Estilo de vida

5 cosas a las que se enfrenta una mujer de busto grande al comprar un brasier

Estilo de vida 5 cosas a las que se enfrenta una mujer de busto grande al comprar un brasier

Encontrar la talla correcta en un brasier es difícil, pero lo es aún más para las chicas con busto grande

Para algunas mujeres tener busto grande puede parecer una bendición y un ideal. Por eso incluso algunas optan por someterse a cirugías para aumentarlo. De acuerdo con el informe sobre métodos cosméticos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés), es el tercer procedimiento quirúrgico más efectuado en todo el mundo y el segundo más solicitado. Sin embargo, sólo las chicas con esta característica realmente saben lo que implica. El busto grande puede causar molestia porque se siente pesado, se mueve casi todo el tiempo y los pezones apuntan hacia abajo. Entonces, se convierte en un problema serio de salud debido a los dolores de espalda y cuello, entre otras complicaciones físicas y emocionales. A pesar de esto, cada mujer debe aceptar su cuerpo tal como es y no hacer tanto caso a las presiones sociales, comparaciones o burlas que suelen dañar la autoestima.


post-image


A las mujeres con bustos grandes prendas como blusas, camisas, suéteres, polos o tops siempre les quedarán ajustadas. Del brasier ni se diga. Aunque no quisieran usarlos, no podrían dejar de hacerlo, ya que el peso de sus pechos perjudica aún más la columna y con ello el dolor de espalda al terminar el día. Por eso a continuación te presentamos las cosas a las que sólo una mujer de busto grande tiene que enfrentarse al comprar un brasier.


¿Qué talla soy? 


post-image


Con una cinta métrica debemos rodear nuestra espalda por debajo del pecho; es decir, la línea que separa éste con el abdomen, y anotar los centímetros. Posteriormente, para saber si la copa es A, B, C o D, hay que seguir los mismos pasos, pero esta vez a la altura media del busto, justo donde se encuentran los pezones. Al final se necesita comparar las medidas con una tabla ya preestablecida con las tallas universales. En la imagen de arriba sólo se muestra un ejemplo, ya que hay otras mucho más completas para no llevar el brasier más grande o pequeño.


Nunca encontrar la talla correcta 


post-image


Se tardan una eternidad para buscar su talla correcta. Para adquirir los brasieres que les gustan, más populares o novedosos, tendrían que tener mucha suerte. Para encontrar en ese modelo las tallas de que vayan más allá de las convencionales, como copa A, B y C (disminuye su cantidad a la tercera) siempre hay dificultades. Además, no siempre se ajustan al tamaño como realmente deberían, ya que las copas pueden ser más grandes de lo necesario o al revés: los senos se desbordan porque éstas son pequeñas. Si están muy apretados, ocasionan que la piel no respire, por consiguiente puede generar resequedad, erupciones e infecciones.


No es suficiente soporte


post-image


Para conseguirlo sólo hay que elegir aquellos que tengan bandas y ajustes anchos, pues tienen más resistencia para sostener los pechos y se pueden escoger los que se sujetan con más bandas que sólo una. De lo contrario, el peso ocasionará que se caigan y se tenga dolor en la espalda. Muchas complicaciones de las mujeres con busto grande se agravan y tienen que recurrir a una reducción.


Entre más aumenta la copa, más aumenta el precio del brasier


post-image

 

Regularmente son marcas que se especializan en las tallas grandes. Para realizarlos emplean mayor tela y tiempo de producción. En consecuencia, los precios se elevan. Si desean adquirirlos primero necesitan hacer un buen presupuesto para que sea un brasier que se ajuste correctamente a sus necesidades, pero que además sea de calidad para que su durabilidad sea larga y no se tenga que recurrir a comprarlos constantemente.


Caer en la trampa de comprar un conjunto de ropa interior 


post-image


La mayoría de marcas reconocidas hacen conjuntos de calzón con el brasier, pero es un error grave. Probablemente alguna de las dos prendas no te quedará, pues hay mujeres que tienen el busto grande pero las pompis no tanto. La recomendación es optar por mezclar los colores, estilos, estampados e incluso formas con la finalidad de que ambas tallas sean correctas.

***

Tengas los senos pequeños o grandes, sigual es siempre necesario asegurarnos de cuál es el tipo de brasier correcto para nuestro cuerpo, ya que siempre un detalle marca la diferencia.


Referencias: