Razones por las que la 8va temporada de Game of Thrones es la peor, según la crítica

Razones por las que la 8va temporada de Game of Thrones es la peor, según la crítica

Por: Alonso -

Aunque todos la amen, no es tan buena como en sus primeras temporadas.


«Un fracaso de escritura», dice Esquire sobre el episodio 4, «No tan acertado como antes», apunta el Independent sobre el 3, «Simple y blando», escribe Willa Paskin de Slate acerca del primer episodio de la temporada. A pesar de eso, Game of Thrones sigue con la mirada en alto y aún sigue siendo alabado por la mayoría de los críticos de Internet. Sin embargo, las calificaciones que está recibiendo de todos, ya no son tan altas como antes. ¿Qué sucedió?

La respuesta es sencilla: George R.R. Martin. Para los que no sepan, Game of Thrones está inspirada en una saga de libros llamada Una canción de hielo y fuego, que consiste en 5 libros publicados y uno o dos por publicarse. Esos libros los descubrió el productor David Benioff y le habló a su socio D.B. Weiss y juntos desarrollaron un concepto que le presentaron a HBO. La productora aprobó el show y, después de algunos tropiezos, lograron arrancar con el proyecto. Como forma de apoyarlos y de mantener la escencia de las obras originales, R.R. Martin estuvo involucrado desde el primer momento. Era responsable de algunos de los guiones cada temporada y se encargaba de aclarar cualquier duda y de ver los beneficios de los cambios que se hacían.

Relacionado
game-of-thrones-2019-jon-snow-matara-a-daenerys-targaryen-en-el-final-del-juego-de-tronos

Las primeras temporadas tienen calificaciones altísimas en IMDB y Metacritic. Esos episodios superaron las expectativas y crearon un nuevo fenómeno que fascinaría a millones que seguirían la serie en años posteriores. Sin embargo, Martin decidió alejarse de la serie después de la 4ta temporada, dejando solos a los productores del programa. Esto sucedió al final de la cuarta temporada, para la quinta ya no escribió el episodio habitual y afirmó que se enfocaría en terminar los libros. 

A pesar de eso, la quinta temporada logró sorprender a las audiencias, a excepción de algunos que afirmaron que la trama de Dorne no servía para nada, a pesar de ser muy predominante en los libros. Los episodios de esa temporada concluyen con la muerte de Jon Snow, y con Stannis preparándose para atacar Invernalia y a Ramsay Bolton. En ese mismo punto quedó suspendida la historia de Canción de hielo y fuego, así que los escritores del programa tendrían que comenzar a hacer todo a ciegas. Mientras que antes tenían los libros para apoyarse, ahora sólo contarían con algunos detalles ofrecidos por George, para hacer evolucionar a sus personajes.

Los fanáticos lo notaron desde el principio, y las críticas lo mencionaban: La escritura y los diálogos no eran lo mismo. Desde el inicio de la sexta temporada es claro que ahora las escenas no serían guiadas por diálogos, sino por emociones y sentimientos. Los chistes malos comenzaron a hacerse presentes y repetitivos (como las constantes burlas de Tyrion hacia cualquier eunuco), y las decisiones de los personajes comenzaron a alejarse de lo que los caracterizaba, apuntando más a una narrativa tipo fan service y de fantasía similares a Troya, una de las películas dirigida y escrita por uno de los productores del programa. 

Relacionado
game-of-thrones-2019-como-terminara-la-serie-teorias-cuarto-episodio

Asimismo, la serie abandonó la lógica por la que se regía. A pesar de vivir en un mundo de fantasía, el realismo dominaba, y temíamos por nuestros personajes, pero después de un rato llegaron a convertirse en invencibles y todopoderosos. De igual forma, pasamos de vivir en un mundo real poblado por centenares de personas, a encerrarnos sólo con 12 personajes, que parecen ser todo lo que importa en el enorme reino que habían establecido. «Es flojo, carece de sentido y provoca una risa incómoda de principio a fin», escribió Matt Miller de Esquire, en especial la forma en que gran parte de los personajes dejó de crecer y no tuvo un desarrollo congruente al final de la historia.

Pero... ¿por qué sigue siendo un éxito?

El éxito de Game of Thrones logró sostenerse gracias a que se convirtió en aquello que la audiencia común ama: el espectáculo, sin importar tanto la sustancia. Mientras que al inicio todo era sustancia (de hecho hay episodios en los que sólo vemos los momentos posteriores de las batallas grandes) ahora los personajes actúan como héroes de Marvel, en los que –no importa qué suceda– siempre vivirán un episodio más. Ben Travers de IndieWire sugiere que, a pesar de que la temporada es mala y representa todo lo mediocre de la serie, recibirá una cantidad enorme de premios Emmy. Aunque la calidad decayó, es una serie incomparable con cualquiera otra, y no existe otra con mayor seguimiento en todo el mundo. Premiarla sólo es lógico para la academia de la televisión. De cualquier forma, los actores están dando todo de sí y siguen el juego hasta el final. 

Relacionado
similitudes-entre-la-batalla-de-winterfell-en-game-of-thrones-y-otras-peliculas

Al final, Game of Thrones se separó de la obra en la que estaba inspirada pero logró sobrevivir, cojeando pero luchando hasta el final. En ciertos aspectos impresionaron a la audiencia como nunca antes se ha hecho en televisión, y tardaremos en ver algo similar. Fue una apuesta grande y, aunque no sea perfecta, aún nos cautiva.

Te puede interesar:
En que termina Game of Thrones, según los expertos
Datos curiosos que no conocías de Game of Thrones
A qué personalidad de Game of Thrones te pareces, según la psicología