PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

Flores amarillas y por qué podrían regalarte unas el 21 de septiembre

La canción de Floricienta llegó desde el pasado para convertirse en una tradición.

Si alguna vez viste Floricienta, la exitosa serie argentina de mediados de los dosmiles, entonces recuerdas el importante significado de las flores amarillas en la serie. Si no, aquí te refresco un poco la memoria: la protagonista de la serie, Flor, canta esta canción sobre el sueño que tiene de que el hombre que ama llegue con un ramo de flores amarillas para regalárselas.

Ahora hay una nueva tradición y es la de llevar esas flores el 21 de septiembre, para hacer referencia al 21 de marzo, cuando inicia la primavera:

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

En la serie se enamora del hijo mayor de la familia Fritzenwalden, Federico. Y, por supuesto, él le cumple el (heteronormado) sueño de regalarle las mencionadas flores.

Mientras tanto, en TikTok, alguien viralizó la canción que ha servido de indirecta para todas aquellas que sueñan con recibir un ramo de flores amarillas. Así que si este 21 de septiembre recibes unas flores de ese color, es gracias a Floricienta.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Letra de “Flores Amarillas” de Floricienta

Él la estaba esperando con una flor amarilla

Ella lo estaba soñando con la luz en su pupila

Y el amarillo de sol iluminaba la esquina

Lo sentía tan cercano, lo sentía desde niña

Ella sabía que él sabía

Que algún día pasaría

Que vendría a buscarla

Con sus flores amarillas

No te apures, no detengas

El instante del encuentro

Está dicho que es un hecho

No la pierdas, no hay derecho

No te olvides

Que la vida

Casi nunca está dormida

En ese bar tan desierto los esperaba el encuentro

Ella llegó en limusina amarilla, por supuesto

Él se acercó de repente, y la miró tan de frente

Toda una vida soñada y no pudo decir nada

Ella sabía que él sabía

Que algún día pasaría

Que vendría a buscarla

Con sus flores amarillas

No te apures, no detengas

El instante del encuentro

Está dicho que es un hecho

No la pierdas, no hay derecho

No te olvides

Que la vida

Casi nunca está dormida

Ella sabía que él sabía

Que algún día pasaría

Que vendría a buscarla

Con sus flores amarillas

No te apures, no detengas

El instante del encuentro

Está dicho que es un hecho

No la pierdas, no hay derecho

No te olvides

Que la vida

Casi nunca está dormida

Ella sabía que él sabía

Él sabía, ella sabía

Él sabía, ella sabía y se olvidaron

De sus flores amarillas

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD