Diseño

15 tatuajes para superar un amor no correspondido

Diseño 15 tatuajes para superar un amor no correspondido

Nuestra vida está llena de pérdidas en todos los sentidos, pero no por eso debemos verla como un proceso de sufrimiento eterno.



Las personas que amamos y que nos aman a nosotros, tienen que superarnos.

Tienen que emularnos y vivirnos para luego evolucionar más allá de nosotros 

y aunque no encontremos las palabras correctas para expresarlo,

cada vez que nos sentimos superados debemos sentirnos más vivos que nunca,

debemos Sentirnos Amados.


— Zeta



Los días donde la lluvia y el olor a tierra no parecen alegrar a nadie son cuando te das cuenta de que no importa cuánto lo intentes; los recuerdos que más te duelen nunca se alejarán de ti. Querrás escapar, gritar y esconder tus lágrimas de desesperación; pero debes aceptar que superar o dejar atrás el recuerdo de tu ex es casi imposible; no porque realmente haya sido el amor de tu vida o la persona más grandiosa sobre la tierra, sino porque, al igual que muchas otras personas, ha marcado tu vida y te dejó enseñanzas que probablemente nunca habías notado.


post-image


post-image

Esto también pasará


post-image

Todavía me levanto


Cada persona que aparece en nuestras vidas deja a su paso una serie de experiencias que son irremplazables y eternas. Sin que siquiera lo notes, todos los días estás aprendiendo un montón de cosas acerca del mundo que te rodea, especialmente de las personas que más quieres, pues las ves como ejemplos de vida o figuras a las que tienes que enorgullecer para que se sientan seguros a tu lado y quieran permanecer ahí todo el tiempo que les sea posible. Sin embargo, no todos se quedan.


post-image

No hay amor sin perdón


post-image

Primero ámate a ti mismo


post-image

Entonces se va


Justo cuando alguien a quien amaste con toda el alma te abandona, es cuando la vida te da una de las lecciones más grandes que puedas tener: el amor no se trata de correspondencias. Tal vez sea cruel decirlo así, pero cuanto más rápido comprendamos la realidad detrás de este sentimiento, más sencillo será aprender a valorar el presente y todo lo que esa persona nos dio cuando estaba con nosotros, para por fin alejarnos de la nostalgia y los malos sentimientos y quedarnos con todo lo bueno, que al final es lo único que importa.


post-image

Hay una luz que nunca se va


post-image

Te perdono


post-image

Todo pasa por una razón


Así, todos los recuerdos se fundirán en nuestra mente y quedarán como valiosas marcas que incluso pueden manifestarse en nuestra piel en forma de tatuajes. Seguramente no faltarán las personas que digan que hacerte un tatuaje recordando a un amor no correspondido es seguir lastimándote todos los días; no obstante, lo que ellos no ven es que un tattoo va cicatrizando junto con tus sentimientos para que, al final de todo el proceso, éstos no sean marcas dolorosas, sino una especie de celebración porque todo el dolor y esas ganas de desaparecer de este "mundo cruel" se fueron, y de una forma u otra te regresaron esa vida plena que antes creíste perdida.


post-image

Esto también pasará


post-image

Las cosas cambian


post-image

Perdona


Nuestra vida está llena de pérdidas en todos los sentidos, pero no por eso debemos verla como un proceso de sufrimiento. Hay que pensar un poco para darnos cuenta de que cada golpe es una oportunidad para aprender a superar, no a otras personas, sino a nosotros mismos. De hecho, si todo el tiempo estuviéramos conformes con lo que tenemos y lo que sentimos poco o nada valdría estar tanto tiempo en este mundo; viviríamos estancados en un escenario completamente gris en el que definitivamente no tendría mucho sentido habitar.


post-image

No tengo miedo de recorrer este mundo sola


post-image

Todo pasará


post-image


Dolor y alegría, días nublados o con sol; absolutamente todo lo que nos ofrece el mundo debe ser apreciado hasta el último momento, sólo así nos daremos cuenta de que lo que le da color a las cosas son esos contrastes que nos llevan a valorar cada momento y llevar grabadas cada una de sus enseñanzas en nuestros corazones o, por qué no, en nuestras pieles. Cuando entendamos perfectamente todo esto, nos daremos cuenta de que superar no es lo mismo que olvidar; sino sonreír y agradecer ante un pasado que nos ha dado todo lo que tenemos.



Referencias: