PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

Caricaturas de Nickelodeon que marcaron a los millennials

Vimos estas caricaturas en la más tierna infancia, pero nos siguen gustando 30 años después.

Si tuviste la fortuna de vivir parte de tu infancia durante los años 90 y principios de los 2000, es probable que los Nicktoons fueran tu pan de cada día. Y es que, junto con Cartoon Network, Nickelodeon fue uno de los primeros canales de televisión por cable que transmitían caricaturas las 24 horas del día, los 365 días del año.

A finales de la década de los 90, caricaturas como Rocko o Rugrats nos volaron la cabeza: con un estilo de animación completamente nuevo e historias que podrían considerarse más “subversivas” para le época, la programación de Nickelodeon no se parecía en nada a los inocentes dibujos animados con los que crecieron muchos de nuestros papás y mamás.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hoy en día la oferta televisiva y en plataformas de streaming es inmensa, pero para los millennials, los Nicktoons marcaron nuestra forma de ver televisión y hasta nuestro sentido del humor. Estas son algunas de las caricaturas con las que crecimos:

Rugrats

Algunos son muy jóvenes para recordarlo, pero ‘Rugrats’ fue un fenómeno mundial. Conocida en Latinoamérica como ‘Aventuras en pañales’, la caricatura mostraba a cuatro bebés que hablaban: Tommy, Carlitos, Philly y Lily. Los bebés vivían un sinnúmero de aventuras, reales o imaginarias, dentro de su corralito, en el jardín de su casa, en la guardería o en el supermercado. A veces se enfrentaban a Angélica, una niña de tres años que llevaba a su muñeca Cynthia a todas partes, o convivían con Susie, la “rival” de Angélica que animaba a los bebés a no dejarse intimidar por ella.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La caricatura fue creada por Arlene Klasky, su exesposo Gábor Csupó y Paul Germain. Más tarde tuvo un spin-off llamado ‘All Grown Up!’ o ‘Rugrats Crecidos’ en Latinoamérica, que muestra a los bebés como adolescentes y lidiando con problemas... de adolescentes. Sin embargo, este nunca alcanzó el éxito de la serie original.

Nuestros episodios favoritos: Aquel en el que Carlitos adopta a una cochinilla a la que llama “Nicanor”; en el que Angélica huye de su casa en un carrito de juguete y en el que Hugo, desvelado, asegura que perdió el control de su vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La vida moderna de Rocko

Antes de Bob Esponja, Stephen Hillenburg trabajó junto con Joe Murray en ‘La vida moderna de Rocko’: una caricatura muy adelantada a su época que nos introdujo en la vida de un wallaby proveniente de Australia llamado Rocko. Aunque niñas y niños fuimos su principal audiencia, ‘La vida moderna de Rocko’ era una representación satírica de la vida adulta: desde lidiar con vecinos molestos o con un jefe explotador, confesarle tus sentimientos a tu crush o reunir dinero para pagar una multa por estacionarse en lugares prohibidos, hasta gastar miles de dólares en una televisión nueva o viajar a París para encontrar el amor.

Si vuelves a ver ‘La vida moderna de Rocko’ y ya eres adulta o adulto, notarás un sinnúmero de chistes para adultos y dobles sentidos que, por obvias razones, no notaste en tu infancia. ¿Cómo es que pasaron desapercibidos en un canal infantil? La magia de los 90. El doblaje latino de la serie merece una mención especial: definitivamente es mucho más divertida en español.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Nuestros episodios favoritos: Aquel en el que Bev Cabezagrande, la vecina de Rocko y esposa de Ed Cabezagrande, adopta a un perro salvaje llamado Earl; el episodio en el que Rocko y sus amigos van de pesca y se topan con un calamar gigante amante del queso y aquel en el que Heffer se vuelve adicto a la televisión.

¡Aaahh, Monstruos!

Arlene Klasky y Gábór Csupo también crearon uno de los Nicktoons más memorables de la historia: ‘¡Aaahh, Monstruos!’. Muchos años antes de que Pixar inventara ‘Monsters Inc.’ y su precuela ‘Monsters University’, Nickelodeon presentó esta historia de monstruos que asistían a una universidad ubicada en un basurero para aprender a asustar a los humanos. Los tres protagonistas eran Ickis, Oblina y Krumm: este último es quizás el más memorable porque llevaba sus ojos en las manos y los colocaba en un vaso con agua a la hora de dormir.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Así como ‘Rugrats’ tuvo sus propias películas (’Rugrats: La película’, ‘Rugrats en París’ y ‘Rugrats: Vacaciones salvajes’ junto con los personajes de ‘Los Thornberrys’), se planeó que ‘¡Aaahh, Monstruos!’ tuviera una película en el cine. Sin embargo, el proyecto nunca se concretó porque, a diferencia de la adorable caricatura de bebés, esta era mucho más oscura y, en momentos, un poco aterradora para niñas y niños.

Nuestros episodios favoritos: El de la Gran Ola, cuando los monstruos aprovechan el flujo en el drenaje provocado por los humanos durante el medio tiempo del Super Tazón para surfear.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¡Oye, Arnold!

Arnold empezó como una serie tiras cómicas durante la primera mitad de los 90, pero fue en 1996 cuando su creador, Craig Bartlett, consiguió que Nickelodeon produjera la caricatura. Así fue como muchas y muchos conocimos a Arnold: un chico de nueve años con cabeza ovalada que asiste a la escuela y tiene una habitación increíble en el techo de un edificio de departamentos, donde vive con sus abuelos y varios inquilinos. Helga, uno de los personajes más memorables de la serie, está perdidamente enamorada de él pero no se atreve a confesarlo, por lo que “disimula” burlándose de él y llamándolo “cabeza de balón”.

Esta es quizá la más “seria” de todos los Nicktoons. Sí, tiene una buena dosis de humor y, así como otras caricaturas de la época, el doblaje latino la hace mucho más memorable y divertida. Sin embargo, ‘¡Oye, Arnold!’ también toca temas de la vida real: el bullying, los problemas familiares, los asaltos en la vía pública, la autoestima y hasta la destrucción de edificios históricos a causa de la gentrificación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Nuestros episodios favoritos: El chico del pórtico (cuando el chico del pórtico tiene miedo de dejarlo), aquel en el que los niños restauran un terreno baldío para construir el “campo Gerald”, cuando Arnold salva a una tortuga y en el que Helga se “disfraza” de una chica femenina para encajar en una fiesta.

Catdog

La caricatura más WTF de los Nicktoons creada por Peter Hannan, cuyo tema principal cuenta la historia de Catdog: Un buen día con un guau y un miau, un bebé nos desconcertó, no era un buitre ni un lobo feroz, solo un perro y gato llamado Catdog. Sí, Catdog era un animal con cabeza de perro en un extremo y de gato en el otro. Además de compartir cuerpo, Perro y Gato vivían juntos en una casa con forma de un hueso y un pescado (y se turnaban para usar el baño, pero cómo lo hacían era un misterio).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De vez en cuando aparecía Tito, un ratón humanoide que salía de una minúscula puerta en la pared y que seguramente recuerdas por este meme:

Nuestros episodios favoritos: Cuando van a la playa y gato no quiere acercarse al agua (porque, pues, es un gato) y cuando se descubre que Kike, el bully más bully de Catdog, ama practicar ballet.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los Castores Cascarrabias

Es imposible pensar en ‘Los Castores Cascarrabias’ (’Angry Beavers’ en inglés) sin que el tema principal nos venga inmediatamente a la mente. Era la historia de Norbert y Dagget, dos hermanos castores (con una relación similar a la de Perro y Gato, solamente que ellos no estaban pegados) que vivían en una presa construida por ellos mismos tras independizarse de sus padres. Mientras Norbert es perfeccionista y cuidadoso, Dagget es impulsivo y gruñón.

Fue creada por Mitch Schauer y al igual que ‘Catdog’ y ‘La vida moderna de Rocko’ aborda temas como las responsabilidades de la vida adulta. ¿Estamos notando un patrón aquí? ¿Será por eso que esas caricaturas nos siguen gustando tanto aun casi 30 años después?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Nuestros episodios favoritos: El del “Hígado Reptante”, cuando Norbert y Dagget intentan mantenerse despiertos toda la noche viendo películas y descubren que llevan años sin dormir, y aquel en el que Norbert tiene un pie apestoso y la única cura es un montón de basura.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD