PUBLICIDAD

ENTRETENIMIENTO

¿Qué decía exactamente el artículo de opinión que llevó hasta los juicios a Amber Heard y Johnny Depp?

El juicio de Virginia está por concluir y todo mundo está bajo la expectativa del veredicto final.

Amber Heard y Johnny Depp han estado en el ojo del huracán durante las últimas semanas, luego de que comenzara el juicio de Virginia en el que el actor acusó de difamación a quien fuera su esposa, tras la publicación de un artículo de opinión en el periódico ‘The Washington Post’.

Con el veredicto final a punto de ser revelado y luego de haber escuchado las declaraciones de ambas partes junto con las de sus respectivos equipos legales y testigos, aún hay una incógnita que muchos curiosos no quitan del renglón: ¿Qué decía exactamente el artículo de opinión por el que comenzaron los líos legales entre Amber Heard y Johnny Depp?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 2018, Amber Heard escribió un artículo de opinión para el periódico ‘The Washington Post’, el cual fue titulado de la siguiente manera: “I spoke up against sexual violence — and faced our culture’s wrath. That has to change”, en español: ”Me pronuncié en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura... eso tiene que cambiar”.

Luego de publicado el artículo enfocado en la violencia doméstica, Johnny Depp afirmó (aún sin que éste mencionara su nombre) que se trataba de difamación hacía él, lo cual lo hizo perder diversos proyectos profesionales, tal es el caso de las películas ‘Piratas del Caribe’ y ‘Animales Fantásticos’.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Después de que Johnny Depp perdió el juicio por difamación ante el diario ‘The Sun’ en Inglaterra, el problema legal cruzó el Océano Atlántico hasta llegar a Virginia, donde ha sido transmitido en vivo, al puro estilo estadounidense, el cual aún no tiene un culpable ni inocente.

¿Qué decía el artículo de opinión de Amber Heard?

Bajo el título “Me pronuncié en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura... eso tiene que cambiar”, el artículo de opinión de Amber Heard en ‘The Washington Post’ por el que comenzaron todos los problemas legales, comenzaba de la siguiente manera:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Estuve expuesta al abuso a una edad muy temprana. Sabía ciertas cosas desde el principio, sin que nadie me lo tuviera que decir. Sabía que los hombres tienen el poder, físico, social y financiero, y que muchas instituciones apoyan ese acuerdo. Sabía esto mucho antes de tener las palabras para articularlo, y apuesto a que tú también lo aprendiste joven”.

En el artículo publicado en 2018, justo dos años después de su divorcio con Johnny Depp, apuntó: “Como muchas mujeres, había sido acosada y agredida sexualmente cuando estaba en edad universitaria. Pero me quedé callada, no esperaba presentar denuncias para hacer justicia. Y yo no me veía como una víctima”

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Uno de los puntos importante fue cuando señaló: “Luego, hace dos años (2016, año del divorcio), me convertí en una figura pública que representaba el abuso doméstico y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que hablan”.

Asimismo, anotó: “Amigos y asesores me dijeron que nunca más volvería a trabajar como actriz, que estaría en la lista negra. Una película a la que estaba adjunto para reformular mi papel. Acababa de rodar una campaña de dos años como el rostro de una marca de moda global y la empresa me dejó. Surgieron dudas sobre si podría mantener mi papel de Mera en las películas ‘Justice League’ y ‘Aquaman’”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Continúa: “Tuve la rara ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso. Imagina a un hombre poderoso como un barco, como el Titanic. Ese barco es una gran empresa. Cuando choca contra un iceberg, hay muchas personas a bordo desesperadas por reparar los agujeros, no porque crean en el barco o porque se preocupen por él, sino porque su propio destino depende de la empresa”.

“En los últimos años, el movimiento #MeToo nos ha enseñado cómo funciona un poder como este, no solo en Hollywood sino en todo tipo de instituciones: lugares de trabajo, lugares de culto o simplemente en comunidades particulares. En todos los ámbitos de la vida, las mujeres se enfrentan a estos hombres impulsados por el poder social, económico y cultural. Y estas instituciones están empezando a cambiar”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Amber Heard sobre la violencia de género en su artículo de ‘The Washington Post’

“Estamos en un momento político transformador. El presidente de nuestro país ha sido acusado por más de una docena de mujeres de conducta sexual inapropiada, incluyendo agresión y acoso. La indignación por sus declaraciones y comportamiento ha energizado una oposición liderada por mujeres. #MeToo inició una conversación sobre cuán profundamente la violencia sexual afecta a las mujeres en cada área de nuestras vidas. Y el mes pasado, más mujeres fueron elegidas para el Congreso que nunca en nuestra historia, con el mandato de tomar en serio los problemas de las mujeres. La rabia y la determinación de las mujeres por poner fin a la violencia sexual se están convirtiendo en una fuerza política”, continuó.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Asimismo, la actriz hizo hincapié en los movimientos y leyes en contra de la violencia de la mujer: “Ahora tenemos una oportunidad para reforzar y construir instituciones que protejan a las mujeres. Para empezar, el Congreso puede reautorizar y fortalecer la Ley de Violencia contra la Mujer . Aprobada por primera vez en 1994, la ley es una de las leyes más efectivas promulgadas para combatir la violencia doméstica y la agresión sexual. Crea sistemas de apoyo para las personas que denuncian abusos y proporciona fondos para centros de crisis por violación, programas de asistencia legal y otros servicios críticos. Mejora las respuestas de las fuerzas del orden y prohíbe la discriminación contra los sobrevivientes LGBTQ. La financiación del acto expiró en septiembre y solo se ha extendido temporalmente”.

Añadió: “Deberíamos continuar luchando contra la agresión sexual en los campus universitarios, al mismo tiempo que insistimos en procesos justos para adjudicar quejas. El mes pasado, la secretaria de Educación, Betsy DeVos , propuso cambios a las reglas del Título IX que rigen el tratamiento del acoso y la agresión sexual en las escuelas. Si bien algunos cambios harían que el proceso de manejo de quejas fuera más justo, otros debilitarían las protecciones para los sobrevivientes de agresión sexual. Por ejemplo, las nuevas reglas requerirían que las escuelas investiguen solo las quejas más extremas, y solo cuando se presenten a los funcionarios designados. Las mujeres en los campus ya tienen problemas para denunciar la violencia sexual: ¿por qué permitiríamos que las instituciones reduzcan los apoyos?”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una parte determinante del artículo de opinión fue la conclusión, en la que señaló cómo se sentía vulnerable entre las cámaras: “Escribo esto como una mujer que tenía que cambiar mi número de teléfono semanalmente porque recibía amenazas de muerte. Durante meses, rara vez salía de mi apartamento y, cuando lo hacía, me perseguían drones con cámaras y fotógrafos a pie, en motocicletas y en automóviles. Los medios sensacionalistas que publicaron fotos mías las hicieron girar en una luz negativa. Me sentí como si estuviera en un juicio en el tribunal de la opinión pública, y mi vida y mi sustento dependían de una miríada de juicios que escapaban a mi control”.

Y por último: “Quiero asegurarme de que las mujeres que se presenten para hablar sobre la violencia reciban más apoyo. Estamos eligiendo representantes que saben cuán profundamente nos preocupamos por estos temas. Podemos trabajar juntos para exigir cambios en las leyes, reglas y normas sociales, y corregir los desequilibrios que han dado forma a nuestras vidas”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El artículo fue publicado el 18 de diciembre de 2018, y en el pequeño perfil de Amber Heard al inicio se puede leer: “Es actriz y embajadora de los derechos de la mujer en la American Civil Liberties Union”. Aquí puedes leer el artículo de opinión originalmente en inglés.







Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD