Ilustraciones de cómo los pensamientos obsesivos nos producen tristeza, angustia y frustración 
Diseño

Ilustraciones de cómo los pensamientos obsesivos nos producen tristeza, angustia y frustración 

Avatar of Jessica Enciso

Por: Jessica Enciso

1 de marzo, 2017

Diseño Ilustraciones de cómo los pensamientos obsesivos nos producen tristeza, angustia y frustración 
Avatar of Jessica Enciso

Por: Jessica Enciso

1 de marzo, 2017



“Esperar no lleva a ningún lugar”, muchas veces hemos escuchado esto; sin embargo, lo realmente efectivo es comprometerse a realizar lo que nos gusta, aprender a pensar, a razonar y a buscar un espacio propio, pues no sólo debemos dejarnos llevar por la pasión, es necesario movernos para alcanzar las metas que nos hemos propuesto.


Anita Mejía_1 (5)

 

¿Qué pasa cuando en el intento por conseguir lo que queremos nos damos cuenta de que “la vida no es tan fantástica como el interior de un libro”? Luego de esta certeza, todo se nos viene encima, el mundo se derrumba, el ruido arremete contra nosotros y no basta esconderse en una caja pequeñita para escapar de él. Entonces, pasan 2 mil 163 horas y te encuentras hecha bolita en la oscuridad, sufriendo el Gran Tilingo.



ruido anita mejia

ruido book anita mejia


¿El gran qué?, te preguntarás. Un tilingo es un pensamiento negativo, minúsculo, que puede desencadenar una sobrepoblación de bichos mentales.


ruido-anita mejia


recomendaciones ruido anita mejia

 

Sí, ahora podemos reconocer que todos hemos sufrido de tilingos e incluso de grandes tilingos, que comienzan con tristeza, frustración o angustia, y nos conducen a un fondo sin salida. De esta manera, la ilustradora mexicana Anita Mejía comenzó a crear el libro "Ruido: Mejía y el Gran Tilingo", para plasmar todos esos pensamientos constantes que tenemos sobre nuestra vida. 

Son esos momentos de abrumadora oscuridad en los que podemos distinguir la más tuene o minúscula luz; o en palabras de Anita Mejía "un repollo, algo que le devuelve el sentido a la vida"; y para ella eso es la ilustración, además de sus cuatro gatitos. 


Anita-Mejia y el ruido


Anita-Mejia ilustradora

Anita-Mejia-ilustraciones


Después de un periodo de depresión, y de realizar una serie de viñetas de "amor absurdo", como ella les llama, sobre sus gatitos, nació la idea de contar esta historia a través de un libro ilustrado, en el cual trabajó durante cinco semanas, y fue así como concibió su primera obra "Ruido: Mejía y el Gran Tilingo".

La autora nos comparte, desde su experiencia, que enfrentar las crisis nos puede colmar de satisfacción, nos lleva a construir un hogar, a darnos cuenta que no necesitamos todo aquello que el mundo nos ha hecho creer, sino que la vida se trata de disfrutar al máximo los instantes; sí, de estar tranquilas, inquietas, contentas, nostálgicas, felices, asustadas, tristes o confundidas, a aprender que “un poco de ruido está bien, pues sin él, podemos perder el rumbo de la vida".


Anita-Mejia-ruido


Anita Mejía encuentra inspiración, además de sus  Mingus, Macarrón y Froo, en la historia y la literatura de autoras como las hermanas Brontë, Virginia Woolf, Charles Dickens y Simon de Beauvoir, así como en los sueños y experiencias personales, de entre los que destaca las vivencias con su abuela.


Anita-Mejia libro ruido


libro ruido de anita mejia


Uno de los futuros ideales de la autora sería vivir en el campo para estar en pleno contacto con la naturaleza. Pero por ahora, Anita Mejía prepara un par de historias ilustradas más, con la cuales nos llenará de ternura, realidad y amor por la vida, eso que sentimos a pesar de las adversidades. 

“Que nunca hayamos hecho algo, no significa que no podamos hacerlo”, afirma, pues no importa que nos hagamos de miles de repollos, el único fin disfrutar las experiencias, adquirir conocimientos y no renunciar a la felicidad.


Anita-Mejia y su libro Ruido



***

Si te interesa el mundo del diseño te invitamos a indagar en las 10 ilustraciones que explican la mente de las mujeres.





Referencias: