PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

Natalia Tellez pensó en abandonar a su bebé tras sufrir depresión posparto

La conductora se sinceró sobre la depresión posparto que sufrió tras dar a luz a su primera hija.

Natalia Tellez anunció que se había convertido en madre a través de una tierna fotografía en la que aparecía junto a su hija Emilia, la cual fue publicada el martes 1 de febrero.

Después de causar gran emoción y ternura entre sus seguidores, después de tres meses desde aquel anuncio y diversas publicaciones con la pequeña, la conductora del programa ‘Netas Divinas’ hizo una importante confesión sobre su maternidad: Después de dar a luz a su primogénita sufrió depresión posparto.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En una de las emisiones más recientes de ‘Netas Divinas’, Natalia Tellez se sinceró sobre su etapa como mamá primeriza y reveló que la primera noche junto a Emilia, tuvo un ataque de pánico hasta el punto de pensar en abandonar a la recién nacida.

“Pensé nunca decirlo en tele, de por sí la gente cree que soy culer*, y sí lo soy, pero esto es otro nivel. Si Emilia encuentra este clip algún día, me va a dejar de hablar. Pero bueno, Emilia, te amo. Perdona a tu madre”, mencionó en su intervención en el programa junto a sus compañeras.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De acuerdo a Natalia Tellez de 36 años, en ese momento enfrentó un sinfín de emociones que la llevaron a pensar que no sería buena mamá e incluso llamó al banco para saber con cuánto dinero disponía para irse del país.

“Cuando nació Emilia, la tuve un día en la noche, y en el día fue un día muy difícil, muy difícil, la leche, la bebé, conectada, la hormona, y yo decía ‘¿qué está pasando?’ Entonces, en la noche, muy tarde, me metí a ver cuánto dinero tenía en el banco y de hecho llamé para preguntar cuánto podía retirar. En un ataque de pánico, pensé irme. Esto lo pensé real”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La conductora confesó que en ese momento, pensó en su pareja Antonio Zabala y cómo él tendría que hacerse cargo de la pequeña Emilia:

“Antonio es un gran hombre y va a criar a mi niña con amor y con ternura y yo no puedo hacer esto. Yo no puedo hacer esto, lo siento, yo me voy a ir del país y Antonio va a criar a Emilia, y todos me van a tener que disculpar. Voy a dejar una carta donde diga que amo a todos, yo intenté pero hasta aquí llegué”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué es la depresión posparto?

Lo que en ese momento pensó Natalia Tellez no fue crueldad ni egoísmo sino que sufrió depresión posparto, lo que incluso le señaló su compañera de programa, Paola Rojas durante la conversación.

Sobre la depresión posparto, el sitio Mayoclinic.org puntualiza que: “La mayoría de las madres primerizas sienten melancolía posparto después del nacimiento del bebé, que generalmente incluye cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. La melancolía posparto generalmente empieza dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Asimismo, señala que: “Algunas madres primerizas padecen una forma de depresión más grave y de mayor duración, conocida como depresión posparto. Con poca frecuencia, después del parto, también se puede desarrollar un trastorno extremo del estado de ánimo llamado psicosis posparto”.

“La depresión posparto no es un defecto de carácter o una debilidad. A veces, se trata simplemente de una complicación del parto. Si tienes depresión posparto, un tratamiento inmediato puede ayudarte a controlar los síntomas y a crear un vínculo con tu bebé”, suscribe el mismo sitio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Según Mayoclinic.org: “La depresión posparto puede confundirse con la melancolía del bebé al principio, pero los signos y síntomas son más intensos y duran más tiempo y, eventualmente, pueden interferir en la capacidad para cuidar al bebé y realizar otras tareas diarias”.

“Los síntomas generalmente se desarrollan dentro de las primeras semanas después del parto, pero pueden comenzar antes, durante el embarazo, o más tarde (hasta un año después del nacimiento)”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Entre los síntomas más comunes se encuentran: Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves, llanto excesivo, dificultad para relacionarse con el bebé, aislarse de familiares y amigos, incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado, etc.

Lo que sintió Natalia Tellez con su bebé recién nacida no es para juzgarse sino una fuerte alerta sobre su estado de salud.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO



PUBLICIDAD
PUBLICIDAD