20 tatuajes que querrás hacerte si acabas de superar una gran pérdida
Diseño

20 tatuajes que querrás hacerte si acabas de superar una gran pérdida

Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

2 de julio, 2018

Diseño 20 tatuajes que querrás hacerte si acabas de superar una gran pérdida
Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

2 de julio, 2018

¿Por qué tatuarte algo que intentas superar? Aunque duren para siempre, estos tatuajes no tienen que ser un recuerdo doloroso sino una especie de celebración.


Ya sea una frase o un diseño sencillo, un tatuaje es ese monumento que necesitamos para recordar a una persona que, aunque superada, sigue siendo una parte importante de nuestro pasado. Porque, hay que aceptarlo, nadie supera un amor para dejarlo en el olvido, sino para aprender de él y agradecerle por todo lo que le enseñó; pues buena o mala, cualquier experiencia debe agradecerse infinitamente y aunque una relación se pierda, sus huellas quedan en la memoria haciéndonos más fuertes para evolucionar —o al menos se supone que así sea— en seres mucho mejores.


post-image



post-image


post-image



post-image

Punto y coma, porque el dolor sólo es una pausa

antes de que lleguen tiempos mejores.


Sólo así es como las grandes pérdidas dejan de doler; teniéndolas siempre presentes en forma de enseñanza y de una forma completamente diferente de ver el mundo. Condenar un recuerdo al sufrimiento es también sacrificar nuestra fortaleza y nuestra capacidad para resistir a una vida que desde que comienza es dolorosa; sin embargo, ya sea en una ciudad entera o en un rincón de la piel, siempre encontraremos el apoyo que necesitamos.


post-image

Broches para aprender a desprenderse del dolor

y abrazar lo bueno de la vida.


¿Que por qué tatuarnos algo que tratamos de superar? Sólo para que no olvidemos que algún día fuimos dichosos y que incluso del dolor más profundo, hemos aprendido a vivir con una intensidad un poco más poderosa; pues –al menos en nuestra mente— nos estamos desprendiendo de algo, pero su esencia se quedó para enseñarnos una nueva cara de la vida.



Referencias: