12 señales para darte cuentas de que estás saliendo con un patán

12 señales para darte cuentas de que estás saliendo con un patán

Por: Geovanni M -





Su imagen no figura en la Enciclopedia Británica. Su descripción no está disponible en ningún portal electrónico o espacio dedicado a la naturaleza humana. Aún no cuenta con una clasificación delimitada en el mundo animal porque ninguna especie coincide con las características (variables en la mayoría de los casos) de este espécimen.

El origen de este individuo es incierto, no se ha logrado rastrear su primera aparición en los archivos históricos. Nadie sabe cuándo o dónde se presentó por primera vez; si acaso las primeras civilizaciones ya contaban entre sus filas con este individuo al menos alguien similar a él en su conducta.

La literatura médica no da razón de su génesis ni la Antropología ha revelado sus investigaciones al respecto. Quizás aún esperan hallar los rastros de una civilización extraviada en el transcurso de los milenios como evidencia tangible de su existencia y evolución. Sin embargo, el diagnóstico es unánime, el patán existe y afecta a millones de relaciones humanas en el planeta.

salir con un patán

Se trata de un individuo referido mil y un veces en las conversaciones entre amigos. Su apariencia es cambiante. Su comportamiento oscila entre la agresión y el encanto promedio. Similar a las plantas carnívoras, se vale de sus atributos más agradables para seducir y atraer a quien no descifre el malévolo código por el que se rige.

Pero la belleza comete errores como todo lo existente. Tarde o temprano algo falla en su mecanismo de simulación y el patán queda expuesto, el pobre es más pequeño, mucho más, de lo que se imagina. Presta atención. Cada patán es distinto, pero hay detalles, señales que los delatan sin intención y no puedes dejarlos pasar.

*
Abunda en los comentarios sexistas

Con frecuencia, el patán es elocuente al hablar. Se expresa con simpatía (no siempre con una simpatía inteligente), pero al hacerlo se refiere a las mujeres como un género en segundo plano: “las mujeres no saben manejar”, “calladita te ves mejor”, “dedícate a la cocina”, son frases comunes y socorridas en su conversación.

one day hombres patanes

Ejerce presión para tener relaciones sexuales

El patán asume una postura. Considera que es el tipo más atractivo del mundo (incluso cuando sus rasgos físicos no concuerdan con su discurso), y obliga a su pareja para que acceda a tener relaciones sexuales cuando ella no lo desea.

patan michael fassbender

Es presuntuoso

El patán habla en exceso de su pasado. Para él, su vida sexual es mucho más valiosa que su historial emocional y tiende a exhibirlo frente a sus amigos. No siempre lo hace con su pareja, pero en definitiva es uno de los temas más comunes entre su círculo de amistades y, por supuesto, no podría presumir sin alterar los hechos.

sexo oral para hombres

Cree que puede comprar a las personas

Se rige por el costo de las cosas. Para el patán, el valor de las personas, las situaciones o los objetos no es importante. Su atención se concentra en adquirir para ampliar sus posesiones porque se asume dominador y es presuntuoso, pero la mayor parte del tiempo, ni siquiera sabe lo que tiene.

antesdemorirsexualidad

Es manipulador

El discurso del patán está calculado. Como si se tratara de un ludópata entrenado para ganar todo el tiempo, su obsesión por controlar la circunstancia no le permite ser tolerante, comprensivo y mucho menos flexible. No conoce esas palabras. Simple y sencillamente, si no tiene el control, buscará la manera de conseguirlo.

american psycho estrategias de manipulacion


Es irrespetuoso

Ignorante del valor de las personas y sus sentimientos, el patán tiene actitudes agresivas y groseras. Él y la cortesía sencillamente no se conocen. Además, expresiones como “cállate”, “qué me importan tus problemas” o “me hartas” son cotidianas en las “conversaciones” con su pareja; generalmente son expresiones imperativas.

btich

Intenta solucionar las cosas a gritos

El patán no sabe cómo dialogar. Si algo no le gusta se desquitará por ello, sin intención aparente, o buscará la forma de levantar la voz sin importarle dónde se encuentre. En este punto, el patán es capaz de rendirse a sus instintos y puede llegar a los golpes, no siempre sucede, pero el riesgo es latente.

sick patan


Menosprecia los logros o virtudes de su pareja

Irrespetuoso y grosero, este individuo intenta dejar en una posición menor, por no decir pésima, las cualidades de su pareja al descalificarlas. Lo hace en público (frente a las amistades de ambos, familiares o personas cercanas) o en privado.

marlon brando hombres patanes

Es egoísta

Sin importar la consecuencia de sus acciones, o la falta de ellas, el patán actúa por inercia. En su naturaleza, calculadora pero no reflexiva, únicamente aparece su persona como último objetivo y busca complacerse en todo momento. Sus intereses son primero, así como sus aficiones, necesidades e inquietudes. No ayuda a nadie, pero exige ser apoyado con regularidad.

tony skins

No escucha

Su pareja está frente a él, quizá del otro lado de la línea telefónica, y mientras intenta explicarle cuál fue la causa por la que no le gustó su día, el patán dedicará su tiempo a entornar los ojos y a bostezar tanto como un hipopótamo tumbado al sol. Difícilmente su respuesta tendrá una relación con la charla y buscará la menor oportunidad para seguir hablando.

hugh grant patan

No reconoce sus equivocaciones

Como primero en su lista de prioridades, el patán no acepta jamás una equivocación, por mínima que ésta llegue a ser. No rebajará la imagen que tiene de sí mismo, tomando en cuenta su forma de pensar, aún cuando se vea en entredicho por la falta cometida. Pedir perdón tampoco tiene cabida en su información genética.

salir con un patanes


No es responsable

Situado al centro de un universo ficticio, edificado hasta el mínimo detalle por él mismo, el patán puede llegar a realizar lo que tiene que hacer, pero es incapaz de responsabilizarse por sus acciones; específicamente las malas acciones. En su afán por tener siempre la razón y sobresalir a toda cosa, no reconocerá las faltas que comparte con cualquier otro ser humano. Inmaduro.

manipulador-neurotico

Existe una tenue línea entre las actitudes "patanas" y ser patán. Cualquier persona puede tener un mal día y sucumbir a una acción grosera o exagerada. Sin embargo, nada justifica un comportamiento agresivo o violento.
El patán se diferencia de los hombres porque recurre a alguna de los comportamientos anteriores con suma regularidad, explÍcita o implicitamente, no importa, pero se vale de ellas. El maltrato cambia de máscaras.

salir con un patán

Hombres y mujeres son vulnerables a la equivocación esporádica y aun así no están eximidos de reconocer su falta. Sin embargo, los patanes (hombres y mujeres) las llevan a cabo una y otra y otra vez. Reconocerlos puede significar salir con vida de un problema mucho mayor. No es necesario que su imagen destaque en las series fotográficas de National Geographic o Wildlife; a diferencia de la sana vida animal en el planeta, el retrato del patán (másculino o femenino) es una especie que debe ser extinta por el bien de las relaciones y la convivencia humana.
Mal acompañados no es mejor que solos. 



Referencias: