"Rascasuelos", el nuevo sentido de la arquitectura

"Rascasuelos", el nuevo sentido de la arquitectura

Por: Luz Espinosa -

El corazón de la ciudad de México está coronado por una construcción incompleta en la que se posa, a toda asta, la bandera tricolor. En 1843 Antonio López de Santa Anna ordenó un concurso para realizar un monumento en la plancha central de la ciudad; Lorenzo de la Hidalga resultó ganador y fue él quien ordenó construir, en el centro de la plaza: el zócalo, base o plinto de una futura columna de la Independencia. Sin embargo, y como todos sabemos,  el monumento nunca fue construido y el zócalo permaneció solitario en el medio de la plaza por muchos años. La palabra "zócalo", desde entonces, en México se convirtió en un sinónimo de "plaza central".


ZocaloMonIndep2

Ha sido ese, el monumento incompleto, la sede de hechos importantes en las diversas etapas de la historia de México, así como sitio de concentración y de manifestaciones sociales y culturales. Durante cinco siglos de historia ha sufrido cambios en los elementos y edificios que le rodean y le constituyen, pero desde los años sesenta luce, locales más, locales menos, con la misma “fisonomía”.

Luego de casi 50 años de mantener el Zócalo intacto, arquitectos mexicanos presentaron un diseño de edificio que podría construirse a 300 metros por debajo de la plancha central. El diseño propone las últimas innovaciones de la arquitectura moderna: una pirámide subterránea planificada para albergar, en sus primeros diez pisos, un museo dedicado a la historia de la ciudad de México. Los pisos “descendentes” estarán destinados a viviendas, comercios y oficinas.

rascasuelos

El diseño, que abarca la plaza central de la ciudad, se cubrirá con vidrio reforzado para permitir que los rayos del Sol iluminen el interior del edificio.

Este proyecto sería el primer "rascasuelos", una pirámide invertida con 300 metros de profundidad que servirá como un innovador espacio público que le dará un nuevo sentido a la expresión "arquitectura de altura".

original

Esteban Suárez, cofundador del despacho encargado del proyecto: BNKR Arquitectura, cree que esta será una manera práctica de conservar el paisaje arquitectónico mientras  se crean “los muy necesitados espacios para más comercios y vivienda".

El diseño también incluye una serie de "jardines" en los que plantas y árboles pueden dar aire fresco a las instalaciones, necesario para una estructura subterránea. Además, una turbina impulsada con el agua subterránea podría generar la electricidad necesaria para el alumbrado del edificio, pero el despacho aún no resuelve el generar la energía necesaria para que las lámparas en el interior del “rascasuelos”  funcionen las 24 horas del día.

rascasuelos

El Zócalo de la ciudad de México es una de las plazas centrales más grandes del mundo. Y, quizá, por esta razón, el arquitecto cree que es el espacio ideal para desarrollar el proyecto. 

En cuanto a las actividades que se realizan en este cuadro central de 17 mil 500 metros cuadrados como conciertos masivos, protestas, exhibiciones y desfiles militares, el domo de vidrio, dice Suárez, permitirá que la vida del Zócalo se mezcle de manera natural con el "rascasuelos".

Suárez y su equipo trabajan para presentar el proyecto a las autoridades locales. Se estima que su costo será de 10 mil millones de dólares.

https://img.culturacolectiva.com/content/2014/01/original-2.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/01/original-3.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/01/original-4.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2014/01/original-5.jpg

Referencias: