PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

Adopta a perrita viejita y descubre que fue la que perdió cuando era niña

La vida le dio una gran noticia a Nicole Grimes cuando se dio cuenta que la perrita que adoptó se trataba de la misma que perdió en su infancia.

Dicen que el amor de los perritos hacia su humano nunca se va pese a que la vida los arrebate de sus manos ya sea por fallecimiento, porque se pierden en la calle, o porque simplemente las circunstancias hacen que se separen.

En una historia como la siguiente esto se puede comprobar 100%, ya que una usuaria volvió a recibir el cariño de su perrita varios años después, pues cuando se dispuso a adoptar, descubrió que se trataba de la misma que tenía cuando era tan solo una niña y la que su papá le arrebató de las manos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se trata de Nicole Grimes, una mujer que creció como hija única y por lo tanto su abuela le regaló a los 10 años una linda cachorrita a la que llamó Chloe.

Nicole y Chloe disfrutaron juntas 4 años de sus vidas, pero desafortunadamente el padre de Nicole entregó a la perrita en la Sociedad Humanitaria del Área de Washington con el argumento de que su nuevo trabajo en casa requería tranquilidad, silencio y cero distracciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por supuesto que la noticia devastó a la pequeña niña, pues ya había creado un vínculo muy grande con la perrita.

Años después, Nicole vio algunas publicaciones en Facebook sobre que daban en adopción a un perro y le dieron muchas ganas de hacerlo, pues siempre tuvo un gran vacío por Chloe.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para su sorpresa, la perrita se llamaba Chloe, era de misma raza y la edad coincidía, así que no lo pensó dos veces y fue a adoptarla con la esperanza de que se trababa de la misma.

Y sí, resultó que aquella perrita viejita era la misma, pues además en cuanto volvió a ver a Nicole se emocionó mucho al instante.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pese a todas las señales, la familia de Nicole no creían 100% que era la misma Chloe, así que acudieron con un veterinario y le pidieron que revisara si tenía un microchip que le pusieron cuando era una cachorra y resultó que sí lo llevaba.

Ahora Nicole está casada y tiene una hija quien espera que también se convierta en la mejor amiga de su perrita de la infancia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD