PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

“Me alegro que mi mamá muriera”: 5 impactantes revelaciones de Jennette McCurdy

La ex actriz de Nickelodeon ha sorprendido con su autobiografía llena de abusos por parte de su madre y de productores.

Jennette McCurdy ha dado mucho de que hablar estas últimas semanas debido a su debut como escritora, con Me alegro que mi mamá muriera, una autobiografía en la que expone los abusos físicos y psicológicos a los que la sometió su madre.

La ex actriz de Nickelodeon que es conocida por su papel de Sam en la serie de Icarly, así como en Sam y Cat, programa en el que actuó junto a Ariana Grande, reveló en abril de este año, que nunca quiso ser actriz, pero que su madre, Debra McCurdy fue quien la obligó a permanecer en el mundo del espectáculo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ahora que su libro acaba de salir a la venta y ya es sold out en Estados Unidos, medios estadounidenses como Entertainment Weekly y People, han compartido extractos de él que sacaron a relucir los horrores que vivió la joven.

Por esta razón te contamos 10 puntos clave para que entiendas más sobre el caso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Jennette McCurdy fue obligada a actuar

En el libro revela cómo desde que tenía tres años, su mamá la obligó a presentarse a castings de actuación, esto a pesar de que ella no quería ser actriz, además de que le causaba ansiedad y se sentía muy infeliz actuando.

De acuerdo con McCurdy, su mamá siempre estuvo frustrada porque sus abuelos no la dejaron que fuera actriz, por lo que se ensañó y quiso vivir el sueño a través de ella, sin importarle nada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Te quiero dar la vida que no tuve. Te quiero dar la vida que yo merecía, la vida que mis papás no me dejaron tener”, le decía Debra a Jennette cuando ella le exponía que no quería actuar.

Su mamá la indujo a la anorexia y la bulimia

La madre de la actriz tuvo cáncer y cuando estaba en coma en un hospital, Jennette reveló que una de las noticias “alegres” que ella le susurró al oído, fue que había bajado más de seis kilos. De acuerdo con la intérprete, su mamá siempre la presionaba con su físico, incluso le limitaba la comida a solo 1000 calorías al día. A raíz de esto, comenzó a desarrollar anorexia y dejó de comer.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Mami estoy tan flaca ahora, por fin bajé seis kilos”, le dijo Jennette a su madre.

Por otra parte, cuando su mamá murió y por fin fue libre, llevó las cosas al lado opuesto y comenzó a comer en exceso por la ansiedad, incluso se desgarró la garganta en un vuelo a Australia a donde viajó para promocionar una serie, esto debido a que estuvo ingiriendo alimentos durante todo el camino y los vomitaba.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sufría violencia doméstica

La actriz confesó que los problemas económicos siempre fueron un tema en su casa, y relató que su mamá tenía arranques de violencia con todos, específicamente con su papá, a quien maltrataba. Además era una acumuladora extrema y vivían entre la basura que ella se rehusaba a tirar.

Jennette y su hermano tenían que dormir en bolsas, incluso confesó que su casa estaba llena de ratas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Teníamos un problema de ratas y lo único que veíamos por toda la casa eran trampas de ratas con sus cuerpos atorados”, escribió.

Su madre abusó físicamente de ella

Jennette reveló que Debra la bañaba incluso cuando ya era una adolescente y que la seguía limpiando cuando iba al baño. También relató que la hacia darse baños con su hermano que ya tenía 16 años, algo que la hacía sentir muy incómoda porque ella tenía 14.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por otra parte, dijo que cuando no la bañaba con su hermano era peor, ya que le examinaba los senos y la vagina, para asegurarse de que no tuviera ningún bulto raro que se fuera a convertir en cáncer.

No la dejaba tener amigos

La actriz aseguró que su madre nunca la dejó convivir con nadie de su edad, por lo que estaban encerradas la una en la otra. Incuso confesó que fue hasta los 18 años, cuando Debra ya había muerto, que dio su primer beso, ya que no la dejó tener ninguna experiencia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Eres mi mejor amiga, tú eres la mejor amiga de mamá”, le decía Debra a Jennette.






Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD