La mujer a la que nadie le creyó y contó su violación a través de un cómic

sábado, 17 de diciembre de 2016 14:57

|A Martinez

No existe nada más amargo que no encontrar una conexión en este plano. Miramos ojos, bocas y extremidades de seres similares mientras interactúan con su entorno, pero todo parece distante. Intimidan y parecen peligrosos, cuando en realidad no hacen nada. Somos nosotros quienes vivimos en un estado de paranoia. Desconfiamos del mundo, porque incluso aquellos más cercanos a nosotros han partido o nos traicionaron. Fuimos ignorados cuando expresamos nuestro dolor, extendimos nuestro brazo en busca de contacto amistoso y recibimos una bofetada. Pero de vez en cuando aparece una luz. Finalmente alguien nos mira de vuelta y nos dice que no todo está tan mal. "Te creo", afirma y la soledad desaparece.
Ana vivió por una situación similar. Ana, sin apellido, ni rostro nos cuenta su funesta experiencia bajo el abuso sexual que nos recuerda lo grotesco de la humanidad. Fue torturada psicológicamente, violada y sometida a actos horribles por un hombre que la engañó y le dijo que nadie le creería. La historia resultó diferente a lo que él esperaba.

ataques sexuales contra la mujer ana violacion

Ana es una mujer guatemalteca que en su sitio web "YoTeCreo", contó la manera en que fue violada por un hombre en el que confió. También narra que la justicia ignoró sus súplicas por un castigo para el atacante, además de su siniestra transición de ser una joven inmigrante en España a ser percibida como una puta mentirosa. Ana aún vivía en Guatemala cuando conoció a Siddartha M, un profesor de su universidad, quien la convenció de retirarse de su país después de incrustar una paranoia constante en su mente.

ataques sexuales contra la mujer comic

A pesar de notar que él había intentado crear una relación con ella, Ana lo rechazó, pero aún así lo veía como una figura protectora. Siddartha le decía que no saliera sola a la calle o que no saludara a extraños, hasta que finalmente le dijo que se fueran a España para tener una mejor vida. Él la esperaría en el aeropuerto de Madrid, mientras ella dejaba atrás todo lo que conocía, incluyendo sus amigos y su madre enferma. No estaba consciente de que su pesadilla comenzaría.

ataques sexuales a la mujer

 Siddartha es descrito por Ana y tiene todas las cualidades de un psicópata: era encantador, desarrolló una obsesión por la joven y comenzó a controlar su vida una vez que llegaron a España. La persuadió de que era el único en quien podía confiar y no debían estar separados mucho tiempo. Desde el momento en que Ana arribó, ambos emprendieron un largo camino a pie hasta el lugar donde dormirían. Ana estaba cansada, desorientada y sólo quería descansar, pero sintió las manos de Siddartha en todo su cuerpo. Al día siguiente le dijo: "Ayer te toqué el culo, espero que no te importe".

ataques sexuales contra la mujer ana

Con ese tipo de actitud simple, continuó en su papel de "maestro protector" y trató de motivarla a abrirse sexualmente. Sin embargo, Ana no estaba interesada; por su religión ella consideraba el acto sexual un hecho sagrado y quería esperar a el hombre indicado. Los lugares donde le ofreció residencia eran los hogares de dos amigos de él y la mayoría de las veces se encontraban solos. El hombre se convirtió en una sombra para su vida. En el momento en que la madre de Ana murió, todo empeoró.

"Yo no soy un hombre. No soy humano. Soy un oso. Puedo ser tu oso de peluche."

ataques sexuales contra la mujer comic

Después de la tortuosa insistencia seguida por negativas incesantes de Ana, la falsa facha de Siddartha se derrumbó en pocos segundos. La llamó "reprimida" y "berrinchuda", y aunque ella se negó en repetidas ocasiones, el hombre la violó. La historia se pudo detener ahí, pero no fue suficiente para el asqueroso humano que estaba sobre Ana. La humilló obligándola a decirle "amo" y a ver pornografía mientras se declaraba "puta". La forzó a tener sexo anal y a más acciones degradantes que destruyeron por completo el espíritu que quedaba dentro de ella. Ana cerraba los ojos y lo dejaba actuar.

ataques sexuales contra la mujer violacion

En su historia, Ana relata con detalle las aberraciones a las que fue sometida después de mucho tiempo. Vulnerable e inocente, se convenció de que no podía hacer nada. En su cabeza resonaban las palabras de la mierda de humano que había abusado de ella: "Si hablas de esto; de mí ya saben que soy un libertino, pero de ti todo el mundo pensará que eres eso, una puta". Ana se culpó. Estaba sola, no tenía a nadie y su único vínculo con el mundo era él y sus amigos. Pasó el tiempo hasta que en una cena de Navidad finalmente se quebró. Tuvo una crisis de ansiedad y le contó a una amiga lo que sucedió. A pesar de tener su apoyo, se negó a denunciar por miedo. Era una migrante sin más conocidos, aún así decidió pedir ayuda a alguien más.

ataques sexuales a la mujer dano

Contactó a la exesposa de Siddartha y fue la primera en una serie de personas que negaría su historia y la señalaría como una mentirosa. La prisión mental se hizo más pequeña dentro de Ana al notar que el sistema de justicia no haría nada para ayudarla. La dejaron sola, pero encontró la manera de salir. Desarrolló un cómic titulado "Buscando Justicia", donde en imágenes presenta su tragedia. Los dibujos se asemejan a un altavoz y le permitieron que mayor cantidad de gente escuchara su historia, ahora con resultados diferentes. "Yo Te Creo", son las tres palabras que Ana necesitaba escuchar y ahora llegan en olas gracias a Internet.

ataques sexuales contra la mujer ana guatemala

En su sitio, ahora patrocinado por la Asociación de Mujeres de Guatemala, además del cómic y su historia, existen distintas secciones donde se pretende ayudar a las personas que hayan sufrido abusos similares. Las palabras que pocos quisieron pronunciar, ahora son dichas por miles que creen en Ana y la han ayudado a seguir con su vida. La marca aún queda en el pasado, pero ahora sólo es un punto pequeño dentro de una esperanza más grande.

ataques sexuales contra la mujer ana espana




Entra a YoTeCreo.net para ver el cómic completo.





TAGS: Cómics
REFERENCIAS:
A Martinez

A Martinez


  COMENTARIOS