Los 7 principios del budismo para decorar tu casa con equilibrio
Estilo de vida

Los 7 principios del budismo para decorar tu casa con equilibrio

Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

7 de abril, 2016

Estilo de vida Los 7 principios del budismo para decorar tu casa con equilibrio
Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

7 de abril, 2016



El budismo es una filosofía de vida que busca reunir al hombre con su auténtica naturaleza. A diferencia de otros caminos espirituales, no se basa en la fe como método fundamental del conocimiento, así como tampoco cree en la gracia divina ni en la revelación de un ser supremo. Por sorprendente que parezca, se basa en la búsqueda del conocimiento a partir de uno mismo y de nuestra presencia en el entorno; mostrando los pequeños detalles como la clave misma del estar en la vida, y que son tan obvios que los olvidamos dándolos por sentado.

En definitiva es un estilo de vida que se centra en la no agresión, que plantea la importancia de aprender a comunicarnos eficazmente y tener una forma correcta de relacionarnos con el mundo que nos rodea. Por ello es importante buscar un equilibrio entre nuestro interior con la realidad externa, empezando desde nuestro hogar. Nuestras casas son el reflejo de nuestros gustos y emociones; la forma en que distribuimos los muebles, la orientación de los objetos, el color de nuestras paredes, afecta el fluir de nuestra energía e inclusive puede determinar nuestro estado de ánimo y nuestras acciones.

Para que tu hogar esté en armonía con el mundo budista, te presentamos los 7 principios esenciales del budismo aplicados en la decoración de tu hogar que publicó Fast Co. Wisdom retomando el ideal del "shubimi": la simplicidad elegante. 


-
Austeridad

Cuarto minimalista

Muchas personas tienen el hábito de llenar la casa de muebles o el ropero de prendas a pesar de que dichos objetos no tengan una utilidad real, es decir, sólo sean de adorno. En el principio budista de la austeridad lo importante es contar con lo necesario. Por ejemplo, si sólo necesitas un abrigo para el invierno y un sólo buró en tu cuarto, ¿por qué tener más de uno?


-
Simplicidad

Estancia simple


Unido al punto anterior, los objetos de la casa, por más bellos que sean, no tienen que ser exagerados. No es necesario tener decoraciones ostentosas que ocupen demasiado espacio de tu entorno, puesto que lo único que hacen es viciar el aire. Para el budismo es mil veces mejor una decoración modesta y necesaria que provoque un efecto que frescura y orden, que decenas de adornos que rompan el equilibrio de un cuarto.


-
Sutileza

principios del budismo

Aún en la línea de lo modesto, la sutileza podría relacionarse en la forma de tus adornos. ¿Qué te parece buscar símbolos para darle un toque a tu entorno? Tal vez la Rueda del dharma, un mandala o una flor de loto. Estos elementos tienen grandes y profundos significados que, además de ser un detalle para la decoración, tendrá un sentido más allá para ti y tu estancia en casa.


-
Naturaleza

Adorno de flores sencillo

Para acercarte más al plano natural del universo, debes respirar profundamente y obtener mucho oxígeno. Intenta poner una planta en cada habitación de tu hogar, pero no olvides los principios de la austeridad, simplicidad y sutileza.


-
Romper con la rutina

mudanza

El camino budista es el camino de la transformación y qué mejor manera de hacerlo que estar constantemente rompiendo con la rutina. Tampoco te vayas al extremo y pongas tu dormitorio en la sala. Mejor intenta cambiar la orientación de tus muebles periódicamente, con sólo variar la posición de tu cama le mostrarás al universo que quieres cambiar.


-
Imperfección y asimetría

cuarto desordenado


Por extraño que te parezca, esta religión no busca la perfección como otras corrientes del pensamiento. Tiene muy en claro nuestra condición humana y no va ir en contra de ello. Más que la excelencia, un seguidor de Buda busca la liberación. Esto quiere decir que no tienes que encontrar el entorno perfecto, mejor intenta crear un espacio armonioso.


-
Tranquilidad

meditación


Para llegar a la liberación tienes que encontrar paz contigo mismo y la mejor manera es dar el primer paso hacia la tranquilidad. A veces te llevas los problemas del trabajo y la escuela a la casa y rompes con lo que hasta ahora has logrado. Estar tranquilo es apaciguar tu pensamiento y ego. Cada vez estés a punto de estallar, haz ejercicios de respiración y pon música de relajación. Un ambiente relajado también es parte de la decoración.


Por pequeño que parezcan estos detalles, si los llevas a la práctica crearás un ambiente propicio para fortalecer tu espíritu y encontrar paz en tu interior. Ya estás a un paso del equilibrio.


***
Te puede interesar:

Instrucciones para volver a amar: cómo superar la pérdida según el budismo

8 libros para adentrarte en el camino del budismo zen

***
Referencia:

Fast Co. Design







Referencias: