Diseño

Tradicional nacimiento de papel picado

Diseño Tradicional nacimiento de papel picado


“El nacimiento mexicano contiene una cierta humanización de lo divino, sin dejar por eso de ser venerando. Es parte del espíritu y de la materia, es misterio y realidad, es reflejo del acontecer del mexicano. En él se depositan frustraciones y esperanzas. Es cada año para todos, creyentes y escépticos, el mensajero de lo nuevo y de lo antiguo, es raíz que compartimos con profundo sentido de pertenencia. El nacimiento mexicano es renovación y promesa de vida”.

                                                                              Nacimientos Mexicanos.


Los nacimientos más tradicionales siempre se componen de los animalitos del pesebre como un burrito, un borrego, gallinas y bueyes, además, de pastores, los Reyes Magos y la sagrada familia. Pero, ¿alguna vez has visto un nacimiento elaborado en papel picado? 

Durante el periodo vacacional encontrarás uno en PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO, elaborado por el artesano Pedro Ortega, especialista en la elaboración de figuras en papel picado y reconocido como Maestro del Arte Popular por Fomento Cultural Banamex.

  DSC_0006

A un costado del Domodigital Banamex, los visitantes encontrarán un hermoso nacimiento creado con láminas de papel blanco, rodeado por flores de nochebuena y acompañado por una selección de música mexicana que resaltan los valores de la época navideña y muestran la diversidad de posturas y estilos con que se aborda esta temporada del año en nuestro país.


El papel picado

El origen del trabajo del papel proviene de la cultura china (el nombre del papel que se usa es, precisamente, papel de China) y fue trabajado en Europa desde el siglo XVI con el nombre de papel cortado. En México, a mediados del siglo XIX, los peones eran obligados a comprar los productos en las tiendas de las haciendas. Entre estos productos se encontraba el papel de China. Con su habilidad, creatividad y destreza, los pobladores, además de las labores inherentes al campo, trabajaron este papel hasta lograr una verdadera artesanía: el papel picado.

 Esta tradición se ha transmitido de padres a hijos, impidiendo que desaparezca. Los artesanos empezaron a vender sus trabajos en los pueblos vecinos y entre la gente que trabajaba en las haciendas. Tiempo después, alrededor de 1930, se difundió a otras partes como Puebla y Tlaxcala. A partir de los años sesenta empezaron a difundirlo en la Ciudad de México, convirtiéndose en una artesanía reconocida no sólo a nivel nacional sino internacional. Se han montaron exposiciones de esta técnica artística en Estados Unidos y en Europa.

12papelpicado19  

En 1998, artesanos y responsables de la cultura pensaron editar un decreto para preservar esta artesanía, y fue así que el 22 de septiembre de 1998 el Ejecutivo del estado de Puebla lanzó un decreto que declara Patrimonio Cultural del Estado de Puebla la artesanía del papel picado a mano que se elabora en el Municipio de San Salvador Huixcolotla, considerado la verdadera cuna del papel picado.

12papelpicado18

Louisa Reynoso y Jorge Noriega en Manos de hoy, ritual de siempre, “Nacimientos Mexicanos”, Fundación Cultural Serfín, México, 1994.

 


Referencias: