PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

‘En mi casa no existen los roles’: Zuria Vega no juzga si su hijo quiere usar vestidos

La actriz reveló que en su familia no hay etiquetas, pues quiere que sus hijos se sientan libres de decidir lo que quieran.

Zuria Vega y su esposo Alberto Guerra han procurado mantener al margen tanto su vida privada como la de sus hijos, Lúa de 5 años y Luka de 2, quienes poco aparecen en sus redes sociales, sin embargo, la actriz no dudó en hablar sobre la forma en la que está educando a sus pequeños en una entrevista para la revista Cosmopolitan en la que fue invitada a aparecer en portada.

La actriz afirmó que tanto ella como su esposo tratan de educar desde la libertad, el respeto y la equidad a sus hijos para evitar cualquier estereotipo y con la finalidad de que crezcan en un ambiente sano y con acceso a sus emociones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Nos importa formar a nuestros hijos sin miedo a ser vulnerables, con acceso a las emociones y los sentimientos. También hacerles saber que se vale expresarse y que no pueden ser juzgados por ello”, dijo.

Zuria Vega mencionó que incluso si su hijo quiere usar los vestidos de su hermanita no lo juzga y que así debe ser con todas las infancias, sobre todo porque la inocencia de un niño está libre de todo prejuicio que se pueda tener sobre la ropa y los roles de género.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En mi casa no existen los roles. Mis hijos ven que mamá y papá trabajan por igual y proveen a la par. Además, si mi hijo quisiera ponerse los vestidos de princesa de su hermana, pues lo hace y está bien”, dijo.

También aseguró que todo lo hace poniendo el ejemplo, ya que el respeto y la equidad en casa es muy importante para que el mensaje llegue realmente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tras las declaraciones, la actriz recibió mensajes de agradecimiento de algunos seguidores de la comunidad LGBT+, quienes le mencionaron que ese pensamiento es el que hubiera cambiado la vida de millones de personas que no tuvieron acceso a este tipo de mentalidad en su desarrollo.

“Si tan solo mis padres hubieran permitido algo como eso ahora no tendría tantos rencores por una infancia privada de mi expresión de género”; “Las nuevas mamás del siglo XXI son todo aquello que durante años los miembros de esta comunidad hemos tratado de hacerle ver al mundo”, fueron algunos de los comentarios.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD