Diseño

15 tatuajes de la luna que querrás tener y su significado

Diseño 15 tatuajes de la luna que querrás tener y su significado

Quizá lo quieras pensar dos veces antes de volver a criticar a quienes creen que nuestra vida avanza junto con la luna.



Si el ser humano nunca hubiera volteado al cielo, seguramente sus intentos por ser la especie dominante hubiesen fracasado casi de inmediato. Tanto las estrellas como la luna han servido de referencia en el gran mapa cósmico que es el cielo. Fueron nuestros primeros guías en el mar y los calendarios más precisos que pudimos haber deseado jamás. Mucho más que el sol, la luna a través de sus fases nos ayudó a dividir el tiempo en meses y todavía más importante, temporadas agrícolas.


post-image


post-image


post-image


De no haber volteado a ver un cielo estrellado, el ser humano básicamente continuaría persiguiendo a las grandes manadas, yendo de allá para acá junto con las grandes migraciones que buscaban pastizales frescos de los cuales alimentarse. Esa es la razón por la que además de guía, la Luna ha sido reconocida como una deidad importante en diferentes culturas alrededor del mundo. Para la mitología mexica, la Luna —conocida como Coyolxauhqui— era la hermana mayor de Huitzilopochtli, el dios Sol; mientras que en un contexto europeo y asiático, gracias a las religiones lunares que tuvieron su auge en la Edad Media, es considerada un símbolo de soberanía indiscutible.


post-image


post-image


post-image


Asirios, griegos, hindúes, chinos y babilonios fueron los responsables de darle a esta diosa su carácter agrícola haciendo una ceremonia especial para recibir a cada una de las diferentes fases lunares, siendo la llena la más importante de todas, pues es precisamente la fase que corresponde al tiempo en que todas las cosechas se levantan de los campos e inicia un nuevo ciclo. En ese sentido, la luna es la manera perfecta de representar nuestras vidas que desde hace miles de años han sido percibidas como grandes ciclos que deben cumplirse para que el mundo entero pueda seguir su curso.


post-image


post-image


post-image


Cuando esta percepción lunar se transporta hacia un plano más personal, lejos de todo tipo de interpretación antigua o moderna, por extraño que parezca, no cambia mucho el significado. Quienes se tatúan las fases lunares quieren representar con ello la manera en que el tiempo ha pasado sobre su cuerpo y sensibilidad convirtiéndolos en personas mucho más emotivas, aunque al mismo tiempo, más duras; pues es cierto que la sabiduría que otorga el tiempo nos hace abrazar y entender al otro; pero también nos lleva a analizar cada uno de sus actos para no vernos engañados o heridos.


post-image


post-image


post-image


Parece increíble que un tatuaje, al igual que un astro que se encuentra a kilómetros de nosotros, tenga tanta relación con nuestra vida. Aunque si lo pensamos detenidamente, ambos tienen una relación directa con nuestra manera de ver el mundo y de interpretar cada momento vivido como un pasaje importante en nuestro paso por el mundo; de la misma forma ambos señalan el principio y el fin de un ciclo, pues por más que nos empeñemos en negarlo, uno se hace un tatuaje como símbolo de todo lo que le ha ayudado a forjar un carácter.


post-image


post-image


post-image


Al igual que las grandes civilizaciones antiguas, cada persona que decide tatuarse la luna le debe al menos un momento de su vida en el que fue indispensable mirar al cielo para encontrar la solución a sus problemas. Por esa misma razón es indispensable seguir creyendo en el poder que los astros ejercen sobre nuestras vidas; si no como una verdad científica, al menos sí como un medio para sentirnos más tranquilos, como si alguna diosa antigua nos cuidara desde lo alto.