10 actitudes que no debes tener contigo mismo ni con los demás

10 actitudes que no debes tener contigo mismo ni con los demás

Por: Michelle V -



A veces, a pesar de esforzarnos mucho, no avanzamos. Simplemente no avanzamos. Repasamos cada una de las acciones que llevamos acabo y creemos que todo está en perfecta sintonía, pero al detenernos un poco y hacer consciencia de lo que está pasando a nuestro alrededor y nos damos cuenta que nuestra mente nos ha puesto muchas trabas, que nuestro ego y prejuicios, hacia otros y hacia nosotros mismos, nos afectan más de lo que pensamos en nuestra vida cotidiana. 

Emitir un juicio de valor u opinión es normal, pero siempre estarán basados en nosotros mismos, en nuestra realidad, realidad que es subjetiva. Es por eso que pensar desde nuestro lugar hace que algunas veces olvidemos que somos seres humanos y que el presente resulta ser algo extremadamente frágil y complejo.
Cada persona tiene una historia, miedos, sueños, frustraciones y momentos que atesorar, aunque existen un par de cosas que normalmente hacemos sin darnos cuenta y que afectan más de lo que creemos; quizás es por instinto, quizá por inercia, pero es nocivo y dejar de hacerlo no es fácil, es algo que se aprende con el tiempo ¿Cómo se aprende filosofía? Filosofando. Y es que la vida es exactamente igual -a vivir se aprende viviendo-, por eso a continuación te compartimos 10 actitudes que no debes tener contigo mismo ni con los demás. Con en el tiempo lo aprenderás:



Subestimar

actitudes que no debes tener

Subestimar es algo que, tarde o temprano, desearás no haber hecho, pues nunca sabes en qué circunstancias futuras (mediatas o inmediatas) te encontrarás, ni con quien. No se trata de que alguien más, o tú mismo, tomen revancha, pensarlo así es destructivo, la energía que sueles usar en ese tipo de pensamientos bien podría destinarse a cosas más enriquecedoras como hacer lo que realmente te gusta o mejorar como persona, pero es un hecho que en el camino encontrarás a muchas personas: algunos encuentros serán breves y otros significativos, pero como bien dicen: “Ten cuidado a quien pisas al subir, porque te lo encontraras al bajar”, nunca minimicemos a los demás o sus ideas.



Utilizar a los demás

actitudes que te complican la vida

¿Qué es aquello que orilla a que alguien se aproveche de otra persona? Muchos, en lo laboral, personal y sentimentalmente, se siente con el derecho de sacar ventaja de las habilidades, conocimientos, aptitudes o cariño para obtener un beneficio sin esforzarse. Si eres de las personas que lo hacen, tengo que decir que es algo que no te llevará a ningún buen sitio, por el contrario, te convertirá en una persona indeseable y poco confiable. Por otro lado, si eres quienes lo dan todo sin cuestionar o esperar algo a cambio: basta, todo eso podrías estar haciéndolo por ti y para ti, es hora de despertar y actuar en pro de tu crecimiento personal. 


Ridiculizar

actitudes que te complican la vida

Esto es algo tan común, que se ha perdido la noción de lo que realmente significa y todo lo que conlleva. Desde hacer comentarios inapropiados, expresiones irrespetuosas o exageradas, burlas o hasta compartir contenido que no te pertenece para hacer mal uso de la información, sólo son algunas maneras de ridiculizar a los demás y a ti mismo.
 

No Escucharte

actitudes que te complican la vida

Meditar y escucharte a ti mismo son actividades estrechamente relacionadas, lo cual no significa que tengas que levitar o destruir tus pensamientos. Se trata de concentrarte y poner verdadera atención a lo que tu cuerpo y mente te están diciendo.  Aprende a desarrollar tu intuición, normalmente, cuando tenemos un problema o conflicto, conocemos la respuesta y la solución, pero nos da miedo errar, nos da miedo el dolor que podría causarnos o la dificultad que representa. Hazlo, no hay nada más satisfactorio que saber qué es lo que realmente deseas.



Competir

actitudes que hacen tu vida más pesada

Quien compite sufre. Compararse es ridículo por muchas razones, no puedes intentar saberlo todo o lucir como los demás cuando cada uno de nosotros posee cualidades, defectos, aptitudes y actitudes distintas en el mundo. Si se trata de buscar ser mejor persona de lo que eras ayer nunca lo lograrás si deseas entrar en un molde o patrón impuesto, pues estar fijándose en los demás es fatal y muy doloroso, además de quitarte energía que podrías estar utilizando para crecer como persona.



Mentir

actitudes que hacen tu vida más pesada

Está comprobado que la mente humana “embellece” los recuerdos y, hasta cierto punto es lógico. Pero andar por ahí contado historias que nunca ocurrieron o agregando detalles inexplicables no es normal. No mientas, no sólo a tu pareja; no le mientas a tus amigos, a tus compañeros de escuela o trabajo, a tu familia y muchos menos a ti mismo. Ocultar la verdad sólo te traerá estrés y la posibilidad de ser desenmascarado por la vida en algún momento. No hay nada que se agradezca más que una persona honesta. 



Exhibir

actitudes que hacen tu vida más pesada

Aplica para todo. La discreción, el respeto y la prudencia son tres actitudes sanas y solidarias que te alejarán de la sola idea de exponer a los demás. Piensa un poco antes de actuar: ¿qué pasaría si fueras tú a quien están a punto de exponer?


 

No Aprender

actitudes que hacen tu vida más pesada

Los seres humanos somos capaces de cometer un error hasta dos o tres veces, y no tiene que ver con la mala memoria, tiene que ver con el aprendizaje y las decisiones, con hacer consciencia sobre lo que está pasando en tu interior y exterior, así como de aquello que deseas y no en la vida. De todo y de todos se aprende, eso hace a la vida más rica. También puede ser necesario “desaprender” algunas cosas con las que has crecido o creído por años, pero con calma, que todo es posible.


Descalificar

actitudes que no debes tener

Algunos dicen que es un mecanismo de defensa, pero lo que sí es un hecho, es que esta actitud es el resultado de nuestras frustraciones. Ir invalidando las acciones, logros, actitudes o discursos de otros sólo denotan intolerancia. Sentir gusto por los logros de los demás y poder reconocerlo habla de madurez, educación y de una cualidad humana muy bella.

 

Aferrarse

actitudes que hacen tu vida más pesada

Muchas veces nos aferrarnos a planes, personas, momentos e incluso a las ideas, cuando es mejor desprenderse. A esto se le llama desapego y resulta muy sano, es más, es el famoso “perder para ganar”: cuando algo termina o no sucede de la manera en que esperábamos no es un fracaso, es parte de un todo, del ciclo. Entender y respetarlo está en nosotros.




Con la inmediatez en la que vivimos, ahora dejamos de lado lo que es valioso, pudiéramos culpar al sistema, a la crisis mundial y al mal gobierno, pero a veces sólo basta con detenerse, contemplarte y mirar a tu alrededor.

Es triste minimizar tus logros, habilidades y sueños, o los de otros. Puede que algunos sean bendecidos y sin mayor esfuerzo logren sus metas, pero nunca sabrás lo complicado que puede ser y todo lo que está detrás de cada triunfo.

Detrás de cada persona se albergan sueños, deseos, dolor, miedos, amigos, decepciones, fracasos y éxitos que se fusionaron después de un largo aprendizaje. La vida puede ser un camino muy breve o muy largo, muy doloroso o muy bello, pero sólo es tuyo. Matices siempre tendremos, pero todo depende la actitud que adoptes frente a estos y la manera en que te relacionas con los demás. Al final cada uno de nosotros resulta ser un espejo.



**
Cuando encontramos a la persona con la que deseamos compartir todo lo que somos viviremos 56 cosas que con nadie más será posible; da click aquí y mira de qué estamos hablando, ¿con cuáles te identificas?


 

Referencias: