Top 10: La arquitectura religiosa de la India

Top 10: La arquitectura religiosa de la India

Por: Rafael Perez -

Para comprender la arquitectura hindú se necesita ver más allá de lo meramente estético. Si bien sus construcciones resultan fascinantes por la fastuosidad que de ellas emana, es importante saber que lo más relevante de las estructuras no está condicionado por los criterios con los que comúnmente se entiende a la arquitectura; para los hindúes, lo preponderante es el simbolismo religioso que cada pieza representa.

La diversidad de corrientes espirituales que se manifiestan en las distintas religiones de la zona (hinduismo, budismo, islamismo) ejerce sobre la arquitectura hindú una influencia rica en detalles y significados.

1.- Gruta de Bhaja, Bombay

gruta de bhaja


Pertenece al periodo Satavájana y data del siglo I a. C. La fachada se integra a las toscas laderas de la montaña, formando un contraste entre las zonas talladas en relieve y la forma natural de dicha elevación. Este tipo de grutas, conocidas como Kaitya, eran edificadas para alojar, de manera simbólica, a la divinidad.

2.- Grutas de Ajanta, en el Dekán

grutas de ajanta dekan


Siglo II a. C. – Siglo VII d.C., periodo Gupta. Estas grutas, parte hindúes y parte budistas, son de las más famosas de la India. En su interior existen 29 santuarios, todos ellos con una composición y ornamentos finamente detallados.

3.- Templo hindú, Chittorgarh

templo hindú chittorgarh


Siglo IV a VI d.C., dinastía post-Gupta. El espacio interior de este templo se pensó para albergar la estatua de la divinidad. Por otro lado, la parte exterior es una estructura de compleja elaboración cuyos elementos simbolizan el monte Meru (montaña sagrada en que habitaban los dioses) y la bóveda celeste representada por la cúpula redonda de la parte superior.

4.- Gruta de Ajanta

gruta de ajanta


Del siglo VI, periodo Gupta (considerado el periodo clásico del arte hindú). La solemnidad del espacio  interior de esta Kaitya es imponente. Aquí es donde se albergaba el stupa que simboliza la presencia de Buda.

5.- Kailasa de Ellora

kailasa de ellora


Siglo VIII d.C., periodo Rashtrakuta. Es el mayor templo monolítico del mundo, no fue construido sino esculpido sobre una inmensa roca. Su nombre, Kailasa, significa “La montaña de los dioses”.

6.- Kandariya Mahadeva, Khajuraho

kandariya mahadeva


Durante el año 1002, reinado de los Chandella, las cortes de la época exigían de sus templos una fastuosa complejidad. El cuerpo exterior se llena de esculturas de una maestría asombrosa, pero que en su conjunto conserva un simbolismo netamente religioso.

7.- Templo jainista, Dilwara (Monte Abu)

templo jainista dilvara


Siglo XI. Este templo pertenece a la religión jainista, asombra por la perfección y cuidado de todos sus detalles. Tallada sobre mármol blanco, cada estructura está finamente elaborada cuidando siempre el significado religioso que en ellas se representa.

8.- Templo de Shiva Nataraja, Chidambaram (Pórtico)

Camera 360


Siglo XII, reinado de los Pandya. Los pórticos de los templos de estilo dravídico tienen en sí una importancia que no puede pasar desapercibida. Dichos pórticos se conocen como gupara, colocados en cada uno de los cuatro muros que rodean al templo. Fuertes columnas levantan la estructura en forma de pirámide, en la que cada espacio ha sido tallado con finos relieves.

9.- Mausoleo de Isa Khan, Delhi

mausoleo de isa khan


Año 1547, periodo musulman. El dominio musulman influyó fuertemente al mundo hindú, no sólo social y políticamente sino también artísticamente. El equilibrio y racionalidad islámica se pueden ver en este mausoleo armónico, siempre conservando una fantástica estructura.

10.- Antiguo palacio Amber

palacio amber


Siglo XVII, periodo moghul. Este periodo se considera el de mayor esplendor de la India. Su nombre, moghul, se debe al pueblo de raza mogola que de 1526 a 1707 dominó un amplio territorio de la India. Este pueblo supo entender y asimilar las anteriores tradiciones hindúes y musulmanas fusionándolas con la suya, dando como resultado una mezcla entre la tradición y fastuosidad con un gusto sensible por espacios exteriores (jardines, patios, fuentes, etc.). El palacio fue construido con mármol blanco.

 

 

Referencias: