Top 10: castillos medievales en Inglaterra

miércoles, 7 de mayo de 2014 12:49

|Ana Maria Herrera

Además de ser el país más grande y densamente poblado de entre los que constituyen el Reino Unido, sus muchos atractivos hacen de Inglaterra uno de los destinos turísticos más populares. De todos los sitios de interés que posee destacan museos, monumentos, iglesias, palacios, plazas y parques repartidos por todo el territorio. Pero sobre todo, sobresalen los castillos medievales:

 1. La Torre de Londres

Torre de Londres


Construida en 1078 junto al río Támesis por el primer Rey de Inglaterra de origen normando, Guillermo I de Inglaterra (1028 – 1087), mejor conocido como Guillermo el Conquistador, la Torre de Londres es un ejemplo magnífico de la arquitectura militar normanda de la Edad Media. Lo que solía ser una fortaleza, una prisión y un poderoso arsenal se ha convertido hoy una de las principales atracciones de Londres al igual que una de las fortificaciones más famosas del mundo. En ella se encuentran las Joyas de la Corona, la armería y los guardianes ceremoniales de la Torre de Londres (Yeomen Warders of Her Majesty’s Royal Palace and Fortress the Tower of London).

La historia de la Torre de Londres es tan antigua como apasionante, pues conserva las leyendas de cada una de las personas quienes han residido ahí desde hace casi diez siglos. Una de las más curiosas trata sobre los seis cuervos que viven en el jardín de la Torre Blanca, una de las que conforma la instalación. Desde el siglo XVIII se cree que la Torre Blanca se mantiene en pie gracias a estas aves. Si los cuervos desaparecieran, el edificio caería junto con la monarquía británica. Por lo tanto, se establecieron por decreto real las condiciones específicas del cuidado y mantenimiento de los cuervos que reemplazan a Munin, Branwen, Thor, Hugine, Baldrick y Gwyllum cada 25 años, vida promedio de estas aves.

 2. El Castillo de Warwick

Warwick Castle


Este fuerte que data del siglo XI se encuentra a orillas del Río Avon, en la parte central de Inglaterra. Originalmente diseñado por Guillermo el Conquistador para consolidar la Conquista Normanda en la zona, es uno de los castillos más antiguos del país y un importante atractivo turístico en la actualidad. El castillo original de madera fue reconstruido con piedra durante el siglo XII. Sin embargo, dados los daños ocasionados por la Guerra de los 100 años, su fachada fue reconstruida, otro ejemplo importante de la arquitectura militar del siglo XIV. El castillo ha tenido múltiples usos: primero fue usado como fortaleza hasta principios del siglo XVII, cuando se le concedió en 1604 a Sir Fulke Greville, quien lo convertiría en casa de campo. Como cualquier castillo, conserva muchas leyendas de sus previos residentes. Se dice que el Castillo de Warwick está embrujado a causa de varios acontecimientos extraños. Por ejemplo, en 1977 dos pintores quienes trabajaban en el castillo creyeron haber escuchado pasos en el techo. Después de que uno de ellos volviera de su almuerzo encontró a su compañero de trabajo muerto por asfixia en una de las torres del castillo. Cuenta la leyenda que fue el fantasma del Sir Greville quien habita la torre, y por lo tanto el responsable de esta muerte. Por otra parte, además de que muchos turistas afirman haber visto al fantasma de Greville, en la prisión subterránea del castillo, se dice, rondan los espíritus de los prisioneros.

 3. El Castillo de Dover

Dover Castle


Situado en Dover, en el condado de Kent, el Castillo de Dover, fundado por el Rey Enrique II de Inglaterra en el siglo XII, es el más extenso de Inglaterra al igual que el más importante en la historia militar por su importancia defensiva. Durante la Dinastía Tudor, que gobernó Inglaterra desde 1485 hasta 1603, la estructura del castillo fue mejorada varias veces después de haber recibido diversos ataques. Durante el siglo XVII, el castillo fue el principal escenario de la Guerra Civil Inglesa. Por otra parte, también jugó un papel importante durante las guerras contra Napoleón Bonaparte y en la Segunda Guerra Mundial. Tras múltiples mejoras de las defensas del castillo, posee túneles subterráneos capaces de albergar hasta dos mil hombres al mismo tiempo, y sirvieron muchas veces como salas de operaciones secretas, ya que las comunicaciones telefónicas y de radio no podían ser detectadas fácilmente en el exterior.

 4. El Castillo Hedingham
Hedingham Castle


El Castillo Hedingham es una edificación construida en el siglo XII por Aubrey de Vere I, un barón normando. Actualmente sirve como mansión habitada por una familia de descendientes indirectos de Audrey de Vere II, quienes mantienen los restos del castillo, permiten visitarlo, así como organizar eventos y bodas en su terreno.

 5. El Castillo Alnwick

Alnwick Castle


Residencia actual de los Duques de Northumberland, el Castillo de Alnwick fue construido con un estilo gótico inglés tras la conquista normanda. Desde la Segunda Guerra Mundial, ciertas partes del castillo han sido utilizadas como centros de enseñanza, como lo fue el Instituto para Mujeres de la Iglesia de Newcastle hasta 1945, cuando comenzó a ser un colegio para profesores, y posteriormente la Universidad Estatal de San Cloud. Por otra parte, algunas torres de esta fortaleza presentan exposiciones sobre los Duques de Northumberland que incluye frescos de Pompeya, al igual que reliquias del antiguo Egipto y objetos Anglo Romanos. Abierto a todo el público durante el verano, este castillo ha sido usado, también, como locaciones de interiores en películas como Harry Potter y Robin Hood

6. El Castillo Lincoln

Lincoln Castle


El castillo de Lincoln fue construido durante la segunda mitad del siglo XI por Guillermo el Conquistador, después de que hubiese ocupado el previo asentamiento vikingo comercial. El Castillo de Lincoln fue el epicentro de la Primera Batalla de Lincoln, en febrero de 1141. De esta guerra surgió una de las torres ahora abiertas al público. Por otra parte, en 1216, fue otra vez el centro de la Segunda Batalla De Lincoln, durante el reinado de Juan I de Inglaterra. Durante la etapa post-medieval, fue usado como una prisión desde 1787. Los encarcelados estaban dispuestos de tal manera que estos sólo podían ver hacia un sacerdote mientras que guardias los vigilaban sin que fueran vistos por los prisioneros. En 1878, el sistema fue desacreditado, resultando en el traslado de los reclusos a una nueva cárcel a las afueras de Lincoln. Hoy es utilizado como sitio de interés abierto al público en general.

7. El Castillo Stokesay

El Castillo Stokesay


Este castillo es el que mejor se ha preservado en toda Inglaterra. Localizado en Shropshire, el terreno donde se encuentra el Castillo de Stokesay fue adquirido por Lawrence de Ludlow, un rico comerciante local, en 1281, tras el fin de las guerras Anglo-Galesas. Los descendientes de Ludlow fueron propietarios de esta edificación hasta el siglo XVI, cuando fue vendida a otros dueños. Cuando empezó la Guerra Civil Inglesa en 1641, el soldado y conde inglés William Craven I era el dueño. Sin embargo, después de que cayera el Rey Carlos I de Inglaterra y Escocia (1600 – 1649), esta mansión pasó a ser propiedad de las autoridades parlamentarias. Aunque algunas partes fueron renovadas en 1641, la mayoría del castillo se mantiene intacto. Entre 1830 y 1850 fue restaurado por el conde William Craven II. Después de haber caído en bancarrota, el dueño se vio obligado a vender la propiedad a un rico industrial llamado John Derby Allcroft, quien después la vendería a la Comisión de Edificios y Monumentos Históricos de Inglaterra que lo ha conservado como un importante atractivo turístico. 

8. El Castillo Oxford

Oxford Castle
Este fuerte, situado en la ciudad de Oxford, es una importante edificación construida por el barón normando Robert D’Oyly, en 1066. Originalmente construido con piedra sobre una colina de tierra, el castillo funcionó como residencia por muchos años. Sin embargo fue abandonado a principios del siglo XIV. Años más tarde fue convertido en la sede del gobierno y de los juzgados del condado para después funcionar como prisión. Hoy funciona como atractivo turístico y comercial con patios abiertos que son usados para mercados y representaciones teatrales, además de ofrecer a sus visitantes un hotel que transformó las antiguas celdas en lujosas habitaciones.

9. El Monte de San Michael

St Michaels Mount


Ubicado en la región suroeste de Inglaterra, en Cornwall, el St. Michael’s Mount es una isla de marea baja a 366 metros de la bahía de Mount. Es hoy una parroquia civil inglesa unida a la costa por una calzada artificial hecha con granito. Comparte las mismas características de isla mareal y forma cónica que el Mont Saint – Michel ubicado en Normandía, Francia.

10. El Castillo Berkeley

Berkeley Castle


Ubicado en la ciudad del mismo nombre, el Castillo de Berkeley es la fuente de varias leyendas asociadas con el asesinato del rey Eduardo II en 1327. Fue originalmente construido por Guillermo el Conquistador en 1153 como fortaleza militar. Desde 1997 ofrece varios espacios abiertos al público en general, excluyendo el aproximado 15% del castillo en el que la familia descendiente reside. Hoy funciona como atractivo turístico en el que se puede conocer la historia del castillo al igual que de las 24 generaciones de la familia Berkeley.

TAGS:
REFERENCIAS:
Ana Maria Herrera

Ana Maria Herrera


  COMENTARIOS