que tienen sueños de amor, de libertad, que están atrapadas en un remolino de corazones rotos que les hace pensar que el amor apesta y que transforman a sus ojos en mares.

-

-

-¡Cariño, estoy en casa, y te traje una sorpresa!

-¡Ojalá que sea el divorcio!

-

-

-Es casi la hora para dormitar en la cama mientras recapacito sobre todo lo que he hecho mal en mi vida.

-

Estoy a punto de caer y terminar de quebrarme a causa de tu sutil desprecio. Espero que la caída sea tan dolorosa que hasta tú sientas dolor, maldito hombre enfermo de egocentrismo. Si te sirve de consuelo, dejaré que te ahogues con mis lágrimas cuando estas inunden la habitación.

-

-

-Mantente emocionalmente no disponible y hazme sentir que te necesito…

-

-

-Intento no pensar en nada, espero sentir algo, accidentalmente siento todo.

-

Mi carne está tan desgarrada a causa de tu odio que hasta mi país lo sabe… Mi alma está tan desgarrada como la bandera que ondea triste y sola en el aire cálido de la tarde… Me siento tan rechazada que imploro piedad no para mí sino para ti, a quien el diablo del amor devorará como castigo. ¡Jódete!

-

-

-No sé qué estoy haciendo con mi vida pero sé que está mal…

-

-

-Encontremos un cuarto oscuro y hagamos que todo tenga sentido para ambos. 

-

Me ahogo… ¿podrías venir a rescatarme para tener la ilusión de que me amas un poco? El mar sabe más dulce que tus insulsos besos cuando posas tus labios en los míos, más por deber que por amor. 

-

-

-No sé quién eres pero necesito tu aprobación…

-

-

-¡Huyamos de todo!

-

No necesito de un maldito tiburón para sentir que el fondo del mar algo reclama mi cuerpo para ser devorado. Siento que tus colmillos me desgarran, que tu apetito por destrozarme es superiora todo y que terminarás por llevarme al fondo del mundo para morir. ¡Imbécil depredador que te aprovechas de mí!

-

-

-Una emoción positiva puede joderte de por vida… 

-

-

-Está volviendo, me estoy preocupando por algo que yo he creado en mi cabeza otra vez.

-

Aquí estoy sin ti, medio desnuda, a la deriva y sin saber a dónde ir. Pensaba que esta oportunidad era la definitiva para nosotros. Sin embargo, me he dado cuenta de que soy una más de tus víctimas. Una pieza más de tu dorada colección. Delante de mí veo a otras que avanzan a la deriva, como fantasmas. Detrás mío seguro otras almas en pena vienen arrastrándose sintiendo el mismo dolor que yo. Cualquiera que sea el camino que elija me llevará al dolor. Sé que tengo que seguir avanzando para olvidarte en algún momento de la existencia. Soy “la solitaria”, me dicen “La nube triste de tu mundo enfermo”.

Conoce más sobre la obra gráfica de Peteski en su cuenta de Instagram y su página oficial. El viaje que te brindará por su mundo rebelde te deleitará.

-

Experimenta más dolor, lágrimas y lujuria en las ilustraciones sobre la magia y la lujuria de mis curvas de la artista Lauralee Benjamin. Así como las obras sobre cómo es amar y desear a la misma persona toda la vida.



REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS