Los límites de lo salvaje que nos recuerdan lo que realmente somos

viernes, 1 de abril de 2016 6:24

|Natalia lo



La rutina de la ciudad nos obliga a controlar nuestro lado salvaje, al crecer nos repiten que en el mundo "civilizado" no hay lugar para el juego irracional, ni para ser guiados por nuestro interior violento y siempre alerta. Las reglas y normas sociales son una correa de la domesticación que nos obliga, poco a poco, a renunciar a la libertad que exigen nuestros impulsos. Hay culturas ancestrales que interpretan y expresan su personalidad a través de los animales salvajes, mediante objetos conocidos como tótems, los que, de acuerdo con su mitología, comparten características con los seres humanos.

En la cultura popular tendemos a relacionar cualidades como la fortaleza, la sabiduría, la valentía, la compasión, entre otras; con el reino animal. Un ejemplo de ello son las fábulas en las que el zorro es la imagen de la astucia, la tortuga de la serenidad y la paciencia, y el león de la nobleza y poder de un líder... lo que tienen en común todas los atributos que he mencionado es que son propiedades que no responden a la lógica racional y rígida de la consciencia que supuestamente debe dirigir todas las acciones del hombre: son guiados por nuestro lado emocional.

En la jungla de asfalto que habitamos tenemos que encontrar salidas para nuestro instinto animal, hallar medios catárticos para exteriorizar, de vez en cuando, el incontrolable frenesí que nos domina, y uno de ellos es poner en práctica nuestra creatividad, atrevernos a desafiar el color y los materiales sin juzgarnos  por el resultado final, sin presionarnos ni buscar una explicación inútil frente a la intuición como el instinto de supervivencia que mueve a las fieras, sensaciones y empujes violentos que nos enfrentan con nuestros límites para desafiarlos y rugir por nuestra libertad.

cazapapeles-instalacion

No podemos permitir que nuestra mente sea domesticada y amarrada a un rebaño que replica un modelo inflexible dejando de lado la capacidad humana para imaginar. Hemos sido privilegiados por la evolución con las condiciones físicas idóneas para fabricar nuevas herramientas y objetos, con el dinamismo de nuestras manos un simple material puede convertirse en algo tan mágico como un origami escultórico moldeado por la pasión. El arte es el motor que puede transformar la vida porque es el lenguaje que manifiesta las salvajes corazonadas de la naturaleza.

cazapapeles-ave

El proyecto Cazapapeles refleja el potencial que tiene el cartón para doblar, estructurar y plasmar ideas. Sus obras de arte reivindican los materiales que consideramos domesticados, como el vidrio, plástico o papel, que logran escapar a través de la innovación humana utilizando el poder del rugido implacable del cartón.

Probablemente uno de los objetos que habita todos los hogares del mundo es el cartón, día con día consumimos una gran cantidad de productos empacados en esta materia prima de ideas. Cereales, jugos, zapatos, galletas y cosméticos son ejemplos básicos de la importante presencia que tiene el cartón en nuestra vida y que solemos desperdiciar.

cazapapeles-animal

cazapapeles-oso

Por ello convivir con el safari escultórico creado por Cazapapeles despierta una conciencia crítica sobre la sociedad de consumo y desecho excesivo en la que vivimos, donde cada vez nos ahogamos más en toneladas de basura, su filosofía se inspira en la técnica del origami como una estrategia para impulsar el reciclaje a través del arte y restaurar el balance en nuestro hábitat, una labor que sólo puede ser posible si nos reconciliamos con nuestra propia naturaleza.

cazapapeles-rino

Las bestias salvajes de su reino de cartón han estado presentes en festivales de música y museos, formando instalaciones artísticas con encuentros silvestres imposibles en la naturaleza, como un oso que se vuelve el mejor compañero de trabajo en la oficina o un lobo que ha decido pasar un fin de semana lleno de música bajo el sol. 

cazapapeles-instalacion

Cazapapeles se trata de contar historias, convertir en fábulas los paseos en las plazas y parques donde los límites entre la fantasía y la realidad se vuelven difusos, y es en ese momento de caos cuando todo lo establecido se pone en duda y podemos volver a sentirnos libres entre la diversidad de seres y criaturas que comparten nuestra indomable existencia.  

cazapapeles-osoblanco

cazapapeles-oficinas

cazapapeles-coca

cazapapeles-blancos

cartón

cazapapeles-osopolar

Cazapapeles forma parte de la selección de Creativos 2016 de Cultura Colectiva, conoce más de su obra en:
Instagram
Facebook

TAGS:
REFERENCIAS:
Natalia lo

Natalia lo


  COMENTARIOS