12 cosas que una pareja puede hacer después de casarse para tener una relación fuerte
Estilo de vida

12 cosas que una pareja puede hacer después de casarse para tener una relación fuerte

Avatar of Andreatrujillo

Por: Andreatrujillo

7 de enero, 2019

Estilo de vida 12 cosas que una pareja puede hacer después de casarse para tener una relación fuerte
Avatar of Andreatrujillo

Por: Andreatrujillo

7 de enero, 2019

Ya se casaron, fueron de luna de miel y regresaron, ¿y ahora qué sigue? La ceremonia, la fiesta y el viaje fueron increíbles, pero si lo vemos muy fríamente, sólo son actos protocolarios y en realidad el significado del matrimonio se lo van a dar ustedes por el resto de sus días. Suena fácil cuando pensamos en compartir con nuestra pareja bajo un mismo techo los mejores momentos, pero también habrá malas rachas; seguramente llegarán momentos en que te preguntes si has tomado la decisión correcta y en que no puedas tolerar siquiera ver su cara.

Son cosas que pasan y no las podemos evitar, y no solamente en la vida de casados, sino en cualquier relación de pareja. Si decidieron dar ese gran paso debe ser por muchas razones muy importantes, por lo que valdría la pena que día con día alimentaran esas razones y disfruten el viaje lo más que se pueda. No sólo de amor vive el hombre, se requieren de muchas cosas más para lograr que una relación funcione, y si hablamos de matrimonio, tal vez se requiera el doble. Lo sé, no suena para nada romántico, pero piénsalo de esta manera, si verdaderamente amas a esa persona, es el amor de tu vida y quieres estar con ella hasta el final, entonces valdría la pena considerarlo, ¿no? Es por eso que reunimos 12 cosas que tú y tu pareja podrían hacer para que su relación triunfe, ¿te animas a intentarlo?

pareja casada

No dejen de viajar

No sólo les servirá para descansar del ajetreo de la vida diaria; saldrán de la rutina, pasarán un rato muy divertido, pero sobre todo, es el momento perfecto para volver a conocer a tu pareja y conectarte con ella, enamorarte de una vez más y reavivar la llama. Sólo son ustedes dos, por lo que ese tiempo juntos será muy íntimo y podrán aprovecharlo como si fuera la primera vez.

Discutan las finanzas y dividan los gastos

Las crisis financieras pueden ser el motivo de un sinfín de discusiones que, a la larga, podrían terminar por fracturar la relación. Esto se arregla con organización y comunicación; lleven una bitácora de sus gastos y decidan quién va a pagar qué cosas. Así, la responsabilidad es de ambos y cada uno sabrá perfectamente si está o no al corriente con sus pagos. Cada mes revisen esa bitácora y hagan cuentas; fijen metas para el próximo y no se olviden de ahorrar.

Dividan los quehaceres del hogar

El que vivan en un lugar limpio y agradable para ambos también tiene mucho que ver con su estado de ánimo y la dinámica de su relación, aunque no lo crean. Entre semana podrían aplicar los turnos para lavar los trastes, cocinar o tender la cama, y el fin de semana, decidan quién va a hacer qué y rolen las actividades cada ocho días. No sólo tendrán un hogar más limpio, sino que de alguna extraña manera, hacer juntos este tipo de cosas también nutre su relación.

pareja casada

No dejen de tener citas románticas

A veces la costumbre puede hacernos olvidar los pequeños detalles, uno de ellos es tener citas con nuestra pareja. Ciertamente, la dinámica ahora es diferente, y la convivencia diaria puede hacernos obviar algunas cosas. No caigan en la monotonía y salgan una o dos veces por semana. Pueden planear una cita romántica un viernes por la noche, o salir de paseo el fin de semana.

Nunca dejen de hablar

Empezando por líneas tan simples como '¿qué tal tu día?' Este tipo de preguntas demuestran interés y generan un vínculo con tu pareja. Hablen de todo, del clima, del trabajo, de su relación y de sus problemas existenciales. Tu pareja también es tu confidente y seguramente una de las razones por las que decidieron casarse es por las increíbles conversaciones que pueden tener, así que invierte en ellas y busca un momento del día para platicar a gusto con tu pareja.

No se falten al respeto

Yo sé, parece obvio, pero a veces en los más mínimos detalles estamos faltando al respeto y no nos damos cuenta del daño que podríamos estar haciendo. Si estás de mal humor, evita dar malas contestaciones y mejor respira y cuenta hasta diez. Si algo no te parece, busca un buen momento para platicarlo, pero no se lo eches en cara groseramente. Ni hablar de los insultos, chantajes y ademanes ofensivos, esos están fuera de discusión y por nada del mundo deberías utilizarlos. Recuerda que, cuando se pierden el respeto, muy difícilmente podrían recuperarlo.

pareja casada

Celebren sus éxitos

Cuando tenemos algún triunfo, lo primero que queremos hacer es correr a los brazos de nuestra pareja a contárselo, ¿o no? Deberíamos compartir esa emoción y alegrarnos por ellos tanto como si fueran nuestros logros. Si para tu pareja es importante ganar un partido de fútbol o conseguir un mejor puesto en su trabajo, el que tú estés allí para apoyarle y echarle porras lo puede motivar más que cualquier otra cosa en el mundo. 

No pierdan el deseo

¿Recuerdas lo difícil que podía ser tener sexo con tu pareja cuando eras más joven? Ahora que viven juntos, no deberían dejar pasar un sólo día sin demostrarse cuánto se desean el uno al otro, aunque no terminen en la cama. Todos queremos sentirnos deseados por nuestra pareja, no hay una mejor sensación que esa, así que no la pierdan y aprovéchenla al máximo. Que el tiempo, el trabajo, los niños o lo que sea, no sean el pretexto para quitarles al menos media hora de valioso y delicioso placer. Esto los unirá más y su relación será más fuerte.

No se olviden de los cumplidos

Y esto no sólo implica reconocer cuando tu pareja luce muy bien; también se considera un cumplido decirle lo rico que le quedó el desayuno o darle las gracias por haber preparado tu almuerzo para el trabajo. Reconocer esos pequeños detalles en el otro es un incentivo para que continúe haciendo las cosas que te hacen sentir bien, además de que haces que tu pareja se sienta valorada, y eso no tiene precio.


parejas casadas


Siempre concéntrense en lo positivo

Nos resulta más fácil quejarnos de las cosas que no nos gustan o que están saliendo mal, pero lo cierto es que esto no siempre conduce a nada bueno, a menos de lo digan de manera constructiva y siempre buscando una solución. Pero lo más importante es siempre enfocarse en las cosas buenas, tanto de tu pareja como de la vida que llevan juntos, pues si sólo están pensando en lo negativo, lo único que van a lograr es que se harten muy rápidamente, y no quieres eso, ¿o sí?


No se pongan demasiado cómodos

Es increíble que exista confianza en una relación y poder ser nosotros mismos al 100% con nuestra pareja; sin embargo, puede suceder que en el camino nos olvidemos de los pequeños detalles porque sentimos que la conquista se ha terminado, que descuidemos nuestro físico porque estamos seguros de que nos van a querer como sea (que puede ser cierto, pero también puede entenderse como desinterés), o que dejemos la puerta abierta cuando vamos al baño (u otras cosas todavía más desagradables). Cuidar estos aspectos también indican respeto e interés por nuestra pareja y no implican el mayor esfuerzo.


Planeen alguna actividad juntos

Que su vida juntos no se resuma en desayunos, comidas y cenas. Planeen alguna actividad que sea solamente suya y que ambos disfruten, como salir a correr por las mañanas, leer en la terraza los domingos o tomar clases de baile de salón. Lo que ustedes prefieran, pero que sin saberlo también estarán regando la plantita de su matrimonio que con cuidados y dedicación, no dejará de dar frutos.


parejas casadas


La cosa no termina una vez que dan el 'sí' en el altar; si ya han invertido tanto tiempo y esfuerzo en construir su relación por tantos años, este no debería ser el momento para aflojar el paso y dejar que las cosas sucedan solas. Para que un matrimonio funcione, sólo necesitan la disposición para hacerlo y quizá hacer algunos ajustes para que todo pueda marchar bien. Encontrar al amor de tu vida no fue cosa fácil, así que ahora que lo tienes, lucha por él hasta el final.


***

Te puede interesar:

Razones por las que contraerás matrimonio con la persona equivocada

10 razones por las que deberías vivir con tu pareja antes de casarte



Referencias: