Las mejores historietas latinoamericanas

Las mejores historietas latinoamericanas

Por: Diana Laura -



Historietas, quadriños, comiquitas, monitos, pepines, muñequitos o tebeo. Quizá comic o manga te suene más familiar. Son los diferentes nombres para referirse al noveno arte. Sí, leíste bien. Esa serie de “dibujitos”, como muchas veces los llamamos, cuenta con un puesto dentro de esta clasificación.

     Por mucho tiempo hemos subestimado a las historietas considerándolas como literatura menor o de segunda. Dejamos los comics para los jóvenes, coleccionistas o, como hoy los conocemos, “frikis”. Acostumbrados que entre más palabras tenga un texto es “más culto”, pensamos que todo lo demás es “cosa de niños”.


comic2

     
Superman, Batman, Spiderman, Thor… ¿Quién no ha escuchado hablar de ellos? Los superhéroes están en boca de todos. No sólo los encontramos en los comics sino animaciones, televisión, teatro, cine…  Sus adaptaciones se han convertido en los estrenos cinematográficos más taquilleros del mundo. Sin embargo, como lectores, solemos olvidar grandes historias creadas por artistas latinoamericanos.

     Si bien es cierto que en la estructura y técnica un cómic y una historieta pueden resultar parecidos; la diferencia la encontramos en sus historias y la variedad de sus visiones socioculturales de la vida cotidiana. Por ejemplo, en Estados Unidos el cómic surgió como una tabla de salvación ante la “Gran Depresión”. Desempleo, hambre y caos caracterizaron a ese periodo. Historias fantásticas de aventuras, misterio y ciencia ficción comenzaron a multiplicarse como una forma de escapar de la realidad para refugiarse en una fantasía. En cambio, Latinoamérica se encargó de reflejar y denunciar la realidad.


familia-burron

     
Los personajes de la historieta en América Latina no son sólo trazos en papel. Están afuera, en las calles. No llevan capa, armadura ni pantalones ajustados. Los protagonistas son la vecina, la comadre, el señor de la tiendita de la esquina, Fulanito, Menganito, tú, yo… No vuelan, no tienen rayos X, súper fuerza, súper  velocidad ni cualquier otro súper poder. Ellos observan, critican, denuncian, se mofan de sus desgracias y de las ajenas, odian; un día pueden ser héroes y al otro villanos.  Hablar de historieta latinoamericana es hablar de injusticias, vaivenes políticos, inconformidad, esperanza… Se nos muestra una América Latina conflictiva, herida y pícara. Por ello, te invito al mundo de las ideas a través de estos “monitos”…


Mafalda (Argentina)

mafalda
Cómo olvidar a esa niña con melena despeinada. Amante de los Beatles y el pájaro loco. Su peor enemiga: la sopa. Luchadora social incansable. Le preocupa el mundo y no entiende a los adultos. Famosa por ser “la chica preguntona irreverente”.

     A través de Mafalda, Joaquín Salvador Lavado, mejor conocido como Quino, nos hace reflexionar sobre el mundo: sus hábitos, creencias, prejuicios…


Condorito (Chile)

caterpillar

Lo encuentras haciendo de las suyas en las calles de Pelotillehue. Reconocido por  su vestimenta original: camisa roja, pantalones gastados negros  y sandalias. Es un cóndor, ave nacional chilena, antropomorfo de clase humilde. Ingenioso, buen amigo y amante de la libertad. Famoso por siempre exigir una explicación.

     En esta historieta chilena, René Rios Boetigger, también conocido por su seudónimo Pepo, nos retrata de manera irónica la pobreza originada por la migración campesina a Santiago en la década de los cuarenta. Por este motivo, Condorito se presenta como un personaje pícaro, campechano y pobre.


Memín Pinguín. (México)

comic-de-memin-pinguin

“Un negrito muy simpático, aunque algo travieso, pero de muy buen corazón”, así lo describe Yolanda Vargas Dulché. Memín es estudiante de tercero de primaria. Tiene una terrible facilidad para provocar enredos.  Experto en el “cantinfleo” e ícono de la historieta mexicana.

     A través de sus aventuras se nos retrata la vida del México posrevolucionario. Desigualdad social, discriminación, trabajo infantil… son algunas de las problemáticas que se presentan.

     Historieta famosa por enaltecer los valores humanos hacia amigos, familia y el Estado. Fue tanta su popularidad que el Ministerio de Educación de Filipinas hizo obligatoria su lectura en las escuelas.


Copetín (Colombia)

Copetín (Colombia)
Copetín es un niño gamín. En la imaginación de los bogotanos éstos son seres sucios, peligrosos, agresivos, inspiran miedo y viven en la calle. En cambio, Copetín es un niño simpático, travieso, pecoso y de muy buen humor. Se caracteriza por su cabello amarillo peinado hacia atrás y su pequeña barriga.

     A través de este personaje, Ernesto Franco desarrolla un humor negro que le permite abordar la desigualdad, la dureza y la inseguridad de Bogotá. Copetín será la voz del sentido común que señala las vanidades, los excesos y los absurdos de los bogotanos.

      ¿Tú que otra historieta agregarías a la lista?

FUENTES

  • Escobar Fuentes, Susana. Periodismo en historieta en Latinoamérica, propuestas para cambiar al mundo. Disponible en:

http://www.pacarinadelsur.com/51-dossiers/dossier-15/1117-periodismo-en-historieta-en-latinoamerica-propuestas-para-cambiar-al-mundo#resumo

  • Biblioteca Nacional de Colombia, Ministerio de Cultura. Ernesto Franco y Copetín. Disponible en:

http://www.bibliotecanacional.gov.co/comic/ernesto-franco-y-copet%C3%ADn

  • La historia del comic en los países latinoamericanos. Disponible en:

http://www.todohistorietas.com.ar/historia_latinoamerica.htm

Referencias: