PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Por qué una mujer no se siente segura en el transporte público

Si criticas el vagón exclusivo, checa todos los tipos de acoso a mujeres en el transporte público que son cosa de todos los días.

Violencia, acoso e inseguridad son algunas de las palabras más utilizadas para describir la experiencia que cotidianamente viven las mujeres al hacer uso del transporte público; en un país dónde, de entrada, ser mujer implica una mayor probabilidad de recibir agresiones día a día, la movilidad de las usuarias se ha visto limitada a zonas y horarios que disminuyan el potencial riesgo que implica el transportarse. 

Diversas formas de acoso

El acoso verbal es un tema que dentro de nuestra sociedad es continuamente relacionado con aspectos culturales, que pretenden justificarlo a través de la idiosincrasia nacional, tratando de disminuir el problema; sin embargo es un hecho que actitudes como los piropos, chiflidos y comentarios o propuestas inapropiadas dentro del transporte público pueden convertirse en acciones de mayor gravedad como masturbaciones, exhibicionismo, manoseos e insinuaciones sexuales.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Algunos otros comportamientos identificados como parte del acoso a la mujer en el transporte público son las fotografías para fines pornográficos y tocamientos en zonas sexuales. La enorme cantidad de usuarios facilita estas condiciones de violencia que favorecen el anonimato del agresor, así como la poca sensibilización de los conductores de las unidades en temas de género.

Consecuencias para las víctimas

Anímicamente el acoso a la mujer en el transporte público deja rastro en forma de estrés, ansiedad, miedo, dificultad para respirar, depresión, angustia e insomnio que se reflejan en otros aspectos de la vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Físicamente también se teme que el nivel de agresión escale, de rozamientos inapropiados hasta la violación; lamentablemente el problema continúa cuando al momento de solicitar ayuda a las autoridades, estas denuncias no son debidamente atendidas y, al contrario, la culpa se vuelca hacia la víctima.

Acciones para combatir la violencia

Derivado de esta constante problemática se han propuesto diversas acciones y campañas que ayuden a disminuir y concientizar sobre la situación. En el caso de algunas ciudades al interior de la república, se ha instaurado el vagón especial para mujeres y niños, el cual, en el caso de la CDMX, está regulado a través del Reglamento de la Ley de Movilidad donde en su artículo 161 lo especifica como de uso exclusivo. En 2017 campañas como “Experimento Asiento” y “Experimento Pantallas” llevaron el foco de atención hacia el reconocimiento público de los temores que tienen las mujeres al usar el transporte público.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El Colegio de México planteó una serie de recomendaciones para abordar la situación que apuntan a la legislación, estadística, implementación y evaluación de más políticas públicas que prevengan la violencia de género en todos, la situación ahora será saber cuánto realmente influyen las decisiones políticas y legales en un problema de comportamiento social.

Si quieres saber más sobre el acoso a mujeres en el transporte público y otros tipos de violencia, checa:
La historia de las mujeres mexicanas que son encarceladas por abortar
Reflexiones literarias desde un lugar azotado por la violencia y la injusticia

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD