INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

18 tatuajes en el abdomen para personas atrevidas

15 de marzo de 2018

Diego Cera

El solo hecho de saber que nuestra piel será perforada a toda velocidad para ser pigmentada con tinta es ya una imagen desafiante.



El inicio de nuestras vidas, el primer latido de nuestro corazón, la primera vez que escuchamos la voz de nuestra madre. Todo eso ocurre en el vientre; esa zona que históricamente ha sido relacionada con la vida y la protección debido a que es en el lugar en el que nos resguardamos incluso antes de estar listos para conocer la luz del sol. Al asumir nuestra propia humanidad y salir del vientre materno, todo se convierte en el que quizá sea el viaje más arriesgado de todos: nuestra propia vida.



Aunque no lo notemos, el mundo y nuestro andar cotidiano por éste se encuentra lleno de primeras veces. Si viéramos cada día como una nueva oportunidad de comenzar la vida, ¿cuántas veces no habríamos renacido? Lo que es todavía más cierto es el valor de cada uno de nosotros al levantarse de la cama y decidir enfrentar al mundo que cada vez acerca su carácter al de una bestia insaciable que destruye todo lo que se le pone enfrente.



No cabe duda, abandonar la seguridad del vientre materno es posiblemente el acto más atrevido al que se tiene que enfrentar una persona, le guste o no. A partir de ahí, cada paso que damos nos convierte en los poseedores de una vale tía que pocas veces tomamos en serio o le damos la importancia que se merece, aprendemos a vivir con ella de una forma tal que se vuelve completamente irrelevante, al menos hasta que decidimos —de manera inconsciente— dejar que nos atrape.



Regresando al vientre, es ahí donde se encuentra el hígado del que, según creencias que vienen desde Hipócrates, se concentran los humores en forma de bilis o cualquier otro fluido que se activa dependiendo nuestro estado de ánimo. La sangre, como portadora de adrenalina y otras sustancias que activan nuestros instintos naturales regresándonos a ese estado en el que la valentía y el coraje son las únicas dos cosas que realmente nos llenan y nos impulsan a seguir viviendo. 



En teoría, cuando nos paramos al borde de un lugar demasiado alto, son estos humores los que provocan esa sensación angustiantemente agradable que nos revuelve todo el cuerpo. Lo mismo ocurre cuando nos hacemos un tatuaje; pues el solo hecho de saber que nuestra piel será perforada a toda velocidad para ser pigmentada con tinta es ya una imagen que desafía cualquier límite de nuestra sensibilidad. 



Entonces ¿esa es la razón por la que un tatuaje en el vientre se vuelve algo atrevido? Realmente no, cuando hablamos de este arte sobre la piel debemos considerar que en algún punto ésta envejece y se hace cada vez más flácida. Hablando específicamente del abdomen, estos efectos ocurren de forma más dramática a comparación de otras zonas, por lo que realizarse un tatuaje justo aquí puede tener efectos contraproducentes a largo plazo.



Aun conociendo esto, quienes deciden tatuarse el abdomen pueden considerarse atrevidos por desafiar al tiempo y sus efectos. No importa qué tan grande o colorido sea el diseño, siempre es una apuesta atrevida debido a que estas personas dejan su cuerpo en manos del destino… aunque si lo pensamos, eso es lo que todos hemos hecho desde nuestro nacimiento. 


TAGS: Ideas para tatuajes Tatuajes diseños de tatuajes
REFERENCIAS:

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 cosas que debes saber sobre la parálisis del sueño y cómo evitarla La historia y origen de 'La Catrina' de José Guadalupe Posadas 8 cursos gratis que puedes cursar en Google y te dan certificación Muchacho de piel suave, un poema que recuerda al amor adolescente ¿La corrección política está acabando con la libertad de expresión? Tipos de blusas que te favorecen más según la forma de tus senos

  TE RECOMENDAMOS