PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

10 momentos perfectos para disfrutar de una cerveza


Se acerca el verano y con ello cada vez más presentes las épocas de calor. Sales del trabajo después de una jornada pesada para llegar entonces al transporte público o a tu auto según sea el caso y te encuentras con una experiencia aún más sofocante.

Nada se compara con la sensación de llegar a casa, encontrar la paz que buscabas todo el día en aquel rincón tuyo, te cambias los zapatos para finalmente comer algo y despertar completamente después del insoportable calor. Todo ahora está mucho mejor, aunque sientes que falta una cosa, falta algo pero aún no logras descubrir qué es. Te levantas del sillón, te sirves una botana en aquel bowl que lleva años en tu vitrina y de pronto recuerdas qué es aquello que faltaba: una cerveza bien fría. Abres el refrigerador, tomas aquella botella cristalizada y finalmente alcanzas la frescura que tanto deseabas.

A continuación, Cultura Colectiva y BeerHouse te presentan 10 momentos en los que nunca puede faltar una cerveza, momentos que sin duda no serían los mismos sin la tradicional bebida.



1) Eventos deportivos

Nunca falta en nuestra visita al estadio o aquel bar de la colonia la tradicional cerveza fría pues ésta se ha convertido casi en un ritual para nosotros. En los estadios se crea una atmósfera de convivencia y en casa uno de unión, los partidos se convierten en un motivo para unir a la familia y a aquellos amigos del alma mientras disfrutamos del encuentro deportivo.


 

2) Asados en el jardín con la familia o amigos

Ya sea con una cerveza premium o la que siempre compartes con tus papás y abuelos, un asado es la causa perfecta para contarle a tus seres queridos cuáles han sido las novedades en tu vida. ¿Te casas? ¿Tienes un nuevo empleo? ¿Tu trabajo logró ser reconocido? La familia siempre es fundamental en los logros y qué mejor que compartirlos con ellos.




3) Una emotiva plática entre amigos, pareja e incluso padre-hijo

El clásico "Oye, ¿A ver cuando vamos por unas chelas, no?" se ha convertido en una confirmación de interés, en aquella invitación que te hacen los amigos para ponerse al tanto de lo que ha pasado en sus vidas después de no verse por meses o incluso años. En el caso de las familias, es un momento especial el que se vive cuando vas por primera vez con tu papá a hablar de la vida mientras disfrutan de una bebida bien fría y unos ya obligados antojitos mexicanos, un momento en el que te comparte parte de su vida.




4) Para celebrar una ocasión especial

Hablando de ponerse al tanto de lo que ha ocurrido, una cerveza siempre está  presente en los reencuentros, festejos por aniversarios e incluso para celebrar un ascenso en el trabajo que por siempre esperaste. Entendemos que es un momento irrepetible y solo por eso, más que tomar fotos, vale la pena vivirlo.




5) Después de la tradicional "reta" de fútbol con los amigos

Te encuentras en las canchas, los dos equipos finalistas disputan el último partido del torneo. Entre polvo y asfalto se juegan el todo por el todo, por regla hay un vencedor y un perdedor. Lo cierto es que al terminar el encuentro todos son parte de un mismo grupo, un grupo de personas que comparte una pasión y la vive al máximo.




6) Al terminar una semana ardua de trabajo

Hartos del estrés de la ciudad y el calor insoportable hay días que lo único que deseamos es llegar y descansar un poco en la paz que nos brinda el hogar. Es viernes y después del caos, tenemos la oportunidad de invitar a nuestros amigos y relajarnos después de la semana tan pesada que tuvimos.




7) En el precopeo

Llegan los amigos después de la semana de trabajo, ven la televisión por un momento hasta que deciden que es noche de salir y conocer mundos nuevos, es noche de explorar y abandonar el sillón en la sala. Acompañan sus cervezas con alguna botana y responsablemente se dirigen al antro de su preferencia después de haber descansado y estar con el pleno uso de sus sentidos para disfrutar del momento. Llegas al antro, comienzas a bailar con aquella chica. Inicia una historia.





8) En el agobiante calor de la ciudad y playa

Ya son vacaciones y huyes del calor de la ciudad para disfrutar el de la playa, con la brisa y el viento salinos incluidos. Una de las mejores formas para hidratarte es tomando aquella cerveza de la nevera, sientes como todos tus sentidos volvieron de nuevo.




9) Cuando buscas relajarte en una situación de estrés

Nunca falta el día en que por alguna razón, todo nos sale mal. Lo que nos queda es relajarnos, pensar y tratar de no perder el control mientras llega la desesperación. Por fin llegas con los tuyos, platicas, te sientes mejor. Ya relajado, tienes un rato para comer y disfrutar de una cerveza mientras descubres la razón de todos los conflictos del día. Todo estaba en tu mente y en cómo enfrentaste los problemas.




10) Todo momento es bueno para refrescarte con una cerveza

Para terminar, recuerda que un momento no se hace especial por el lugar o lo que vives en aquel instante. Un momento es especial por haberlo vivido con aquella persona que ocupa un lugar importante en tu vida, el momento no lo encuentras, está siempre ahí, con los nuestros.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:adulto
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD